Cómo correr bien: trucos y consejos

Aprender a correr

Correr es uno de los ejercicios más primitivos y completos que existen, desde que nacemos, tenemos la capacidad de correr como un impulso natural. Sin embargo, todas las personas no tienen la habilidad innata de correr bien. La buena noticia es que eso es algo que se puede aprender, con técnica, con práctica y con constancia, es posible aprender a correr como todo un profesional.

Para empezar, debes saber que para correr bien debes primero aprender a respirar correctamente. Ya que, este es el fallo principal de muchas personas. Aguantar un buen rato de trote, no es tanto un esfuerzo físico como una correcta respiración. Porque puedes tener una forma muy buena, pero si no puedes controlar la respiración no podrás aguantar más de unos pocos minutos.

Una buena preparación es fundamental, porque no basta con plantarte ropa deportiva y comenzar a correr en cualquier lugar. Para hacerlo correctamente, debes seguir estas pautas muy básicas.

Correr bien, ¿por dónde empiezo?

Cómo correr bien

Antes de nada debes preparar tu cuerpo para el ejercicio al que lo vas a someter, porque los músculos, las articulaciones y los tendones se atrofian cuando no se ejercitan. Para evitar lesiones graves, antes de empezar a correr debes calentar muy bien tu cuerpo. Así es como puedes prepararte para empezar a correr.

Ejercicios de calentamiento para correr:

  • Rodilla al pecho.
  • Estiramiento de los isquiotibiales, los músculos de la parte trasera del muslo.
  • Giros de las articulaciones, el cuello, las muñecas, las rodillas y los tobillos.
  • Extensiones de cadera.
  • Elevación de rodillas.

Según los expertos, el tiempo que se necesita para calentar correctamente antes de empezar a correr no debe ser inferior a 5 minutos. Aunque lo ideal sería un calentamiento previo de unos 10 o 15 minutos. Recuerda que preparar el cuerpo es fundamental para correr bien y sobre todo, para evitar lesiones.

La respiración

Los músculos utilizan el oxígeno para obtener la energía que necesitan al realizar un ejercicio. Si no respiras correctamente, utilizando el diafragma en su totalidad, estarás haciendo uso de una pequeña parte de tu capacidad pulmonar. Para que puedas visualizar cómo debes respirar para correr bien, piensa en cómo respiras y cómo utilizas tu oxígeno cuando quieres inflar un globo. Así es como debes respirar todo el tiempo mientras estás corriendo.

Una buena postura

Cómo correr bien

Para evitar lesiones, es fundamental adoptar una buena postura y una correcta técnica al correr. Primero, debes saber cómo colocar las rodillas y los codos, porque los brazos te ayudan en el impulso a la hora de correr. Tu cuerpo debe estar semi flexionado, ni demasiado estirado ni demasiado contraído. Ayúdate de todo tu cuerpo para correr, los brazos flexionaos y las palmas abiertas con las puntas de los dedos hacia adelante.

Escucha a tu cuerpo

Aprender a correr bien es una cuestión de práctica y cualquier exceso, puede convertirse en el principal inconveniente. Es decir, es preferible empezar poco a poco, descubriendo la capacidad que tiene nuestro cuerpo. Escuchando e identificando las señales que este nos manda, para saber qué es lo que debemos trabajar previamente antes de someter al cuerpo a un esfuerzo de este calibre.

También supone un esfuerzo mental, un ejercicio de fortaleza que debes trabajar con tiempo. Si quieres correr correctamente, debes ser consciente de lo que estás haciendo en todo momento. Debes mantenerte concentrada, pendiente de tus movimientos, aprendiendo a respirar y escuchando a tu cuerpo para detectar cualquier lesión incipiente. Hablar mientras corres, te impedirá hacerlo de forma correcta.

Mima tu cuerpo, que es el vehículo que te lleva a cualquier parte, el hogar que donde habita tu mente durante toda la vida. Tu cuerpo es casa, es protección y se merece una buena calidad de vida. Correr es un ejercicio muy saludable, ideal para perder peso, para fortalecer los músculos y mejorar la apariencia física. Pero también es una forma de mantener en forma el cerebro, de cuidar la salud de nuestro cuerpo y sobre todo, de evitar un envejecimiento prematuro. Aprende a trotar bien y podrás disfrutar de una vida mucho más saludable.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.