Trabaja los oblicuos con estos ejercicios

trabaja los oblicuos

La zona del abdomen es una de las más importantes, porque la queremos ver más que perfecta. Pero es cierto que no siempre la lucimos como nos gustaría y es el momento de apostar por ella. ¿De qué manera? Pues trabaja los oblicuos y conseguirás grandes resultados que quizás, ni esperabas!

Ya que solo así podremos disfrutar de un tronco más esbelto y sin tanta grasa en sus laterales, como suele ocurrir. Es cierto que los milagros en este terreno no existen, pero con constancia y con un buen entrenamiento, conseguiremos resultados antes de lo esperado. ¿Quieres saber por dónde comenzar?

Elevaciones laterales de pierna

Uno de los primeros ejercicios que podemos hacer, y conocido por todos, es este. Se trata de tumbarnos en el suelo de lado. La pierna que queda abajo la puedes doblar o tener estirada. Te apoyarás con tus manos, para conseguir estabilizar el cuerpo. Si por cualquier motivo no pudieras, entonces pégate a una pared. Una vez colocadas, nada como levantar la pierna hasta que quede vertical. Pero eso sí, nunca debemos forzar y tanto las subidas como bajadas, las debemos hacer lento, sintiendo el ejercicio.

Abdominales y bicicleta: Dos en uno

Hacer abdominales en el suelo, comenzaba con colocar las manos tras el cuello y levantar el cuerpo. Pues bien, este paso lo vamos a mantener. Pero en lugar de mantener las piernas hacia el suelo, haremos la bicicleta. Por lo que debes tocar con el codo derecho la rodilla izquierda y el codo izquierdo la rodilla derecha. Todo ello, llevará un poco de ritmo, de modo que realmente se vea la bicicleta. Además, notaremos con los laterales del cuerpo comienzan a tirar y eso indica que trabaja los oblicuos.

Crunch lateral

De nuevo, es una especie de abdominal pero lateral. Hay varias versiones pero nos quedamos con una de la que partimos desde el suelo. Nos ponemos de lado, con las piernas estiradas y una sobre la otra. Si no aguantas, entonces dóblalas un poco. Ahora consiste en elevar tronco para volver a bajar a la posición inicial. Recuerda que no hace falta levantar mucho, porque estaremos trabajando de igual modo. Con solo el movimiento sencillo, la contracción se notará.

Oblicuo en polea

Quizás prefieres también apostar por hacer los ejercicios en tu gimnasio favorito y desde luego, que los podrás amoldar a todo tipo de espacios. Pero en ellos, te encontrarás con esta opción. Una opción que no es otra sino el poder realizar un ejercicio oblicuo pero en polea. Es decir, que lo haremos con cierto peso e involucrando también los brazos. Este se quedará estirado, mientras hacemos el  ligero movimiento de flexionar el cuerpo hacia el lado contrario. Debes alternar los brazos y conseguirás un gran resultado.

Isométrico lateral

Es cierto que uno de los ejercicios más odiados son las planchas. Pero aunque así sea, también es otro de los más completos para todo el cuerpo. Por lo que una variante de la misma, no se podía quedar ahora en el tintero. Se trata del isométrico lateral que es perfecto para trabajar los oblicuos como venimos haciendo. Así que, debes añadirlo a todos los anteriores. Se trata de colocarnos de lado, apoyando el peso del cuerpo en el antebrazo. Con las dos piernas estiradas, levantaremos el cuerpo. Por lo que nos quedará como punto de apoyo tanto el brazo mencionado como los pies. Aunque la posición correcta será colocar una pierna sobre otra, para mantener recto el cuerpo. Aguantas unos segundos y cambias de lado. Cuando ya lo domines, entonces, en esa misma postura de partida, podrás levantar la pierna, controlando siempre el equilibrio ¡Trabaja los oblicuos siempre!. ¿Cuál te ha parecido más complicado?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.