El síndrome del niño hiperregalado

comprar regalos de navidad

Todos hemos sido niños y pocas cosas hay más ilusionantes en esta vida que el escribir la carta a los Reyes o a Papa Noel y levantarse temprano para ver los juguetes tan deseados. En muchas ocasiones los padres caen en el gran error de darles a sus hijos todo lo que piden en sus cartas y no escatiman en ello.

No es nada bueno el excederse con los juguetes y moderarse en los mismos para que la ilusión de los niños durante la Navidad siga intacta y se mantenga con el paso de los años. En el siguiente artículo te hablamos del famoso síndrome del niño hiperregalado y de sus consecuencias.

En qué consiste el síndrome del niño hiperregalado

Este tipo de síndrome se da con bastante asiduidad durante las fiestas navideñas y consiste en regalar una cantidad de juguetes excesiva al niño. Los padres piensan que al darle más juguetes, el niño será mucho más feliz, cuando ello no es así. A largo plazo ello le puede acarrear ciertos problemas al pequeño.

Si el niño recibe más juguetes de los necesarios, no valoran el esfuerzo que puede suponer para los padres el comprarlos. Con el paso del tiempo el niño puede llegar a creer que puede tener todo lo que plazca y apetezca, algo que los hace poco tolerantes a la frustración. Es por ello que es mucho más preferible la calidad antes que la cantidad.

Los padres deben saber en todo momento que no hay que regalar por regalar y en la moderación está el acierto. Los niños se ilusionan mucho más con poco y bueno que con mucho y malo. Al tener demasiado juguetes, el niño se cansa pronto de los mismos y pierde el interés por ellos.

Consecuencias del síndrome del niño hiperregalado

Dicho síndrome puede provocar una serie de consecuencias en los niños:

  • A largo plazo los niños se vuelven individualistas y consumistas.
  • Son niños con una falta de imaginación importante y se aburren a la hora de jugar.
  • No muestran ningún tipo de valor por las cosas y desmerecen el esfuerzo que supone el conseguirlas.
  • Con el paso del tiempo, los niños irán creciendo y se volverán excesivamente consumistas y no serán capaces de aceptar un no por respuesta.

reyes

Menos regalos y más ilusión

Los padres deben hacer ver a sus hijos que la Navidad no solo son regalos. Deben aprender otra serie de valores y no inculcarle únicamente lo material y el consumismo. Las fechas navideñas son un momento del año ideales para disfrutar en familia y pasar el mayor tiempo juntos. Los regalos son una parte importante pero siempre en su justa medida con el fin de mantener intacta la ilusión en tal señaladas fechas.

En definitiva, no hay que darle a los niños todo lo que piden. Los regalos de Reyes o de Papa Noel deben ser los justos y no excederse en la cantidad. Por desgracia el síndrome del niño hiperregalado no es algo poco frecuente y se da con bastante asiduidad en muchas familias españolas. Es importante que los pequeños sepan valorar las cosas y no se dejen llevar en ningún momento por el consumismo tan habitual en la sociedad de hoy en día.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.