Cómo cuidar tu sistema respiratorio

Aparato respiratorio

El sistema respiratorio es una parte fundamental de nuestro organismo, por lo que debemos cuidarlo en consecuencia. Hay muchos factores que pueden influir en la salud de nuestro sistema respiratorio, entre ellos el ambiente, el factor hereditario y los cuidados en salud que tengamos. Si quieres fortalecer tu sistema respiratorio, toma nota de estos consejos.

Un sistema respiratorio fuerte nos protege frente a enfermedades y nos hace más fuertes, ya que es una parte fundamental de nuestro cuerpo que irriga oxígeno a todos nuestros órganos. Por eso deberíamos prestarle la atención que se merece.

Practica ejercicio

Ejercicio físico

Una de las primeras cosas que deberías hacer es practicar ejercicio físico para mejorar u capacidad cardio pulmonar. El ejercicio nos ayuda a mejorar el rendimiento de nuestros pulmones, del sistema cardiovascular y de nuestro cuerpo. Es algo fundamental para mejorar la capacidad de los pulmones pero también para limpiarlos, ya que ayuda a extraer la mucosidad presente en ellos. De esta forma podremos tenerlos más limpios y respirar mejor en cualquier circunstancia. Es mejor buscar siempre un área en la que tengamos poca contaminación para poder respirar mejor. Las personas alérgicas deberían evitar lugares en los que estuviesen presentes esos alérgenos.

Evita el tabaco

No solo deberíamos evitar a toda costa el tabaco, pues sabemos que es una causa importante de cáncer de pulmón, sino que también hay que evitar a la gente que fuma cerca de nosotros. El humo nos perjudica mucho y aumenta el riesgo de padecer enfermedades relacionadas con el pulmón, por lo que es una de las cosas que deberíamos dejar cuanto antes.

Hidratación en el cuerpo

Hidratarse

La hidratación siempre decimos que es fundamental para todo. De hecho podemos pasar más tiempo sin comida que sin agua, pues nuestro cuerpo necesita estar hidratado para que los órganos funcionen y realicen su trabajo. En el caso de los pulmones la hidratación ayuda a limpiarlos en caso de haber tenido alguna enfermedad como la gripe que nos causa mucosidad y también elimina sus toxinas y hace que funcionen mejor. Por eso es tan importante mantener una adecuada hidratación corporal.

Ventila los espacios

Es importante respirar un aire de calidad tanto dentro como fuera de casa. En las ciudades esto se hace mucho más difícil debido a la polución, de ahí que encontremos más problemas respiratorios que en las personas que viven en el campo, en ambientes limpios. De todas formas podemos comprar un purificador de aire y ventilar las habitaciones para poder disfrutar de un aire renovado cada cierto tiempo.

Cuida el aire acondicionado

El equipo de aire acondicionado es muy utilizado durante el verano y hay lugares en los que se usa gran parte del año. Para que sea eficaz y no perjudique nuestra salud debe estar en perfectas condiciones. Revisa cada año el equipo y asegúrate de que sus componentes no están sucios, porque de lo contrario pueden proliferar la humedad y las bacterias en ellos.

Añade Omega-3 en la dieta

Omega 3

El Omega-3 es un componente fundamental en la dieta por muchas razones. Una de ellas es que ayuda a reducir la inflamación en los tejidos, lo que hace que los pulmones puedan trabajar mejor. Esta sustancia está presente en pescados como el salmón pero también en aguacates y nueces. Incluso podemos encontrarlo en cápsulas que nos ayudan a tener nuestra dosis correcta de Omega-3 en el organismo.

Cuida la higiene

Es importante que también cuidemos la higiene a diario para evitar contagiarnos de diversos tipos de enfermedades que afecten a las vías respiratorias. Por eso la higiene de manos y mantener las superficies limpias es algo fundamental que puede evitar contagios innecesarios.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.