Todo sobre el colágeno

El colágeno se encuentra en nuestro cuerpo y pasa desgraciadamente desapercibido. Por esta razón, queremos dedicarle un espacio y aprender sobre qué es realmente, qué función tiene para nuestra piel, cómo se produce y dónde lo podemos encontrar.

Con el paso del tiempo, nuestra piel se resiente. Llegados a una cierta edad es conveniente empezar a cuidarse aunque sea levemente y varias veces por semana. Está bien empezar con cremas hidratantes que ralenticen el envejecimiento de la piel y la aparición de manchas, pero el colágeno es dar un paso más allá.

¿Qué es el colágeno?

Hablando mediante términos más técnicos, el colágeno es una proteína que se compone de muchas fibras. Es segregado por las células del tejido conjuntivo, es decir, por los fibroblastos. Constituye entre el 25% y el 30% de la masa proteica total del organismo y el 80% del tejido conectivo total.

El colágeno está formado por aminoácidos, como son la glicina, arginina, prolina, hidroxi-prolina. Además, es muy importante destacar la gran cantidad de zinc, cobre y silicio que posee. El colágeno se encuentra en todas las partes del cuerpo que desarrollan una actividad importante, como son los huesos, ligamentos y tendones convirtiéndose en un material o una proteína vital para la elasticidad de la piel.

Función del colágeno en nuestra piel

El colágeno aporta un plus de fuerza a todas las estructuras del cuerpo, las protege formando una barrera frente a sustancias tóxicas, patógenas y a todo tipo de toxinas que se encuentran en el medioambiente como son los microorganismo y las células cancerosas.

Por un lado, los vasos sanguíneos quedan bien protegidos gracias a la actuación del colágeno. El tracto digestivo, la vejiga, la vesícula biliar, riñones y corazón pasan el control del colágeno manteniendo los tejidos y células unidas. Por otro lado, el colágeno, se encuentra en gran cantidad en el pelo y las uñas así como en los ligamentos, y tejidos que unen los músculos a los huesos.

Es por ello, que el colágeno es tan importante porque forma parte de la dermis, sostiene la piel y es la proteína más compleja del tejido conectivo, por lo que si estamos faltos de colágeno en nuestro cuerpo, tendremos una falta de firmeza y por ende, un incremento de la flacidez.

¿Cómo perdemos colágeno? 

A medida que crecemos y envejecemos vamos perdiendo colágeno como consecuencia de los cambios metabólicos que vamos viviendo debido a la disminución de la producción hormonal, es decir, como consecuencia del paso de los años. El guardar menos colágeno en nuestro interior provoca que las estructuras epiteliales sean más débiles, una piel más fácil y más fácil de dañar. Un pelo débil, aparición de arrugas, flacidez, ligamentos menos elásticos y articulaciones menos flexibles.

Llegados a una cierta edad, como son los 25 años de edad, el organismo disminuye la producción de colágeno, y a partir de los 40 años la disminución es mucho mayor. En varios estudios y análisis sobre el tema, fácilmente se pierde un 1% de colágeno después de pasar de los 40 años. Y si tenemos esa suerte, a los 70 años la pérdida es aproximadamente del 30%.

Esto ocurre por diversas causas:

  • Mucha exposición solar, fumar, el estrés o abusar del ejercicio físico ayudan a esta disminución de colágeno.
  • Hay que dejar claro que el envejecimiento no destruye el colágeno, sino que empieza a producirse en menor medida. Por ejemplo, durante la menopausia, si dejamos de pensar en el colágeno, puede perder hasta un 30% del colágeno de la piel.
  • Una alimentación mal cuidada y hábitos de vida poco sanos son carne de cañón para que el colágeno no se produzca como debiera. Las vitaminas y los aminoácidos son fundamentales para la producción de proteínas y entre ellas se encuentra el colágeno. Los antioxidantes son ideales para ayudar a que el colágeno se mantenga mientras que una dieta muy rica en azúcares simples provoca su destrucción.
  • Si se padece de alguna enfermedad, puede que el cuerpo y el metabolismo no trabajen al mismo ritmo por lo que evitan la absorción de vitaminas y minerales.

Alimentos ricos en colágeno

A continuación, veremos dónde podemos encontrar el tan preciado colágeno en los alimentos que encontramos en nuestro supermercado más cercano.

Alimentos ricos en antocianidinas

Es decir, tenemos que buscar frutas que contengan antocianidinas en su interior. Para ello, buscaremos alimentos de color rojo y morado. Cerezas, arándanos, moras, frambuesas, frutos del bosque. Todas ellas protegen contra los rayos del sol, aumentan los niveles de vitamina C en las célunas y previenen la desaparición del colágeno de nuestra piel y en el tejido conectivo.

Alimentos ricos en vitamina C

Esta vitamina es vital para llevar a cabo una buena producción de colágeno, para mantener nuestra piel firme y saludable. La podemos encontrar en limones, pomelos y naranjas. Fresas, tomates, primientos y brócoli.

Alimentos ricos en prolina y lisina

La lisina la puedes encontrar en carnes magras, pescado, legumbres y lácteos desgrasados, y la prolina en la clara de huevo y en el germen de trigo. La lisina es un aminoácido esencial y debe ser obtenido a través de los alimentos, sin embargo,  la prolina, es un aminoácido no esencial que puede ser fabricado en el cuerpo.

Soja y derivados

La soja y sus derivados, como el tofu, tempeh y la leche vegetal de soja, puede contribuir a la formación de colágeno en la piel, tendones y ligamentos.

Alimentos ricos en cobre

El cobre ayuda en la formación del colágeno en el cuerpo, por lo que resulta beneficioso aumentar el consumo de alimentos ricos en cobre, como hígado, mariscos, ostras, verduras de hojas verdes, nueces y legumbres.



Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro profesional. Entre radio, televisión y pequeñas productoras dejo un hueco de mi agenda para compartir con vosotros lo más interesante que me encuentre por este camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.