Lasaña de espinacas y requesón

Lasaña de espinacas y requesón

La lasaña es un tipo de pasta que se presenta en láminas. Láminas que se sirven habitualmente intercaladas con carnes, verduras y/o pescados y que se terminan con abundante queso rallado para gratinarlas en el horno. La versión con espinacas y requeson que hoy os proponemos, es una de las muchas que acepta este plato.

La lasaña de espinacas y requeson es suave y ligera, al menos en cuanto al relleno se refiere. Es una propuesta que nos permite incorporar un alimento no siempre “bienvenido”, como son las espinacas, en la dieta de los niños. El tomate y el queso camuflan su sabor ligeramente, haciéndolas mas apetecibles.

Tiempo de elaboración: 1h
Dificultad:  Fácil
Raciones:  2-3

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite
  • 1 cebolleta picada
  • 1 diente de ajo picado
  • 300 g. de espinacas frescas
  • 250 g. de requesón
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Sal
  • Pimienta
  • 6 placas de lasaña
  • Tomate frito
  • 70-80 g. Queso (especial para gratinar)
  • 1 nuez de mantequilla
  • Unas hojas de albahaca fresca

Paso a paso

  1. Sofríe la cebolla en una sartén grande con una cucharada de aceite.
  2. Cuando la cebolla esté tierna, incorpora las espinacas limpias y sin rabito y el ajo. Saltea unos minutos; queremos cocinar las espinacas pero no que éstas se queden demasiado blandas.

Lasaña de espinacas y requesón

  1. Coloca las espinacas en un colador grande y deja que escurran el aceite o agua sobrante mientras se templan.
  2. Después, mézclalas en un bol con el requesón e incorpora una pizca de nuez moscada, sal y pimienta al gusto.

Lasaña de espinacas y requesón

  1. Cocina las placas de lasaña siguiendo las instrucciones del fabricante.
  2. Precalienta el horno a 240ºC.
  3. Mancha la base de una fuente de horno (20x18cm) con tomate frito.
  4. Coloca dos placas de lasaña y encima la mitad del relleno. Sobre este coloca nuevamente dos placas de lasaña y la otra mitad del relleno.

Lasaña de espinacas y requesón

  1. Vierte unas cucharadas de tomate frito encima y coloca las placas de lasaña restante.
  2. Termina de montar la lasaña cubriendo las placas con tomate frito y éste, con queso rallado.
  3. Pon dos trocitos de mantequilla encima, unas hojas de albahaca y cúbrelo con papel albal.

Lasaña de espinacas y requesón

  1. Llévalo al horno durante 15 minutos en función gratinar. A continuación quita el albal y gratina otros 15 minutos a 240ºC
  2. Deja reposar un minuto y sirve.

Lasaña de espinacas y requesón


Categorías

Pasta

Maria Vazquez

Treintañera y con unos estudios dedicados al mundo de la ingeniería, son muchas las pasiones que ocupan mi tiempo. Tuve oportunidad de realizar... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *