Las proteínas en polvo, ¿Son un complemento necesario o un riesgo para la salud?

polvo proteína

A la hora de conseguir una mejora importante en el cuerpo, muchas personas optan por las proteínas en polvo como suplemento alimenticio. A pesar de su popularidad surge la pregunta de si son beneficiosas o si por el contrario, suponen un riesgo para la salud.

En el siguiente artículo vamos a ayudarte a despejar tales dudas y a proporcionarte toda la información posible sobre las proteínas en polvo.

Qué son las proteínas en polvo

Las proteínas en polvo son suplementos de tipo dietéticos que tienen el objetivo de aumentar la ingesta diaria de proteínas. En el mercado se pueden encontrar de diversas maneras: como suero de leche, caseína, soja, guisante o arroz. Estos polvos se suelen mezclar con agua o leche para hacer batidos o para incorporarlos en diversas recetas.

La proteína en polvo se suele usar por diferentes razones:

  • Desarrollo de los músculos. Después de hacer ejercicio, el cuerpo necesita proteínas para poder reparar y reconstruir los tejidos musculares dañados. Consumir proteína en polvo inmediatamente después del entrenamiento ayuda a acelerar este proceso y permite el crecimiento muscular.
  • Pérdida de peso. Las proteínas permiten saciar el apetito por lo que son perfectas a la hora de perder peso. Las proteínas en polvo permite no excederse en la ingesta de calorías y promueve una dieta equilibrada y saludable.
  • Recuperación y mejora rendimiento deportivo. Los atletas y deportistas usan proteínas en polvo para conseguir una buena recuperación muscular después del ejercicio y mejorar el rendimiento deportivo.
  • Suplemento alimenticio. Para aquellas personas que siguen dietas específicas, como es el caso de los vegetarianos, que pueden tener dificultades a la hora de obtener proteínas de los alimentos, las proteínas en polvo pueden ayudar a complementar la ingesta de proteínas diarias.

Cómo tomar la proteína en polvo

La proteína en polvo puede tomarse de múltiples maneras y formas:

  • Batidos. La manera más habitual de tomar la proteína en polvo es mediante batidos. Para ello se debe mezclar una porción del polvo de proteína con agua o leche en una batidora. Puedes añadir ingredientes adicionales como puede ser fruta, mantequilla de cacahuete o avena.
  • Mezclado con otros alimentos. La proteína en polvo también se puede incorporar a una variedad de alimentos, como es el caso del yogur, para hacer galletas o barritas energéticas.
  • Recetas saladas. La proteína en polvo también se puede añadir para elaborar diferentes platos salados como guisos o salsas.
  • Consumo directo. También se puede mezclar una porción de proteína en polvo con agua o leche y beberla sin ningún otro ingrediente añadido.

proteína

Cuánta proteína se necesita consumir a diario

La cantidad de proteína que se debe consumir a diario varía según diversos factores, como es el caso de la edad, el sexo, el nivel de actividad física o el peso corporal. Sin embargo, existen algunas pautas generales que se deben tener en cuenta:

  • Para adultos saludables, se aconseja un consumo diario de proteínas que constituya aproximadamente del 10 al 35% de la ingesta calórica total.
  • Para personas que realizan actividades físicas intensas se aconseja de 1.2 a 2.2 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal por día.

¿Existe algún riesgo o peligro por el abuso de proteínas en polvo?

  • Consumir más proteínas de las que necesita el organismo puede sobrecargar los riñones y el hígado, especialmente si se combinan con una ingesta alta de proteínas de fuentes alimenticias regulares.
  • Algunos polvos de proteínas pueden estar contaminados con ciertos metales pesados, como el plomo o el mercurio. Es importante por tanto , optar por marcas de confianza y revisar los informes sobre la calidad del producto.
  • Algunas proteínas en polvo contienen aditivos o edulcorantes artificiales que no saludables para el organismo. Es importante leer las etiquetas de los productos y elegir aquellas opciones que tengan ingredientes naturales.

En definitiva, las proteínas en polvo pueden ser una buena opción para aumentar la ingesta de proteínas y conseguir ciertos objetivos de salud. Sin embargo, es importante usarlas con cierta moderación, y siempre bajo la supervisión de un profesional de la salud.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.