Cómo encajar las críticas

Lo más habitual es que encajar las críticas no sea sencillo. A nadie le gusta recibir opiniones que quizás, no vayan por el mismo camino que el nuestro. Sobre todo, cuando dichas críticas vienen de gente que queremos. Pero también podemos darle una vuelta a todo ello y hacer que dichas críticas sean constructivas.

Por eso, hoy vamos a ver cómo encajar las críticas pero también, cómo realizarlas. Porque quizás hay mucho más en ellas que no hemos averiguado. Quizás es un toque de atención o algo que debemos tomar como positivo para dar lugar a ciertos cambios en nuestra conducta. ¡Descúbrelo!.

Qué son las críticas

A la hora de hablar de las críticas, tenemos que decir que se trata de una queja o bien, de una petición. Nos quejamos porque queremos que algo o alguien cambie. De este modo, a través de las críticas intentamos que haya un cambio. Dentro de él, hay que mencionar tanto las críticas constructivas como las negativas o destructivas. Estas últimas suelen estar enfocadas en nuestra personalidad y las primeras, optan por nuestra conducta. Lo que hace que sí podamos pararnos a reflexionar y cambiar en la medida de lo posible.

Cómo encajar las críticas

No es algo sencillo y desde luego, no todos tendremos la misma capacidad para poder encajarlas. Pero los pasos en todos los aspectos suelen ser los mismos. Primero debemos escuchar bien lo que nos dicen, porque nunca sabemos si vamos a aprender algo nuevo. Una vez que la otra persona haya terminado con su argumentación, será el momento de hacer nosotros una pregunta. Ésta será por qué tiene esa idea acerca de nosotros. Debemos de mantener siempre la calma y pensar en si lleva algo de razón en todo lo que nos ha dicho.

La mejor manera de poder encajar las críticas, es valorar lo que nos dicen y pensar en que podemos dar un ligero cambio. Quizás es una forma de mejorar en ciertas relaciones. No implica que tengamos que cambiar por alguien, pero sí que podemos valorarlo cuando las críticas vienen de las personas que queremos como padres o demás familia. Si la crítica te hace sentir incómodo, no contestes de forma emocional, porque entonces sabremos que no será nada bueno. Por eso, lo mejor es parar a pensar unos segundos y a partir de ahí valorar lo que nos han dicho y la razón que pueden tener esas palabras.

Claro que todo ello, siempre desde el punto de que sea una crítica constructiva. Porque las negativas o destructivas no llegarán de gente que realmente nos aprecia ni de personas tan cercanas. Aún así, cuando nos hacen alguna de este tipo, siempre hay que controlar la reacción emocional. Porque aunque nos enfademos, no llegaremos a ningún lado. Evitaremos el contra-atacar y lo mejor de todo es ignorar lo que se nos ha dicho. Quizás no sea fácil a priori, pero es la mejor solución. Cuando la crítica negativa no se puede convertir en un aprendizaje, entonces hay que desecharla.

Beneficios de poder encajar las críticas

Si eres de capaz de hacer lo anterior, obtendrás más beneficios de los que crees. Por un lado va a mejorar la comunicación entre tú y la otra persona. Por lo que la relación también se verá influenciada y para bien. De nuevo insistimos que hablamos de las críticas positivas y que vienen de nuestro entorno cercano.

Así, con ellos tendremos una mejor relación y las cosas irán siempre por el camino correcto. Los conflictos se verán reducidos, porque cuando hay una buena comunicación, parece que sabemos cómo mantener los problemas a raya. Aprenderás a que te escuchen y también a escuchar todo lo que tiene que decir, sabrás mantener la calma y desde luego, las relaciones en general cambiarán.


Categorías

Psicología

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.