¿El minimalismo nos hace ser más felices?

Cada vez son más las personas que deciden optar por una vida minimalista en ciertos aspectos de su vida. No son pocos los psicólogos que aconsejan practicar este etilo de vida. Hoy queremos hablaros de las ventajas relacionadas con el bienestar que tiene abogar por el minimalismo en nuestros hogares. 

Se acabó el acumular por acumular, es hora de reducir las cosas que desbordan nuestros hogares y quedarnos solo con aquellos que realmente nos reporta algo o que necesitamos. Es el momento de convertir nuestra casa en ese oasis de tranquilidad donde recuperarnos del día a día.

¿Qué es el minimalismo?

Tener un montón de cosas en cada superficie, cajón, armario o mueble de nuestra casa puede ser un lío que nos complique la vida. Muchas veces no podemos encontrar aquello que necesitamos porque tendemos a guardar un montón de cosas porque… en su momento me gustó, porque me lo regalaron, porque no lo uso pero está nuevo, porque y si lo necesito en algún momento…

El minimalismo dice que la felicidad está en el significado que les damos a las experiencias o cosas. Es por ello que todo lo que carece de este significado es algo que tiende a desviar nuestra atención de lo importante y a formarnos un lío en nuestra cabeza o en nuestro hogar. Acumular por acumular no hace más que volver más estresante un lugar que debería ser nuestro oasis de paz para desconectar del día a día. No hay nada mejor que tener espacio físico y mental en nuestras vidas.

Ser minimalista no significa tener un hogar frío y vacío, sino tener un hogar donde poder relajarnos, que se mantenga ordenado y limpio con facilidad, que nos de sensación de amplitud y luminosidad y, lo más importante, donde podamos dejar el estrés del día a un lado y sentirnos bien para renovar las energías.

Razones por las que el minimalismo nos da sensación de bienestar y felicidad

Aplicar el concepto del minimalismo en nuestro hogar o en algunas de sus estancias, puede reportarnos grandes beneficios que se traducen en bienestar. 

Llegar a nuestra casa después de la jornada debería convertirse en llegar a un lugar donde nos sintamos a gusto, donde podamos descansar, desconectar y relajarnos. A veces esto no es del todo posible al tener que limpiar la casa, ordenarla o si la tenemos saturada de cosas. Todo ello puede reportarnos más estrés.

Para conseguir estos beneficios no es necesario conseguir un minimalismo riguroso sino adaptarlo a nuestras necesidades.

A continuación hablamos de 7 puntos que vienen de adoptar el minimalismo en casa y por los que sin duda merece la pena intentar adoptar esta forma de vida en casa.

Tonos cálidos

1.Mayor sensación de orden

Tener las superficies lo más despejadas posible no solo aumenta la sensación de orden sino que además ayuda a mantener el orden en casa al reducir la cantidad de cosas que tenemos.

2.Más sensación de equilibrio entre las distintas estancias de casa

El minimalismo no mezcla estilos y colores en exceso. Al dar unidad con los colores, la cantidad de objetos y los estilos de nuestra casa, conseguimos una sensación de equilibrio en nuestro hogar que nos reporta tranquilidad y relajación.

Lo importante es que los colores y estilos por los que apostemos sean totalmente de nuestro gusto y no sean muy recargados.

3.Menos es más

Eliminar de nuestro hogar aquellos elementos que realmente no nos aporten buenas sensaciones y que lo que hacen es recargar y distraer nuestra atención es algo fundamental para conseguir una sensación de tranquilidad en nuestro hogar. Es tan sencillo como eliminar todo aquello que no es necesario y que no nos aporta nada a nuestra vida. 

Así conseguiremos dar valor y protagonismo a los pocos objetos y muebles que conservemos y al mismo tiempo tener una sensación de tranquilidad.

Las formas circulares ayudan a que nuestros ambientes sean más confortables, por tanto añade algunas de estas formas en mesas, sillas, etc.

4.Elección de materiales naturales como las fibras o la madera

Apostar por materiales naturales ya aporta una sensación acogedora en casa de por sí, pero si juntamos estos materiales con el minimalismo, el resultado puede ser un hogar cálido y reconfortante que nos aportará tranquilidad.

Otra opción excelente es decorar con plantas que tengan propiedades beneficiosas para nosotros, como las que purifican el aire. Las plantas nos reportan una sensación de tranquilidad y paz. Eso sumado a los beneficios de tener un ambiente limpio gracias a ellas sin duda se convierte en un plus para cualquier hogar.

Quizá pueda interesarte: Las mejores plantas que puedes tener en casa para cuidar de tu salud

5.Limpiar es mucho más sencillo y rápido

Tener los muebles y los objetos justos permite que limpiar nuestro hogar sea una tarea mucho más rápida y fácil. Ello nos permitirá tener nuestra casa siempre limpia sin invertir mucho tiempo lo que favorecerá a nuestra sensación de bienestar.

6.Podremos valorar lo que es realmente importante

Al reducir todas las cosas nos vemos en la tesitura de hacer una selección entre los objetos que se quedan y los que no. Habrá objetos que es muy sencillo eliminar, incluso que lo estaréis deseando pero por un motivo u otro seguían estando en vuestro hogar. Sin embargo, habrá cosas que nos costará más decidir si son o no importantes y deberemos valorar lo que significan para nosotros. Por último, habrá cosas que desde el primer momento sabremos que se van a quedar con nosotros.

Hacer esta reducción de objetos nos permitirá poder contemplar sin obstáculos todas aquellas cosas que realmente signifiquen algo importante para nosotros o que nos transmitan buenos recuerdos o que nos resulten placentero contemplarlas. Así, conseguiremos sentirnos mucho mejor en nuestro hogar, deshacernos de esa fiebre consumista y acumuladora y valorar lo que realmente significa algo para nosotros. Este es el camino de acercarnos a la felicidad y el bienestar en la intimidad de nuestro hogar.

7.Ambientes con sensación de amplitud y luminosidad

En el minimalismo el color predominante es el blanco o colores que aporten una gran luminosidad. Ello sumado a la reducción de muebles y objetos e incluso muchas veces de cortinas, influye en conseguir que nuestra casa se vea más amplia y que la luz incida más en todas las estancias.

Tener un hogar donde no nos sintamos como en una cueva es sin duda muy importante para nuestro organismo y conseguir una sensación placentera.

Quizá pueda interesarte:


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.