Cómo limpiar tu sofá de tela

Sofá

El sofá debe limpiarse con regularidad, al igual que las alfombras o el horno. Aunque no siempre se vea, la suciedad de acula en estos en forma de partículas de polvo, ácaros… que es recomendable eliminar tanto para cuidar nuestra salud como la del propio sofá.

Cuando un sofá no se limpia con frecuencia la suciedad de acumula y adquiere un aspecto menos lucido. Una sencilla rutina de limpieza contribuye a que tenga mejor aspecto durante mas tiempo. Y no, no es necesario esperar a que tenga una mancha para hacerlo, aunque si es así deberemos actuar rápido y de forma correcta para eliminarla. ¿Quieres saber estos y otros trucos para limpiar tu sofá de tela?

Limpieza rutinaria de tu sofá

No hay que esperar a que el sofá tenga una mancha para limpiarlo. Debemos hacerlo a menudo para eliminar partículas de polvo, ácaros… Incorporar su aspirado a nuestra rutina semanal de limpieza es la mejor forma de que el sofá no acumule suciedad y tenga un aspecto lucido.

Aspirar sofá

1. Aspirado semanal

Pasar el aspirador prestando atención a esquinas y recovecos es algo que debemos hacer semanalmente si queremos que nuestros sofás permanezcan limpios. Lo ideal es hacerlo siguiendo un orden para no olvidar ningún rincón. Aspira los cojines y los brazos y tras levantarlos, haz lo propio con la base, prestando atención a las esquinas. Para terminar, dale la vuelta al sofá y aspira por debajo. No olvides aspirar el suelo antes de volverlo a colocar en su sitio para terminar.

2. Limpieza de la tapicería

Además del aspirado es importante eliminar con cierta asiduidad la suciedad producida por los roces con el sofá o esas manchas superficiales que aparecen cuando subimos los pies o dejamos que los niños o las manscotas jueguen sobre ellos.

En un sofá desenfundable y lavable

¿Tienes un sofá desenfundable y lavable? Tras pasar el aspirador aprovecha a lavar las fundas en la lavadora siguiendo  las indicaciones del fabricante en cuanto a cuidados y lavado. Estas indicaciones se encuentran en la etiqueta y son la forma más sencilla de no dañar los tejidos y mantener una funda de sofá en perfecto estado durante mucho tiempo.

Lavadora

En términos generales, antes de lavar las fundas de color en la lavadora se recomienda introducirlas en la bañera bien cubiertas por una solución de agua con una buena cantidad de sal. Es la forma de asegurar la fijación de los colores y evitar la posibilidad de que se destiñan.

Después lo ideal es elegir un programa corto en frío que no centrifugue demasiado y utilizar un detergente suave. Escoge para secarlas un lugar en el que las fundas no reciban el sol directo y bien ventilado y una vez secas plancha del revés.

En un sofá no desenfundable

Puedes limpiar tu sofá de tela y quitar la suciedad mas superficial utilizando un cepillo de cerdas suaves mojado en una solución jabonosa. También puedes utilizar de la misma manera una solución de vinagre y bicarbonato en agua tibia. Además en el mercado encontrarás espumas diseñadas especialmente para la limpieza de tapicerías.

Machas ¡fuera!

¿Se ha derramado café en la tapicería o cualquier otro líquido? Actúa rápido y absorbe el líquido con un paño seco o papel de cocina. No frotes la mancha, únicamente coloca suavemente el paño sobre esta y deja que absorba el líquido. Después, utiliza productos específicos de limpieza en seco sobre la mancha o apuesta por remedios caseros. ¿Sabes que cada líquido tiene otro que lo puede contrarrestar? Eso si ten precaución al aplicar estos métodos; no todas las tapicerías responden igual.

Manchas sofá

  • Grasa: Aplica directamente bicarbonato sobre el área afectada y espera a que actúe y absorba la grasa.
  • Tinta: Vierte leche templada en un bol y empapa la punta de un paño. Aplica con toques sobre la mancha, para que la leche penetre en el tejido. Repite hasta que la mancha se ablande y después retira con un paño húmedo.
  • Sangre: Vierte unas gotas de agua oxigenada sobre la mancha y utiliza la punta de un paño para ir retirando la suciedad a base de toques precisos, para no extender.
  • Café y chocolate: Combina cuatro partes de agua, una de agua oxigenada y una gota de amoniaco y aplica sobre la mancha dejando que actúe unos minutos. Después retira la mancha con un trapo limpio humedecido en la misma solución y seca con un secador.
  • Vino tinto: Impregna un trapo con vino blanco y da suaves golpecitos sobre la mancha. Finalmente, lava con agua y jabón neutro.
  • Vino blanco: Mezcla el agua con sal hasta formar una pasta y pon la mezcla sobre la mancha de vino. Deja actuar unos minutos y lava con agua y jabón.

Ahora que sabes como limpiar tu sofá de tela para que se vea bien durante mas tiempo, ¿introducirás estas rutinas en tu plan de limpieza?

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.