En qué consiste el parto velado

El parto velado

El parto velado es un fenómeno que se da en muy pocos casos, apenas 1 de cada 80.000 nacimientos. Consiste en que el bebé nace dentro del saco amniótico y más allá de ser problemático, es un hecho curioso de presenciar. Generalmente, la bolsa amniótica en la que habita el bebé durante la gestación se rompe cuando da comienzo el parto.

No siempre da comienzo al propio parto, pero de forma generalizada cuando comienza el trabajo de parto en sí, la bolsa amniótica ya está rota. Esto significa que el bebé nace fuera de la placenta y esta se expulsa una vez que nace el bebé. En el caso del parto velado, el saco amniótico se mantiene intacto durante todo el proceso de parto y el bebé nace dentro de la bolsa sin romper.

El parto velado

El parto

Durante el parto pueden darse situaciones muy diversas y nunca se pueden prevenir con total exactitud. Aunque es cierto que hoy en día existen muchos avances en medicina y se lleva un control muy exhausto del embarazo, es posible que en el momento del parto se produzcan situaciones inesperadas. El parto velado es una de esas situaciones poco probables que se pueden dar.

Para la madre y para el propio bebé, no supone nada especial porque difícilmente serán conscientes de ello. Sin embargo, para el equipo médico que dirige el parto se trata de algo maravilloso, lleno de magia y misticismo porque no es nada habitual. A los niños que nacen por parto velado se les conoce popularmente enmantillados, también se dice que nacen con velo, toquilla o con el manto de la virgen.

Todos estos apelativos proceden de las creencias populares y son las que convierten a este fenómeno en algo lleno de magia y misterio. Sin embargo, el bebé que nace enmantillado no posee características especiales, no es mágico y tendrá ninguna diferencia por el hecho de nacer así. En cuanto a las posibles complicaciones son limitadas, ya que en el momento de nacer el médico rompe el saco para que el bebé reciba oxígeno y pinza el cordón umbilical como se hace con todos los bebés.

El misterio entorno al parto velado

No es común poder ver a un recién nacido dentro del saco amniótico, por ello, para los médicos es un fenómeno incomparable porque de alguna manera durante algunos segundos, pueden ver cómo se comporta el bebé dentro del útero materno. Ya que, aunque el bebé ya no está en el interior de la madre, al mantenerse dentro del saco amniótico su comportamiento es el mismo que durante los meses de gestación.

Para la cultura popular se trata de algo místico, que se asocia de alguna manera con la religión. Para muchas culturas, los bebés que nacen en parto velado poseen aptitudes mágicas, ya que cuentan con una protección sobrenatural. Sin embargo, todos los estudios realizados en base a los conocimientos científicos, indican que el parto velado no es más que un capricho de la naturaleza.

Algo que por ser poco común provoca historias, leyendas y fábulas entorno a ello, pero que realmente no es algo más que curioso y digno de ver. Porque la realidad es que un nacimiento en sí ya es un acontecimiento mágico, una lección física del cuerpo de la mujer que es capaz de crear y dar vida, así como alimentar con su propio cuerpo a su criatura. Si esto no es mágico, ¿Qué más puede serlo?

Por tanto, si tienes la fortuna de vivir un parto velado, lo único que te tiene que preocupar es poder disfrutar de unos segundos de un capricho de la naturaleza. Serán unos pocos segundos porque el bebé necesita recibir oxígeno y sobre todo, necesita un primer contacto con la madre. Eso es lo más importante, más allá de cómo se llegue al mundo. Ya que el embarazo y el parto son situaciones diferentes en cada caso, pero igual de mágicas y especiales en cada uno de ellos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.