¡La vuelta al cole!

Es seguro que ya habréis visto por televisión los típicos anuncios de la vuelta al cole, y esto es así porque dentro de dos semanas comienza la tan esperada escuela para los niños. Pero esto no es tan acogedor para la mayoría de los niños, porque de nuevo comienzan a privarse de tiempo para el juego.

Por otro lado, esta vuelta al cole supone un comedero de cabeza también para las mamás, ya que deben ir comprando uniformes, libros, material escolar, etc. Todo un verdadero estrés y gasto económico para el futuro de los más pequeños de la casa.

Por ello, para que esta vuelta al cole no provoque en los pequeños un cambio brusco que termine por afectar a su estado físico, intelectual y anímico, os proponemos una serie de consejos para ir preparándolos para el comienzo de las clases.

Establecimiento de rutinas y horarios

Es normal que en verano los niños cojan la costumbre de acostarse y levantarse tarde, pero ahora que está a punto de comenzar el colegio debemos ir acostumbrándolos a que establezcan unos horarios para que el cambio no sea tan impactante.

De esta manera, es aconsejable que a primeros de este mes de septiembre los niños empiecen a levantarse sobre las 9 ó 10 de la mañana y que luego duerman una siesta de una hora. Además, la hora del baño y la cena deben de adelantarse para que así puedan acostarse sobre las 22 de la noche.

Durante el día pueden seguir acudiendo a la playa y a la piscina pero sin olvidar de realizar algunas actividades escolares. Es decir, dedicar al menos una hora a leer y hacer algunas tareas como la realización de cuentas o problemas de matemáticas, para así repasar materias del curso anterior para refrescar la memoria de los pequeños.

El primer día de clase

Si tienes algún hijo pequeño que aún no ha acudido ni a la escuela ni al jardín de infancia es importante hacerle hincapié sobre la llegada de la nuevas clases. Esto hará que el pequeño no coja miedo a la guardería o colegio y lo vea como algo entusiasmante y divertido.

Por esta razón, es muy bueno que se hable de ello con el propio niño antes de comenzar, puesto que el diálogo y la comunicación con ellos hace que entienda mejor las cosas. Explicarles qué van ha hacer en la escuela, que habrá más niños y niñas con él/ella por lo que hará nuevos amigos, qué en la clase hay muchos juguetes con los que jugar,etc.

Todo ello, hará una visualización especial y óptima sobre el colegio. Además, es muy práctico realizar una pequeña visita a estos centros educativos antes de empezar las clases, para así concienciar aún más al pequeño de las nuevas experiencias que les esperan. En muchos centros infantiles realizan periodos de adaptación muy útiles para que el niño no sienta mucho el despegue de la madre.

A pesar de todo ello, es muy frecuente que el primer día de clase sea un mar de lágrimas tanto para los pequeños como las mamás. Al llegar al colegio debéis acompañarlo u orientarlos hacia su final, darles besos y abrazos y explicarles que luego lo recogéis, que se lo pasará muy bien con la profesora y sus compañeros y que luego le cuente a papá y mamá todo lo que ha realizado en clase.

Toda esta explicación previa dará a entender al pequeño que la separación con los padres no es infinita, sino que pronto volverá a por él/ella. De esta manera, no le provocaremos miedo con insultos y amenazas para que entre rápidamente hacia el colegio.

Es importante que a la recogida se le lleve un pequeño obsequio y que el ambiente sea alegre y cariñoso para que así el niño sienta el calor y el abrigo de sus padres, recompensando mucho su actitud positiva en el primer día de clase.

¿Qué llevar en la maleta?

Normalmente los niños de infantil suelen dejar todo el material escolar en clase, para que así lo tengan todo a mano y no carguen demasiado peso. Sin embargo, cuando ya comienzan a crecer la mochila va aumentando de peso, afectando a su espalda.

Desde siempre se ha llevado mochila al colegio, pero hoy en día es recomendable utilizar el típico carrito con ruedas. De esta manera, su espalda no cargará con un peso extra a consecuencia de la cantidad de material (libros, libretas, estuches) que necesitan.

Es importante revisar las asignaturas y la mochila con el propio niño para que así lleve lo justo para ese día, de esta forma, el peso de la misma será equilibrado en función a su peso corporal. Así no traerá consecuencias perjudiciales en su espalda en un futuro.

Lo que nunca deben olvidar es su desayuno. Esta es la comida más importante para ellos y deben ir desayunados de casa, además, de llevar uno pequeño bocadillo para el recreo. Así, no afecte a su rendimiento académico ni a su estado físico y emocional.


Categorías

Educar hijos

Me llamo Ale y soy Educadora Infantil. Colaboro en algunos blogs de AB relacionados con mis dos grandes pasiones, la cocina y los niños. No soy madre aún, aunque en un futuro me gustaría serlo. Además me apasiona el mundo de las manualidades y el dibujo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.