Qué hacer ante una ola de calor

Calorías que quema una mujer al día

Las olas de calor son bastante insufribles, vienen sin avisar y pueden complicar nuestro día a día. El síntoma más común es el agotamiento y el cansancio. Debemos saber tratarlo y saber cómo actuar ante ella.

A continuación, te contamos cuáles son los síntomas de las olas de calor, cuáles son las medidas preventivas que tenemos que tener muy presentes y los factores de riesgo. ¡Sigue leyendo que te lo contamos!

Debemos tener en cuenta no sólo los grados que marca el termómetro sino también nuestra salud a lo largo de los días más calurosos del verano. El agotamiento por ola de calor, se caracteriza por tener una temperatura corporal alta sin llegar a los 40º C.

Los climas más propensos son aquellos donde se acumula la humedad y se mantienen por muchos días consecutivos altas temperaturas.

El agotamiento por ola de calor, puede desembocar en un “golpe de calor”, un cuadro mucho más grave que si no se controla puede ocasionar incluso la muerte en las personas con las defensas bajas o que tienen un estado de salud más bajo.

Síntomas de una ola de calor

Padecer una leve ola de calor, puede detectarse por los síntomas que presentan. Estos síntomas pueden pasar desapercibidos  y hace que la persona no detecte esa ola de calor. A continuación, te contamos cuáles son los síntomas más comunes:

  • En un examen físico la temperatura corporal se queda por debajo de los 40ºC.
  • Padecer sudoración.
  • Debilidad muscular.
  • Malestar en general.
  • Calambres musculares.
  • Pulso acelerado o taquicardias.
  • Mareos.
  • Náuseas y llegar a vomitar.
  • Dolor de cabeza y jaquecas.
  • Tener la orina con un tono más oscuro por la deshidratación.
  • Tensión baja repentina.

¿Por qué nos afectan físicamente las olas de calor?

Este fenómeno ocurre siempre que nuestro organismo intenta regular la temperatura corporal a través del sudor, pero no lo consigue y se agota. A través del sudor se pierden gran cantidad de electrolitos como el sodio o el potasio, provocando los molestos calambres y taquicardias.

La mejor terapia para no sufrir nunca una ola de calor es la prevención, por ello, muchas empresas deben prestar atención en su sistema de climatización para que los trabajadores no estén en situación de peligro y puedan desempeñar sus funciones correctamente.

Lo ideal es que en los espacios de trabajo la temperatura se sitúe siempre entre los 17º y los 27º, si se encuentra por debajo o por encima, ya se corre el riesgo de no estar bien.

Agravantes para padecer una ola de calor

  • Obesidad.
  • Transtornos cardíacos.
  • Medicación: antibióticos, anticonvulsivos, antihistamínimos, vasoconstrictores.
  • Drogas como la cocaína o las anfetaminas. 
  • Atletas que hacen ejercicio en las horas centrales del día, cuando más calor hace.
  • Niños pequeños. 
  • Personas mayores.

Cómo prevenir la ola de calor

  • Llevar ropa ligera, nada ajustada y con colores claros.
  • Cubrir la cabeza con gorras, paraguas o sombreros.
  • Protegerse con crema solar de alta protección.
  • Beber agua constantemente. 
  • Reponer siempre los electrolitos, por ello, toma bebidas isotónicas y ricas en azúcares y sales.
  • Reducir la ingesta de cafeína, café o bebidas con cafeína.
  • Evitar el alcohol. 
  • No realizar deporte bajo el sol durante muchas horas sin protegernos.
  • Tenemos que evitar que tanto niños, mayores o mascotas pasen mucho tiempo al sol, podrían sufrir una insolación y ola de calor.
  • Protégete en lugares donde tengan aire acondicionado, terrazas o lugares a la sombra. 

Qué hacer si padecemos una ola de calor

Si los síntomas afloran puedes realizar los siguientes pasos para evitar sentirte mal o provocar que el organismo empeore:

  • Busca lugar fresco a la sombra. 
  • Toma líquido para reponerte. 
  • Puedes tumbarte en el suelo y elevar las piernas para facilitar la circulación de la sangre.
  • Darte una ducha o baño en la piscina o mar. 
  • Estos síntomas síntomas desaparecen a los tres días. 

Si sufres una ola de calor, ponte en contacto con los servicios de emergencia o acude al médico. No lo pases por alto, tu salud puede estar en riesgo.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.