Cómo reparar una uña del pie rota con acrílico

Reparar uñas pie

¿Alguna vez te se ha roto una uña del pie? La realidad es que es una sensación bastante molesto, por eso, es buena idea que aprendas a cómo reparar una uña del piel rota con acrílico. Es más fácil de lo que te imaginas y los resultados son sorprendentes. No solo ahorrarás dinero, sino que también te dará la satisfacción de hacerlo por ti misma. Te contamos todo lo que debes saber al respecto.

Por qué utilizar acrílico para una uña del pie rota

Podrías estar preguntándote por qué utilizar acrílico para reparar una uña rota en lugar de simplemente dejarla sanar por sí sola. Bueno, aquí tienes la respuesta: el acrílico proporciona una capa protectora que no solo ayuda a fortalecer la uña dañada, sino que también evita que se enganche en calcetines o zapatos, causando más dolor y daño.

Además, el proceso es relativamente económico y puede ser realizado en la comodidad de tu casa. En este sentido, si lo haces sabiendo cómo hacerlo correctamente te gustará el resultado y lo mejor de todo, evitarás que la uña rota se te enganche en cualquier parte.

uña reparada de pie con acrílico en la bañera y resistente

Precauciones que debes tener en cuenta

Antes de empezar a reparar la uña de tu pie rota, es importante que tengas presente algunas precauciones. De esta manera te asegurarás de que todo el proceso sea el correcto para ti.

  • Higiene: asegúrate de que tus manos y pies estén limpios antes de comenzar el proceso. La higiene es clave para prevenir infecciones y promover una curación saludable.
  • Alérgenos: algunas personas pueden ser alérgicas a los productos químicos presentes en los productos acrílicos. Realiza una prueba de parche en una pequeña área de la piel antes de usar cualquier producto nuevo para asegurarte de que no haya reacciones adversas.
  • Retirada adecuada: si en algún momento deseas retirar el acrílico, es importante hacerlo correctamente para evitar daños en tus uñas naturales. Puedes remojar las uñas en removedor de acrílico o visitar un profesional de uñas para un proceso seguro.

Qué necesitas

Antes de realizar la reparación de la uña del pie rota, debes asegurarte de tener todos los materiales necesarios a mano. Para ello ten en cuenta la siguiente lista:

  • Kit de uñas acrílicas: Incluye polvo acrílico y líquido monómero.
  • Lima de uñas: Para dar forma y alisar la uña.
  • Cepillo de uñas: Para aplicar el polvo acrílico.
  • Papel de aluminio y algodón: Para limpiar el cepillo entre usos.
  • Base coat y top coat transparente: Proporcionan una protección adicional y brillo.
  • Quita esmaltes: Para limpiar cualquier esmalte existente en la uña rota.

Utilizar una lámpara de uñas también es buena idea porque así se secará antes y además, se quedará mucho mejor pegado el material a la uña dejando un acabado profesional.

Uñas de pie arregladas con acrílico en la playa

Paso a paso

A continuación vamos a explicarte cuál es el paso a paso para que puedas hacerlo desde la comodidad de tu casa y que además, puedas hacerlo correctamente. No pierdas detalle y ponte manos a la obra.

Limpieza y preparación

Antes de comenzar, asegúrate de que tus pies estén limpios y secos. Si tienes esmalte en la uña rota, retíralo con el quita esmaltes y límpiala suavemente. Esto asegurará que el acrílico se adhiera correctamente.

Lima y da forma a tu uña

Usa la lima de uñas para dar forma a la uña rota. Trata de mantener la forma natural de la uña tanto como sea posible. Lima suavemente la uña, evitando aplicar demasiada presión para no empeorar la rotura. Si es necesario, corta las uñas de tus pies.

Prepara el acrílico

En un pequeño recipiente, vierte una pequeña cantidad de líquido monómero. Luego, sumerge el cepillo en el líquido y sécalo ligeramente con papel de aluminio y algodón. Ahora, toma una pequeña cantidad de polvo acrílico y colócalo en el área rota de la uña.

Aplicación del acrílico

Usa el cepillo para aplicar el polvo acrílico en la uña rota. Trabaja con movimientos suaves y precisos para asegurarte de que el polvo cubra toda el área dañada y se mezcle uniformemente con el líquido monómero. Repite este proceso hasta que la uña rota esté completamente cubierta con una capa de acrílico.

Seca y pule

Una vez que hayas aplicado el acrílico, deja secar la uña durante unos minutos. Si utilizas una lámpara para uñas aún será más fácil y rápido el proceso. Luego, usa la lima de uñas nuevamente para alisar y dar forma a la capa de acrílico. No te preocupes si parece un poco áspero, a contracción resolverás este problema.

Arreglar uña de pie rota con acrílico

Acabado profesional

Aplica una capa delgada de base coat transparente sobre la uña reparada. Esto ayudará a suavizar cualquier aspereza y proporcionará una base lisa para el esmalte. Una vez que el base coat esté seco, aplica una capa de top coat transparente para dar brillo y protección duradera. De nuevo, utiliza la lámpara de uñas.

Cuidados después de reparar la uña rota con acrílico

Una vez que hayas completado el proceso de reparación, es importante mantener la uña rota y el área circundante hidratados. Aplica aceite de cutícula regularmente para evitar que la uña se vuelva quebradiza.

Evita exponer la uña a golpes o presión excesiva durante los primeros días después de la reparación para permitir que el acrílico se asiente adecuadamente. De esta manera tendrás una uña totalmente reparada y bien enganchada para permitir que tu uña natural se pueda sanar correctamente.

Mantén tu uña en buenas condiciones a largo plazo

Después de que hayas completado la reparación de tu uña del pie rota con acrílico, es fundamental que mantengas un cuidado continuo y que de esta manera te asegures de que tu uña se mantiene fuerte y saludable. Para ello, sigue los siguientes consejos:

  • Alimentación saludable: una dieta rica en vitaminas y minerales, especialmente biotina, zinc y calcio, puede mejorar la salud de tus uñas desde adentro.
  • Hidratación: aplica regularmente aceites de cutícula y cremas hidratantes para mantener tus uñas y cutículas nutridas.
  • Evita el maltrato a las uñas: trata de no usar tus uñas como herramientas para abrir cosas o rascar superficies. Esto puede debilitarlas y aumentar el riesgo de roturas.

Ahora puedes lucir tus pies con confianza y comodidad, sabiendo que has tomado el control de la situación y has logrado una solución efectiva por ti misma. Recuerda que la paciencia y la práctica son clave para obtener los mejores resultados.


Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Jose Javier dijo

    Me gustaría una aclaración sobre que es una «acrilico», es un esmalte de uñas o un pegamento, por ejemplo Locitte o Super Glue. Gracias