¿Por qué siempre tengo los pies fríos?

pies siempre fríos

¿Cuántas de vosotras tenéis siempre los pies fríos? Hay mujeres que acostumbramos a tener los pies fríos incluso en verano, cuando las temperaturas dejan de ser un motivo al que achacarlo. En estos casos, conviene analizar sus causas para ¡ponerle remedio!

Tener los pies fríos resulta muy desagradable y a menudo se asocia con un problema de circulación.  Y efectivamente puede ser la razón aunque este «problema» pueda presentarse de diferentes formas y grados. Pero, ¿hay otros motivos? En Bezzia te contamos hoy algunas de las principales causas para tener los pies siempre fríos.

Las causas

Hay personas que tienen las extremidades más frías habitualmente y no tiene por qué deberse a una patología importante si existen formas de aliviar el problema como usar unos buenos calcetines o masajearse los pies. Pero si no es así podría esconder un problema.

Pies fríos con calcetines gordos

Cuando uno expresa en alto que siempre tiene los pies fríos siempre habrá alguien que le indique que sufre un problema de circulación. Sin embargo, este no es el único motivo, también los hay neurológicos o de transpiración. También se pueden tener fríos a causa de una dieta no balanceada o de enfermedades como la tiroides o la enfermedad de Raynaud. Pero centrémonos en las causas mas populares:

Problemas de circulación

Que la sangre fluya correctamente garantiza que los pies se mantengan calientes en circunstancias normales. Cuando existe una obstrucción en las arterias que llevan la sangre a las zonas mas alejadas del corazón, en cambio, la temperatura de las extremidades podría ser menor con relación al resto del cuerpo.

En estos casos podrís sufrir una arteriopatía periférica. Lo que además de ese frío en las extremidades, podría provocar: una coloración blanquecina de la piel, dolor en las pantorrillas y la necesidad de pararte con regularidad mientras caminas y una cicatrización de heridas mas lenta.

Los pacientes con diabetes, hipertensos de muchos años de evolución y fumadores son especialmente proclives a padecer este cuadro. Pero tanto si sufres estas como si no, si reconoces los síntomas descritos es importante consultar el problema con el médico.

Traspiración excesiva

¿Cuántas veces hemos hablado de la importancia de usar un buen calzado? Usar un calzado inadecuado, hacer ejercicio o estar nervioso puede desencadenar hiperhidrosis o lo que es lo mismo una traspiración excesiva con un resultado refrigerante para el cuerpo.

Problemas neurológicos

Un nervio dañado o insuficiencias metabólicas, pueden hacer más probable que los pies estén fríos. Pero entre los problemas neurológicos el que de forma mas común provoca los síntomas de los que hoy hablamos podría ser la neuropatía periférica. Esta enfermedad comienza en los nervios más largos del cuerpo, aquellos que llegan a los dedos de los pies. El entumecimiento, el hormigueo, el ardor y el frío son síntomas asociados a este cuadro en sus inicios.

Formas de evitar los pies fríos

¿Quieres evitar los pies fríos? Lo ideal es consultar los síntomas con tu médico para que analice la causa y pueda indicarte un tratamiento que te ayude con este problema. Pero sin saber la causa concreta hay unos consejos que ya puedes empezar a aplicar:

  1. Cuidar tu alimentación y mantenerte hidratado tea ayudará a elevar la temperatura de los pies. Especialmente recomendados en estos casos, son los aceites vegetales, los frutos secos y en general los alimentos ricos en magnesio, vitaminas C, E y K y calcio.
  2. Apostar por un calzado de un material traspirable que guarde el calor y ligeramente holgado para que no influya en la circulación. En cuanto a los calcetines, estos deben ser preferiblemente de algodón o lana.
  3. Moverse y realizar alguna actividad física. La actividad física favorece la circulación. Si tienes un trabajo sedentario además será aconsejable que te levantes cada cierto tiempo y/o realices algunos ejercicios con las piernas mientras trabajas.
  4. Darse un baño caliente y un masaje inmediatamente después también ayuda. Procura que el baño no sea excesivamente caliente o conseguirás lo contrario y prueba a utilizar algún aceite como el de sésamo para el masaje.

Ahora que sabes por qué podrías tener siempre los pies fríos y algunos remedios para evitarlo, ¿los pondrás en práctica?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.