Mantecados de avellana, un clásico en Navidad

Mantecados de avellana

Los dulces tradicionales no fallan en Bezzia por Navidad. Quien no se haya atrevido a preparar aun sus propios mantecados, probablemente piense que se necesitan ciertas habilidades en la cocina para ello, pero nada mas lejos de la realidad. Los mantecados de avellana que hoy os proponemos puede hacerlos todo el mundo.

Para sorprender a vuestros invitados con estos polvorones de avellana únicamente necesitaréis 4 ingredientes y unas horas de vuestro tiempo. El resultado será fantástico; lograréis un mantecado tierno con un sabor excelente. ¿Os animáis a probarlos? Pueden convertirse en un estupendo regalo para vuestros familiares y amigos. Pueba tambien las hojaldrinas ¡te sorprenderán!

Ingredientes

  • 100 g. de avellanas
  • 200 g. de harina de repostería
  • 100 g. de azúcar glas
  • 100 g. de manteca de cerdo a temperatura ambiente

Paso a paso

  1. Extiende las avellanas en una bandeja de horno y tuéstadas 20 minutos a 140ºC. Al sacarlas del horno, la piel se deberá desprender al frotarlas entre las manos.
    Una vez frías, tritura las avellanas y reserva.
  2. Ahora, forra con papel de horno una bandeja y extiende la harina. Tuéstala en el horno durante aproximadamente 30 minutos, hasta que empiece a verse un poco coloreada y al removerla con un tenedor la notes mas suelta. Después, deja que se temple.

Mantecado de avellana

  1. En un bol grande pon la harina, la avellana molida, la manteca ablandada y el azúcar glas. A mano o con un robot trabaja la masa hasta que cohesione y puedas hacer una bola.
    A continuación, envuelve la masa en un plástico y déjala reposar una hora en un sitio fresco (no en nevera).
  2. Saca la mitad de la masa y extiéndela hasta lograr 1cm. de grosor sobre una superficie enharinada. La masa es muy frágil, por lo que tendrás que espolvorear también su superficie y extenderla suavemente con el rodillo.
  3. Con un cortapastas corta los mantecados y pásalos con una rasqueta a una bandeja de horno forrada con papel.
  4. Llévalos al horno a 180ºC durante unos 20 minutos. Vigilalos al final de la cocción porque se tuestan rápidamente.
  5. Una vez hechos, sácalos y traládalos a una rejilla sobre el mismo papel.Espera a que se enfríen para espolvorearlos con azúcar glas.

Mantecados de avellana


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *