Lasaña de carne a la boloñesa casera

Si pensamos en una lasaña, probablemente la primera imagen que se nos venga a la cabeza sea la de carne a la boloñosa. Todo un clásico sin duda y que a todos, o a la mayoría, nos encanta.

Con las lasañas podemos disfrutar de la pasta de una forma diferente y además admiten una amplia variedad de ingredientes y combinaciones. Se pueden hacer tanto con carne como con verduras, incluso con pescado y marisco.

Ingredientes:

(Para 4 personas).

  • 16 placas de lasaña.
  • 70 gr. de queso rallado mozzarella o emmental.
  • Orégano.
  • Aceite y sal.

Para la salsa boloñesa:

  • 300 gr. de carne picada (ternera, cerdo o ambas).
  • 1 zanahoria.
  • 1 cebolla.
  • 200 gr. de salsa de tomate o tomate frito.
  • 1 vaso de vino blanco.
  • 50 ml. de leche.
  • Orégano.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.

Para la salsa bechamel:

  • 1/2 litro de leche.
  • 2 cucharadas de harina.
  • 3 cucharadas de mantequilla.
  • Una pizca de nuez moscada molida.
  • Sal.

Preparación de la lasaña de carne a la boloñesa:

Comenzaremos preparando la salsa boloñesa. Picamos la cebolla y la zanahoria. Vertemos aceite de oliva en una sartén hasta que casi cubra el fondo y la ponemos a calentar a fuego lento. Rehogamos la cebolla y la zanahoria, hasta que la cebolla se vuelva transparente.

Incorporamos la carne picada en la sartén y la vamos separando con la ayuda de una espumadera o cuchara de madera. Añadimos también un poco de sal, pimienta y orégano al gusto.

Cuando la carne ya no esté rosada, agregamos el vaso de vino blanco y seguimos cocinando hasta que el alcohol se evapore. Añadimos la salsa de tomate y la leche y lo dejamos cocer unos 15 minutos, para que los sabores se liguen bien y consigamos una textura suave.

Mientras tanto, podemos poner las placas de lasaña en remojo. Las sumergimos separadas en un recipiente amplio con agua, para evitar que no se queden pegadas entre sí. El tiempo de remojo es de unos 10 o 15 minutos.

Para preparar la salsa bechamel, calentamos la mantequilla en una sartén o cazo a fuego suave. Cuando la mantequilla se haya fundido del todo, añadimos la harina y lo mezclamos todo muy bien para que no queden grumos.

Incorporamos a continuación medio vaso de leche y seguimos removiendo sin pausa. Cuando se haya integrado todo, vertemos el resto de la leche y seguimos removiendo continuamente para que no se pegue al fondo. Agregamos también sal y una pizca de nuez moscada. Una vez hayamos conseguido una textura cremosa, la apartamos del fuego y la reservamos.

Ya lo tenemos todo y es el momento de montar la lasaña. Lo primero que debemos hacer es precalentar el horno a 200º C. En una bandeja de horno, ponemos un poco de salsa bechamel para cubrir la base. Colocamos 4 láminas de pasta y un tercio de la salsa bechamel. Repetimos el mismo procedimiento dos veces más y terminamos con una capa de pasta. Cubrimos con salsa bechamel por encima y esparcimos el queso rallado junto a una pizca de orégano.

Metemos la bandeja en el horno y horneamos 15 minutos a 180ºC. Cuando el queso se haya dorado ligeramente, sacamos la lasaña del horno y la dejamos reposar unos 5 minutos antes de cortarla y servirla.

 


Categorías

Pasta, Recetas

Eva Cornejo

Nací en Málaga, donde crecí y estudié, pero actualmente vivo en Valencia. Soy diseñadora gráfica de profesión, aunque mi pasión por la cocina... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *