Receta de buñuelos de Cuaresma

Buñuelos de Cuaresma

¿Quieres darte un capricho esta Semana Santa? Entonces, entre todos ellos, los buñuelos de Cuaresma tienen que estar presentes. Porque son uno de los postres más acertados y como no, también más fáciles de hacer. Te sorprenderán por su sabor y además, gustarán a toda la familia, por lo que es el momento idóneo para ponerte manos a la masa.

Podemos decir que los buñuelos son una receta tradicional, aunque no es de extrañar que en ocasiones haya sufrido algún cambio. Ya sabes que cada uno tiene su forma o su propia tradición de realizar las recetas de siempre. Nosotros te vamos a dejar con una de las recetas más sencillas, para que puedas seguir aprovechando el tiempo al máximo.

Los ingredientes para unas 5 o 6 personas

Receta de buñuelos

Para poder realizar los buñuelos de Cuaresma, tan solo necesitamos ingredientes básicos, que todos y todas solemos tener en casa. Claro que a mayores puedes añadir una pequeña cucharadita de anís en grano, también conocida como Matalahúva, como mencionamos en estos ingredientes. Porque de este modo, le dará todavía un sabor más intenso. Claro que si hay muchos peques, seguro que es mejor evitarlo.

  • 3 huevos
  • 100 gramos de azúcar
  • 280 gramos de harina
  • Ralladura de un limón pequeño
  • 1 pizca de sal
  • 10 gramos de levadura
  • 50 ml de leche (mejor que esté un poco tibia)
  • 2 cucharadas de aceite
  • 2 cucharadas de anís o bien, una de anís en grano.

Paso a paso de los buñuelos de Cuaresma

Cómo hacer buñuelos de Semana Santa

  1. Primero vas a añadir los huevos junto con el azúcar en un bol amplio. Tienes que removerlos muy bien para que se integren en su totalidad y una vez que esto suceda, es el momento de añadir la ralladura del limón y la pizca de sal.
  2. Seguimos removiendo bien y tamizamos la harina junto con la levadura para añadirlo al bol. Volvemos a remover para que la harina quede totalmente integrada, no tengas prisa.
  3. Llega el momento de incorporar la leche tibia así como el aceite y las cucharadas de anís, si optas por él finalmente. Seguimos mezclando bien.
  4. Verás que la masa no queda del todo compacta, pero no pasa nada. Tapamos con papel y la dejamos reposar una hora. Si tienes tiempo, podrás dejarla un poquito más que siempre es beneficioso. Porque durante ese tiempo verás cómo la masa tiende a crecer un poco y a volverse más esponjosa de lo que creías.
  5. Pasado el tiempo, calentamos aceite en una sartén e iremos tomando pequeñas bolitas de masa con la ayuda de una cuchara. Deja que los buñuelos de Cuaresma se vayan dorando y cuando los veas ya con colorcito, los sacarás del fuego y los dejas escurrir en un plato con un papel de cocina.
  6. Luego, aún calientes, los irás pasando por azúcar  y ya puedes degustarlos calentitos.

Más opciones a los buñuelos

Si te gustan rellenos, siempre puedes hacer una crema pastelera y rellenarlos para poder darte un capricho todavía mayor. Del mismo modo, también podrás añadirles chocolate o cubrirlos con él. Pero claro, ya estamos hablando de otras versiones que quizás no son tan de Semana Santa. Si quieres apostar por la idea más tradicional, entonces tómalos solos o bien, con un tazón de chocolate caliente.

Recuerda que, una vez que los retires del fuego, puedes pasarlos solo por azúcar o bien, por una mezcla de esta con canela. Ya que el sabor de la canela siempre le dará un toque diferente a todo tipo de preparaciones. Del mismo modo, son muchas las personas que optan por el azúcar glass, espolvoreando un poco del mismo por encima. Sea como fuere, los buñuelos de Cuaresma son una receta rápida, menos por el tiempo del reposo sencilla y que suele gusta a todo el mundo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.