Cómo superar un amor no correspondido

Amar a alguien y ser correspondido, nos da fuerza y equilibrio. Pero si este sentimiento no recibe reciprocidad, caeremos en un sufrimiento emocional que siempre cuesta bastante afrontar, y por supuesto, superar. Puede ocurrir que sintamos atracción por alguien, que nos enamoremos de una persona que en ningún momento llega a mostrar interés por nosotras. Pero otra realidad bastante compleja es establecer una relación de pareja y, descubrir poco a poco, que nuestro afecto no es correspondido. Que estamos invirtiendo tiempo, esfuerzos y emociones en alguien que nunca nos hará felices por que no nos ama de la misma manera.

¿Cómo podemos llegar a superar una situación como esta? El desgaste personal puede llegar a ser muy alto. Nuestra autoestima puede debilitarse, así como nuestro autoconcepto y, en esencia, toda nuestra realidad. Existen muchos casos en que se corre el riesgo de padecer una depresión, ya que son situaciones en que una puede llegar a tener dudas sobre su propia personalidad e incluso de su aspecto físico. “¿Qué es lo que he hecho mal? ¿No seré quizá lo bastante atractiva?” Debemos mantener el equilibrio y la fortaleza personal. Es difícil, pero te explicamos cómo superar un amor no correspondido.

Claves para superar un amor no correspondido

Recordemos en primer lugar qué significado implícito tiene la palabra “pareja”. Implica una suma de dos, un par equitativo donde si uno de los miembros recibe menos de lo que da,  la relación se vuelve tóxica. A la hora de formar una pareja ambos necesitamos dar y recibir de la misma manera, ya que se hace muy complicado convivir sanamente sin un equilibrio entre el “dar” y el “recibir”.

Si llega un momento en que vemos claramente que no existe reciprocidad, la emoción y los sentimientos se vienen a bajo y entonces llega el sufrimiento. Pero debemos tenerlo claro: cuanto antes nos demos cuenta, mejor. No vale la pena alargar una situación haciéndonos falsas esperanzas cuando dicha relación no tiene futuro. Veamos qué aspectos debemos tener en cuenta para afrontar dicha realidad:

1. Cuidado con las dudas

Normalmente, cuando somos rechazadas o dejamos una relación porque vemos que no recibimos el afecto que necesitamos o esperamos, es habitual que nos asalten las dudas. Dudas acerca de nuestra personalidad, de nuestro aspecto físico e incluso de nuestro comportamiento. ¿Habré hecho algo mal? ¿Seré demasiado absorbente? ¿No seré lo bastante guapa? Hemos de ir con cuidado sobre las atribuciones personales. Intenta mantener una distancia sana donde no te atribuyas únicamente a ti toda la culpa. Racionaliza lo ocurrido, pero sin perder en ningún momento tu autoestima.

2. Tenemos derecho a caer, pero estamos obligadas a levantarnos

El sufrimiento es necesario para atravesar y superar un ciclo. Es nuestro duelo particular y como tal hemos de vivirlo. Es normal que atravesemos esa primera sensación de duda y de negación, a la que le seguirá la ira, para más tarde, llegar la tristeza en toda su realidad. Pero poco a poco iremos racionalizando la situación. Deberemos dejar el sufrimiento para avanzar, para superar una etapa más de nuestra vida, de la cual, salir fortalecidas. Todos tenemos derecho a caer, pero levantarnos tras dichos fracasos, tras un amor no correspondido, por ejemplo, es obligatorio.

3. Establecer una distancia

A menudo, muchas personas pactan el seguir manteniendo una amistad. Es quizá muy típica esa frase que ensalza aquello de “mejor quedamos como amigos”. Debes replantearte si es eso lo que deseas, ya que la mayoría de las veces la mejor opción es sin duda establecer una distancia. Romper lazos afectivos sean cuáles sean para lograr superar dicha etapa. Todos necesitamos avanzar personal y emocionalmente, y para ello siempre es bueno saber “dejar ir”. Dejar a un lado los recuerdos, las ilusiones perdidas, los esfuerzos personales y un fracaso que no puede reciclarse ahora bajo la etiqueta de la amistad. Debes valorarlo seriamente y tomar la mejor decisión.

4. Nuevos planes, nuevas metas

Un amor no correspondido es un fracaso emocional a superar, lo sabemos. Pero nunca busques culpables ni te identifiques como la única responsable. Las segundas oportunidades existen y no hemos de poner muros a nuestro futuro. No hay que venirse abajo ni tirar la toalla, solo valorar lo sucedido y obtener unas conclusiones al respecto. ¿He de fijarme quizá en otro tipo de personas? ¿Debo ser más cauta y no hacerme ilusiones de inmediato? ¿Qué tipo de personalidad es la que más se ajustaría a mis expectativas?

A la hora de superar un amor no correspondido, es indispensable que reforcemos nuestra autoestima y que nos establezcamos nuevos proyectos. Tal vez necesites un poco de tiempo para ti misma antes de buscar pareja de nuevo. Sigue queriéndote a ti misma, busca actividades que te hagan disfrutar, aprender y poner distancia a lo ocurrido. Pero es esencial también que no dejes de creer en el amor. Un fracaso no es el fin. Un rechazo no es poner un candado definitivo a otras relaciones. En absoluto.

No dejes nunca que una experiencia negativa te condicione de cara a tu futuro. Hazte más fuerte, obtén un aprendizaje y una valoración de lo ocurrido y establece metas personales. Sabiendo lo que quieres para ti y lo que mereces. Deja a un lado la tristeza de tu corazón y los pensamientos negativos de tu mente para poder comenzar de nuevo. En cualquier momento puede aparecer alguien capaz de hacerte feliz como mereces. Superar un amor correspondido requiere algo de tiempo, una fuerte autoestima y ganas de arriesgarse en la vida para encontrar lo que buscamos.

 

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print


Soy psicóloga y escritora, me gusta hilar el conocimiento con el arte y las múltiples posibilidades de la imaginación; me inicié en los estudios sobre el comportamiento humano por mi necesidad de ahondar en esa eterna necesidad por saber y comprender, por descubrir qué motiva lo que somos y qué misterios nos encierran. La búsqueda nunca tiene fin… Mi vida no sería la misma sin la escritura, me define y me motiva: dispongo de premios literarios y de varios libros publicados: “Los lobos de Serieva”, “El cuaderno azul de El Cairo” y una obra para el público juvenil, “Hada Oscura”. Colaboro en varios blogs en los que disfruto aportando ideas y aprendiendo a su vez de las personas, espacios como “La mente es maravillosa” o “Mejor con salud”, me permiten seguir en este apasionante camino por entender lo que somos, es una aventura que sin duda, no encontrará final en esta puerta siempre entornada por las dudas y los misterios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.