Hidramnios en el embarazo, qué es y cómo se trata

Hidramnios en el embarazo

Durante el embarazo se pueden dar diferentes tipos de complicaciones, algunas con referencia al líquido amniótico. En este caso vamos a ver en qué consiste el hidramnios o polihidramnios, como también se le conoce. Se trata de un trastorno que se caracteriza por un exceso de líquido amniótico que recubre al bebé. Algo que ocurre con muy poca frecuencia y que está considerado como una complicación del embarazo.

El líquido amniótico es esencial para la vida, es necesario para que el feto pueda desarrollarse en el útero materno. Sin embargo, cuando de forma anómala se produce líquido amniótico en exceso o por el contrario, un déficit, puede producir consecuencias negativas en el embarazo, tanto para la madre como para el bebé. A continuación te contamos todo sobre este problema llamado hidramnios.

El líquido amniótico y su papel en el embarazo

El líquido amniótico es una sustancia compuesta por diferentes elementos. Contiene en su gran mayoría agua con gran contenido en sales minerales, también tiene proteínas e incluso células fetales, entre otros. Durante el embarazo, el líquido amniótico juega un papel fundamental. Por una parte crea una capa protectora que impide que el bebé sufra con los golpes, el ruido, infecciones e incluso, lo mantiene con una temperatura adecuada durante todo el tiempo.

Además, el líquido amniótico proporciona diversos nutrientes que el bebé necesita para su desarrollo y crecimiento. Incluso, interviene en el desarrollo del sistema respiratorio del pequeño mientras que se encuentra en el útero materno. Durante el embarazo, el líquido amniótico va cambiando en cuanto a su cantidad. Al principio, generalmente hasta el quinto mes, el líquido va en aumento, pudiendo alcanzar el litro hacia la semana 30 o 31 de la gestación.

A partir de ese momento, la cantidad de líquido amniótico irá en descenso hasta llegar a los 700 ml aproximadamente para cuando llegue el momento del parto. Esa es la cantidad normal que se debe producir durante el embarazo y para comprobar que todo es correcto, se controlan mucho los niveles de líquido amniótico en cada revisión.

Qué es el hidramnios

Se entiende por hidramnios o polihidramnios, como también se conoce médicamente, a un exceso de líquido amniótico que se produce de forma anormal. Para que se pueda determinar que se trata de este trastorno, el líquido debe alcanzar cerca de los dos litros, incluso, en algunos casos se sobrepasa. Esto ocurre hacia el final del embarazo o a partir del segundo trimestre.

No obstante, es una complicación que se produce en muy pocos casos. De hecho, la prevalencia es tan mínima que solo se registran embarazos con hidramnios en menos del 1% de los embarazos. Generalmente, la causa reside en que el bebé no elimina la cantidad suficiente de líquido amniótico en relación a la que genera. Este problema se relaciona en la mayoría de los casos con la diabetes gestacional, otra complicación de diversa gravedad.

También se puede producir el hidramnios como consecuencia de una infección como la toxoplasmosis. Incluso, en algunos casos la causa se encuentra en un problema de absorción del bebé. Causada por una malformación o trastorno en el aparato digestivo del feto, del sistema nervioso, cromosómica o una cardiopatía. En cualquier caso, aunque puede tratarse de algo que complique el embarazo, es una complicación con una prevalencia muy baja.

Lo que significa que solo se da en casos muy raros y se puede detectar fácilmente en las ecografías. Por ello es muy importante acudir a todas las revisiones del embarazo, porque solo así se puede comprobar que el desarrollo es el correcto y en caso contrario, actuar de la forma necesaria para evitar complicaciones más graves. El tratamiento puede ser diferente en cada caso, teniendo en cuenta la causa o la gravedad.

En muchos casos el médico suele recomendar el reposo, incluso, en otros se puede realizar una punción para extraer líquido amniótico y reducir la cantidad para minimizar los daños o para analizarlo y detectar otras posibles causas. Cuida tu embarazo y acude a todas las revisiones para asegurarte de que todo se desarrolla dentro de lo establecido.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.