Tirón muscular: qué es y cómo actuar

Tirón muscular, síntomas

Un tirón muscular o también llamado distensión muscular, ocurre cuando se produce una sobrecarga en un músculo. Este se estira demasiado y puede dar rotura de algunas fibras musculares, el tendón al completo o del propio músculo donde se ha producido la lesión. Este tipo de lesión es más frecuente en personas que practican deportes, en personas que están preparando una competición y deportistas de élite.

No obstante, cualquier persona puede sufrir un tirón muscular en un momento en el que se somete a un gran esfuerzo a la musculatura del cuerpo. También es frecuente en personas de avanzada edad, especialmente en aquellas que realizan movimientos repetitivos y que a menudo sufren otros problemas musculares como tendinitis. ¿Quieres saber cómo detectar y actuar ante un tirón muscular? Te lo contamos a continuación.

Síntomas del tirón muscular

Tirón muscular

El síntoma más claro del tirón muscular es el intenso dolor que produce la lesión, a menudo se localiza cerca de las articulaciones en brazos y piernas. Esta lesión puede producirse después de un golpe, al realizar una carrera o tras una sesión de entrenamiento muy exigente. Además del intenso dolor, la persona que sufre el tirón muscular tendrá dificultad para andar o para mover el brazo, en función del lugar donde se produzca la lesión.

Además del dolor y la dificultad para mover la extremidad donde se haya producido el tirón muscular, puede aparecer un hematoma en la zona, una clara señal de que existe rotura de fibras en el menor de los casos o del músculo afectado en los más graves. También se producirá una inflamación y la zona se sentirá más caliente que el resto del cuerpo.

En función del tipo de lesión, la gravedad se clasifica en tres grados:

  • Grado 1. De primer grado o ligera, es cuando la lesión se produce cuando las fibras musculares se estiran pero no existe rotura. Esta lesión tarda aproximadamente una semana en remitir, es dolorosa pero en un grado bastante leve.
  • Grado 2. En este caso la lesión es moderada y existe un daño o laceración en las fibras musculares o en el tendón. Generalmente, el dolor es más intenso y dura más tiempo, pudiendo alargarse entre 1 y 3 semanas.
  • Grado 3. Una lesión grave con rotura total del músculo o el tendón. El dolor es muy intenso, hay hematoma, inflamación y cambio de temperatura en la zona donde está la lesión.

Si tienes la sospecha de que puedes haber sufrido un tirón muscular, debes parar la actividad física y acudir a los servicios médicos a la mayor brevedad. Para poder determinar el grado de gravedad de la lesión, será necesario realizar como mínimo una radiografía, además de las pruebas que el especialista pueda requerir en el momento.

Cómo actuar

Tirón muscular

En el momento en el que se produce la lesión y aparecen los primeros síntomas del tirón muscular, hay que aplicar frío de forma inmediata, ya sea con compresas frías o con hielo. Evita realizar movimientos bruscos y no subestimes el dolor. La lesión puede ser más grave de lo que pueda parecer en un primer momento, ya que en los casos más graves, la reacción del cuerpo en forma de inflamación evita que puedas sentir el dolor real de la rotura de fibras o el propio musculo.

El tratamiento del tirón muscular dependerá de la gravedad del mismo el grado de lesión. Generalmente lo que se recomienda es reposo, también aplicar frío en la zona donde se ha producido el tirón muscular. También podrás tomar antiinflamatorios para el dolor, aunque será el médico quien te recete lo más apropiado en tu caso según las necesidades.

Incluso, en los casos de lesión más severa es posible que el médico recomiende algunas sesiones de fisioterapia para curar la lesión por completo y que el paciente pueda recuperar la movilidad y sus actividades cotidianas. Recuerda que una lesión muscular mal tratada puede provocar que la recuperación sea más larga y dolorosa. Además, puede provocar que aparezcan otras lesiones de diversa gravedad.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.