Cómo adelgazar sin dejar de disfrutar de la comida

Adelgazar y disfrutar de la comida

Uno de los principales problemas de hacer dieta es que se asocia irremediablemente con dejar de disfrutar de la comida. Cuando piensas en una dieta para perder peso te vienen a la cabeza ensaladas básicas, pechuga a la plancha, agua y un sinfín de restricciones. Algo que sin duda pone en peligro tu dieta desde antes incluso de empezarla, porque pensar así echa para atrás a cualquiera.

La comida está considerada como uno de los placeres de la vida, comer es divertido, se asocia a momentos de diversión y la mayoría de las fiestas familiares se celebran en torno a una mesa. Entonces ¿por qué dejar de disfrutar de la comida cuando se hace dieta? Pues básicamente porque existe el concepto erróneo de que para adelgazar, hay que dejar de comer las cosas que están más ricas.

Adelgazar y disfrutar de la comida es posible si sabes cómo

Para poder disfrutar de los placeres de la comida, lo primero de todo es aprender a diferenciar lo que es rico y saludable de lo que no lo es. Los alimentos procesados están repletos de sustancias que potencian los sabores, que los imitan, que los cambian. Llevan sustancias que hacen que esos productos parezcan riquísimos, que los necesites y te causen una cierta adicción.

Todo eso, en realidad no es más que una estrategia de marketing con uno de los mayores éxitos de la historia. Porque esos sabores no son reales, tomar un pastel con sabor a fresa no tiene nada que ver con comer un puñado de fresas naturales. En el pastel además de un químico que imita el sabor de la fresa, hay azúcares, grasas, potenciadores y todo tipo de sustancias que nada aportan al organismo. Sin embargo, en un puñado de fresas obtienes vitaminas, minerales, fibra, agua y un sabor realmente delicioso y natural.

Por lo tanto, la comida que realmente está rica es la comida real, la que tiene su propio sabor natural, la que no pierde su forma o textura para convertirse en otra cosa. Si aprendes a diferenciar lo que es una comida de verdad, de un alimento artificial, podrás mejorar tu dieta, adelgazar y sobre todo, podrás disfrutar de la comida. Toma nota de estos trucos para emprender este camino hacia la alimentación saludable.

Aprende a cocinar

Si te apetece un dulce, tómalo, no pasa nada aunque estés a dieta. Eso sí, prepáralo tú misma en casa para que sea un producto saludable, con ingredientes naturales y con los ingredientes más adecuados para no poner en riesgo tu dieta. En realidad, puedes comer prácticamente cualquier cosa si aprendes a hacerla en casa. No hace falta que renuncies a la pizza, solo tienes que cambiar la base de pan por una de coliflor, elegir un queso bajo en grasa y algunas verduras como topping.

Haz la lista de la compra

No hay nada más peligroso para la dieta que ir a la compra con hambre. En cuanto veas el pasillo de los procesados tu cerebro dejará de emitir las señales correctas, dejará paso a tu ansiedad y tendrás el deseo y la tentación de llevarte esas cosas que arruinan tu dieta. Haz una lista de la compra y cuando vayas al súper, pasa un tiempo en el pasillo de las frutas y las verduras para disfrutar del auténtico color y olor de los alimentos de verdad.

Descubre la alimentación consciente

Si te sientas a comer de cualquier manera, frente a la tele, con el móvil en la mano, un plato mal preparado en el que nada más dejas las cosas sin cuidado, es normal que no disfrutes de la comida. Pero es que así no disfrutarías ni de los mejores manjares de la vida. Aunque vayas a comer un filete con ensalada, puedes prepararlo con mimo, usar un plato bonito, poner la mesa con un vaso y agua fresca.

Deja el móvil lejos de la mesa, apaga la televisión y sé consciente de lo que estás comiendo. Solo así podrás disfrutar de los sabores de la comida, de las texturas y de lo rica que está la comida de verdad, especialmente si la preparas tú misma con todo el cariño. Con estos consejos y algo de fuerza de voluntad, podrás adelgazar y disfrutar de la comida.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.