Hipotiroidismo: síntomas, causas y tratamiento


La semana pasada conocíamos todo sobre el hipertiroidismo, una patología del organismo que produce un mayor número de hormonas tiroideas provocando una alteración del metabolismo. En esta ocasión, tratamos en profundidad el síndrome contrario, el hipotiroidismo.

El tener niveles bajos de la hormona tiroidea en el organismo se conoce como hipotiroidismo. La glándula tiroidea produce en menor cantidad estas hormonas provocando cambios que interfieren en la calidad de vida de la persona. Las hormonas tiroideas son sustancias químicas que se denominan T3 o triyodotironina y la T4 tiroxina.

Los síntomas del hipotiroidismo:

  • El más común es el aumento de peso. Esto se debe a que la glándula tiroidea es la encargada de regular la temperatura corporal. La glándula segrega éstas hormonas que son las controladoras de que el organismo funcione correctamente cuando quema las calorías para convertirlas en energía. Cuando en un organismo se encuentran pocas hormonas tiroideas se ralentiza todo este proceso produciendo un descenso del metabolismo.
  • Este ralentizamiento provoca cansancio, retención de líquidos y sensación de frío.
  • La piel y los ojos se resienten. La piel se queda seca y los ojos se hinchan.
  • La agilidad mental se ve afectada, la lentitud y la falta de concentración son comunes dentro del hipotiroidismo.
  • Este malestar generalizado produce en ocasiones que la gente que lo padece sufra continuas depresiones.

Como en toda patología, existen variaciones de un paciente a otro, así como síntomas que cada vez afectan a más personas:
  • Una voz ronca, aumento de la glándula tiroidea (bocio).
  • Las mujeres sufren intensos dolores menstruales, así como cierta pérdida del deseo sexual y en ocasiones infertilidad.
  • En personas mayores produce confusión y pérdida de memoria.

Los síntomas del hipotiroidismo aparecen paulatinamente y en la mayoría de los casos no se diagnostica correctamente en la primera ocasión. Una vez que se diagnostica la patología es recomendable tratarse para prevenir todos estos malestares.

¿Qué es el hipotiroidismo?

El hipotiroidismo, como el hipertiroidismo, es una de las patologías más frecuentes. A continuación os dejamos unas indicaciones para poder saber si uno puede llegar a sufrir este cambio en el metabolismo.

Como sucede en la mayoría de las enfermedades, es importante conocer la historia familiar. Los antecedentes familiares auguran el futuro de esta patología en los demás miembros de la familia. Por ejemplo, quienes padecen anemia perniciosa, diabetes de tipo 1, Vitiligo (enfermedad degenerativa de la piel) o si se es alérgico al gluten (ser celiaco), tienen mayor probabilidad de llegar  a sufrir los trastornos metabólicos del hipotiroidismo.

Por otro lado, enfermedades como el síndrome de Down o el síndrome de Turner están profundamente ligadas al hipotiroidismo, por lo que se realizan diversos análisis de sangre que determinan si padecen o no estas enfermedades y ponerles solución de inmediato y de la manera más eficaz.

Tratamiento para el hipotiroidismo:

La mejor forma de tratar este síndrome consiste en tomar pastillas de levotiroxina diariamente. Se reemplaza de esta manera la tiroxina (hormona T4), la sustancia que la glándula tiroides que no es capaz de producir.

Durante el tratamiento se debe ajustar las dosis de las hormonas. El control es importante para mantener una vida sin complicaciones. En la mayoría de los casos, al iniciar el tratamiento las mejorías son muy destacables en muy poco periodo de tiempo. Lo ideal es tomar la tableta en ayunas para evitar que los alimentos interfieran en la absorción de la levotiroxina y sea más rápido el efecto.

¿Cuánta cantidad hay que tomar?

Los adultos necesitan una dosis entre  50 y 150 microgramos al día. Al principio del tratamiento se prescribe una dosis baja. Sobre todo a mayores de 60 años, o personas que padecen del corazón. Con el tiempo se va aumentando gradualmente la cantidad.

Los análisis de sangre se realizan trimestralmente para llevar un riguroso control de hormonas en sangre y poder elegir la dosis correcta.

El  hipotiroidismo es frecuente, los estudios muestran que alrededor de un 1,5% de la población adulta lo padece. A su vez, el hipotiroidismo se encuentra hasta 14 veces más en las mujeres que en los hombres. Generalmente son adultos de más de 40 años.

Uno de los síntomas peor tolerados por los pacientes es la incómoda subida de peso y la dificultad para perderlo. A pesar de cuidarse con dietas y ejercicio físico tienen una mayor facilidad de aumentar de volumen que el resto de la población. Se recomienda que se rebaje el consumo de proteínas animales salvaguardando las del pescado. Aumentar el consumo de proteínas vegetales y dedicar especial atención a las frutas y verduras.

El hipotiroidismo no tiene cura y se padece de por vida. El ingerir pastillas se convierte en un acto rutinario. Pero a pesar de todo lo comentado anteriormente, no está clasificado como un síndrome o patología grave. Cuidando la dieta y llevando una vida activa se llega a producir grandes avances en el estado físico y mental  de la persona, mejorando así la calidad de vida.


Categorías

Enfermedades

Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro profesional. Entre radio, televisión y pequeñas productoras dejo un hueco de mi agenda para compartir con vosotros lo más interesante que me encuentre por este camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.