Herpes labial, las causas más comunes que lo provocan

Herpes labial

Si alguna vez has tenido un herpes labial, sabrás lo molestos que son y lo que cuesta deshacerse de ellos. Por si fuera poco, una vez que tienes un herpes te vuelves vulnerable a esta infección y puedes cogerlo con mayor facilidad. Por lo que si eres propensa a sufrir este virus, es muy importante que tengas en cuenta algunos consejos para prevenir los herpes.

La infección del herpes se produce por contacto y puede aparecer en la cavidad bucal, en los labios o en la cara. Cuando se produce el contacto, puede ser por una persona que ya tiene las lesiones ulceradas características del herpes. Aunque también puede haber contagio por otra persona que tiene la infección, aún cuando no se presenten las úlceras de forma visible.

Las causas que provocan el herpes labial

Contagio del herpes

El herpes labial es como se conoce a la infección provocada por el virus del herpes simple. Este virus se divide en dos tipos, el primero que es el que afecta a la zona oral o bucal y el segundo, que es el que provoca el herpes genital. En el caso del primero, es el más común y el que con más frecuencia se repite. De hecho, está considerado como un virus endémico en todo el mundo.

Este virus recibe el nombre científico de (VHS1) en el caso del herpes labial y (VHS2) en el del herpes genital. Uno de los principales problemas de este virus es que permanece latente en el organismo una vez que se contrae. Lo que significa que cada cierto tiempo se reproduce. Cuando se produce la primera infección, incluso después de realizar el tratamiento, queda inactivo en los tejidos nerviosos del cuerpo.

Por este motivo, de vez en cuando aparecen las úlceras que a menudo se conocen como «calenturas» porque uno de los primeros síntomas es la sensación de ardor en la zona donde va a salir el herpes. También se pueden manifestar otros síntomas como sensación de hormigueo, además de las úlceras o vesículas de la boca. No obstante, es posible tener el virus y no mostrar síntomas, ya que es algo variable en cada caso.

El virus del herpes se contagia a través del contacto con una persona que tiene el virus, pero también a través de superficies que pueden estar contagiadas. Por ello, es muy importante tener en cuenta algunos consejos preventivos con los que es posible evitar el contagio o la reproducción del virus una vez que ya está en el organismo.

Cómo prevenir el herpes labial

Prevenir el herpes labial

Para evitar el contagio del virus (VHS1) que es el que afecta concretamente a la zona oral, es muy importante evitar el contacto con superficies que puedan estar poco higienizadas o desinfectadas. Una de las causas más frecuentes de contacto por objetos, es a través de latas de refresco que suelen contener todo tipo de gérmenes y bacterias. Si vas a tomar un refresco, utiliza un vaso, una cañita reutilizable o un vaso.

También debes evitar compartir los cubiertos o los vasos con otras personas. Aunque sean de total confianza y no presenten el virus, ya que como hemos visto, el virus permanece latente aunque no se presenten síntomas. Además, existen otros factores de riesgo. En el caso de las mujeres, al tener la menstruación se es más sensible al contagio o a sufrir una reacción si ya ha habido un primer contagio.

Por lo que es muy importante seguir una buena alimentación con la que mantener el sistema inmune fortalecido, ya que tener las defensas bajas es otro factor de riesgo. Evita además tener los labios resecos, ya que entre las grietas de la piel es donde se esconde el virus y el contacto con los agentes externos puede provocar una nueva reacción. No obstante, si sufres herpes con cierta frecuencia, debes acudir a tu médico para que los pueda analizar.

También es aconsejable realizar un análisis completo para comprobar que no existe una carencia que pueda debilitar el sistema inmune. Consulta con tu médico y busca la mejor solución, ya que es posible convivir con el virus del herpes en el cuerpo sin sufrir las consecuencias de forma frecuente.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.