Cómo crear un huerto en la terraza

Huerto en la terraza

¿Te has planteado instalar un huerto en tu terraza? Menos de 1m2 es el espacio que necesitas para cultivar lechugas, zanahorias, pimientos o aromáticas en tu propia terraza. Si tienes un espacio de esas dimensiones que recibe suficientes horas de sol ¡enhorabuena! Puedes crear tu propio huerto en la terraza.

¿Qué necesito para empezar a cultivar mis propias hortalizas? ¿Es necesario invertir en una mesa de cultivo? Si te has planteado crear un huerto probablemente te hayas hecho estas preguntas. Hoy tratamos de darles respuestas a estas y otras preguntas para que crear un huerto en tu terraza se convierta en un experiencia gratificante.

Paso a paso para crear un huerto urbano

No es necesaria ninguna experiencia para crear un huerto urbano. Tampoco lo es que tu terraza tenga unas dimensiones mínimas determinadas. Lo que si es importante es observar el espacio para conocer cuando y durante cuanto tiempo recibe sol  y conocer los distintos tipos de contenedores en los que podrás cultivar tus plantas.

Huerto en terraza

1. Conoce tu terraza

Las macetas de pimientos, tomates y judías, disfrutan mucho del sol, necesitando mínimo 6 horas de luz directa. Otras como las lechugas, las zanahorias o las aromáticas, en cambio, pueden desarrollarse óptimamente con 4 horas de luz directa. Cada planta requiere unas condiciones de luz determinadas, por eso es importante que observes estas dinámicas en tu terraza.

Luz terraza

Conocer la orientación de la terraza y las horas de sol de cada una de sus zonas, así como ser consciente de la sombra generada por edificios, árboles, etc. te permitirá jugar con ventaja. Anota tus observaciones durante algunos días; solo así podrás decidir dónde colocar aquellos cultivos más exigentes en cuanto a horas de luz o aquellos que buscan cierta sombra.

2. Escoge los contenedores adecuados

¿Mesas de cultivo, jardineras, macetas o jardines verticales? No hay un único contenedor “ideal” para cultivar tus plantas, su elección dependerá tanto del espacio con el que cuentes en tu terraza como de la inversión que estés dispuesta a realizar.

  • Macetas y jardineras. Las macetas son una opción ideal para principiantes y espacios pequeños. Son muy flexibles; puedes agruparlas de diferentes formas para tu beneficio y aumentar su número cuando desees aumentar el tamaño de tu huerto.  Es importante saber escoger, sin embargo, el tamaño de maceta adecuado para cada cultivo. Los tomates, pimientos y berenjenas, por ejemplo, requieren un volumen de maceta mínimo de 16 litros. Zanahorias, rabanitos y ajos, en cambio, necesitan únicamente 0,6 litros para desarrollarse adecuadamente por lo que agrupar varios en una jardinera resulta una gran opción.
  • Macetas textiles. Son muy ligeras y fáciles de transportar de un sitio a otro en busca del lugar más apropiado gracias a sus asas. Están fabricadas generalmente en un material geotextil permeable al agua y resistente a la intemperie y a los rayos ultravioletas. Confieren un drenaje excelente y favorecen un desarrollo radicular muy sano. Además se pueden lavar y guardar cuando no se usan, una característica muy práctica dada la temporalidad de los cultivos. ¿Todo son ventajas? Probablemente sea su estética el punto mas débil, aunque es cierto que su diseño ha mejorado y que siempre se pueden cubrir con embellecedores en otros materiales.

Macetas huerto urbano

  • Mesas de cultivo. Las mesas de cultivo elevadas son superficies muy cómodas porque nos permiten trabajar la tierra sin agacharnos, sin embargo, requieren una importante inversión. Las encontrarás fabricadas en diferentes materiales siendo las de madera tratada en autoclave para soportar las condiciones climáticas adversas las mas interesantes.  No tienen mucha profundidad, por lo que únicamente resultan adecuadas para cultivar especies que no crecen en altura, como las verduras de hoja, los pimientos, las berenjenas y aromáticas, entre otras.
  • Jardines verticales. Si el espacio es un problema, los jardines verticales son una gran elección. Son muy populares los sistemas modulares autoportantes y autodrenantes de polipropileno de gran resistencia a la intemperie. Además de estos encontrarás en el mercado jardines verticales fabricados en un fieltro que impide el desarrollo de bacterias y hongos y soluciones hechas en casa con pallets. En ellos podrás cultivar pequeñas plantas aromáticas, fresas, e incluso pequeñas hortalizas como lechugas.

Mesas de cultivo y jardines verticales

3. Prepara los contenedores y escoge tus primeras plantas

La parte mas bonita para todo principiante es el momento de escoger las plantas. Lechugas, tomates, pimientos, fresas, perejil y otras aromáticas son relativamente fáciles de cultiva y las mas apropiadas para principiantes, aunque de esto hablaremos de forma mas extendida en unas semanas. Sin embargo, una vez situados los recipientes en la terraza y para poder empezar a cultivar tus primeras plantas antes deberás….

Preparar mesa de cultivo

  • Proporcionar a la maceta o mesa de cultivo un buen drenaje, colocando una capa de uno o dos centímetros de gravilla en el fondo del contenedor que evite el encharcamiento en caso de exceso de riego.
  • Rellenar, dejando dos dedos hasta el borde del soporte, con un sustrato especial para huerto, procurando que este quede suelto y sin grumos.  Estos sustratos se componen, generalmente, de una mezcla de fibra de coco, turba rubia, turba negra, material vegetal compostado, materia orgánica y perlita.

4. Instala un sistema de riego

Una regadera o una manguera son una buena solución para iniciarnos y resultan además prácticos en huertos pequeños. Pero ¿qué ocurre si nos vamos de vacaciones? ¿o si el huerto crece demasiado? Entonces resulta aconsejable recurrir a sistemas de autorriego o apostar por sistemas mas complejos como el riego por goteo que nos dará una mayor autonomía.

Los sistemas de autorriego  funcionan como depósitos; puedes colocarlos en las macetas en las épocas más calurosas para complementar el riego manual. Los sistemas de riego por goteo son mas complejos y te permitirán regular la frecuencia y la intensidad del riego de forma automática. ¿Quieres conocer con mayor profundidad los diferentes sistemas de riego y saber cómo instalarlos en tu huerto? En dos semanas, prometemos ampliar la información. ¡Estate atenta!

¿Te han resultado útiles estas claves para crear un huerto en tu terraza?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.