Mejorar la postura de la espalda con ejercicios sencillos

Mejorar el dolor de espalda

Mejorar la postura de la espalda es algo que necesitamos en nuestro día a día. Porque aunque en ocasiones no les demos demasiada importancia, es cierto que es una de las zonas que sí debemos cuidar al máximo. Quizás porque pasamos muchas horas sentados o quizás, todo lo contrario debido al trabajo.

Así que, lo único que podemos hacer es cuidarnos un poco más, tener en cuenta que necesitamos de unos minutos cada día para poder llevarlo a cabo. Así que, en este caso, te diremos cómo mejorar la postura de la espalda realizando unos ejercicios de lo más sencillos que puedes hacer en casa en cualquier momento. ¿Comenzamos?

Mejorar la postura de la espalda con las planchas

Si hay un ejercicio que es bastante odiado por muchas personas ese es la plancha. Pero hay que decir que, aunque sea un tanto difícil de poder aguantar al comienzo, si persistimos tendremos unos grandes resultados. Por lo que hay que mencionar que entre los beneficios de la plancha están el mejor la flexibilidad, el equilibrio pero también estarás activando la parte del core y como no, previniendo tanto los dolores de cuello como de espalda en general. Así que ya solo por eso, sabemos que debemos integrarlas en nuestra rutina deportiva.

Ejercicio levantando los tobillos y brazos

Otro de los ejercicios más sencillos para mejorar la postura de la espalda es este. Porque lo que haremos será estirar bien toda la zona y nos ayudaremos de un poco de equilibrio así como de los brazos para completarlo. Por eso, nos pondremos de pie y mientras vamos subiendo los talones, también subiremos los brazos hasta poder estirarlos del todo. Intenta no encoger los hombros a la hora de elevar los brazos. Cuando te hayas estirado, vuelve a la posición inicial y haz varias repeticiones.

Estira tu espalda sentado

Desde la posición de sentados también podremos conseguir relajar y estirar nuestra espalda. Por eso, nos sentaremos en una superficie cómoda y con las piernas flexionadas. Ahora es el momento de llevar el cuerpo un poco hacia delante pero sin tocar las rodillas, además, manteniendo la espalda recta sin arquearla a pesar del movimiento. Es el momento de estirar los brazos hacia delante y sin mover el cuerpo, llévalos hacia arriba, para volver a la posición de inicio.

Tumbados boca abajo

Ahora es el momento de tumbarnos boca abajo para poder realizar este nuevo ejercicio. El cuerpo estará recto, pero flexionarás los brazos, pegando los codos al cuerpo y las manos tocando los hombros. Ahora lo que tenemos que intentar es levantar la parte alta del cuerpo, es decir el cuello y el pecho. Sin olvidar de llevarnos también los brazos, por lo que también debemos levantarlos. No debemos ser demasiado bruscos. Al levantarnos, aguantaremos tan solo unos segundos para volver a tomar la posición inicial.

El puente sobre los hombros

Seguro que también estarás familiarizada con un ejercicio como este, porque es uno de los más comunes en algunas de las disciplinas que conocemos como puede ser pilates. Por ello, tampoco nos podíamos quedar atrás cuando mencionamos el mejorar la postura de la espalda. En este caso, tenemos que tumbarnos boca arriba, con las piernas flexionadas porque nos apoyaremos en la planta de los pies. Los brazos los colocaremos extendidos a lo largo del cuerpo. Ahora es el momento de ir elevando el cuerpo, pero poco a poco y nunca en bloque. Lo mejor es hacerlo vértebra a vértebra. Luego, estaremos unos segundos aguantando esa postura para bajar de nuevo. Gracias a ese simple ejercicio, podremos ir mejorando nuestro cuerpo poco a poco. Lo mejor de todo es que debemos hacer ejercicio cada día, tener un poco de paciencia y conseguiremos nuestra finalidad.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.