Auto-humillación: ¿Por qué nos humillamos a nosotros mismos?

Auto humillación

La auto-humillación es uno de esos sentimientos que están más presentes de lo que pensamos, por desgracia. Aunque la humillación debería estar fuera de todo alcance no siempre es así y por eso cuando no viene de personas externas, sí puede ser que en uno mismo se centre la más grande de las humillaciones.

Hoy descubriremos el porqué nos humillamos a nosotros mismos en diferentes campos y diferentes momentos. Algo que tenemos que trabajar porque si nosotros no estamos contentos con cómo somos o cómo pensamos, nadie podrá estarlo por nosotros mismos. ¡Seguro que a partir de hoy lo verás con otros ojos!

La auto-humillación, ¿Qué es?

Se trata de un sentimiento lleno de connotaciones negativas hacia nosotros mismos. Por lo que es algo que debemos erradicar siempre de nuestra vida. Se asocia a situaciones que nos ocurren que no son positivas, pero que en lugar de buscar un camino hacia ellas, nos hundimos un poco más porque nos asaltan esos pensamientos de poco valor. Además de pensamientos también son sentimientos totalmente contraproducente. La negatividad estará presente en todo momento pero con ella, también la culpa. Si lo pensamos bien, ¿No crees que es algo que debemos trabajar cada día para hacerlo cambiar?

Baja autoestima

Por qué tendemos a humillarnos

A grandes rasgos podemos decir que suele ser por el miedo al rechazo. Necesitamos una constante aprobación por parte, en ocasiones, de gente que solo pasa por nuestra vida pero que no llega a quedarse. Por eso, es importante el querernos como somos, matizar nuestros puntos fuertes y trabajar los débiles. Pero que, si estamos contentos con nosotros mismos no tengamos que llegar a ese miedo al fracaso. Un miedo que se extiende a las relaciones de pareja e incluso al trabajo. ¿Por qué? Porque las personas que tienden a la auto-humillación suelen ser bastante críticos consigo mismos.

Alejar pensamientos negativos

Cómo poner solución a la auto-humillación

Cuando estamos ante algo que sentimos o pensamos, no siempre es sencillo el cambiarlo de un día para otra. Pero sí que se puede trabajar en ello y el resultado te va a sorprender.

  • Aléjate de toda la gente negativa que te rodea: Sencillo no es, ya lo habíamos avisado pero es uno de los pasos que debemos dar. Quédate siempre con quien valore tus esfuerzos, quien te apoya en los peores momentos y se ríe en los mejores.
  • Intenta aceptar los problemas: Tampoco es sencillo de encajar, pero sí debemos pensar que no todo ocurre por nuestra culpa. Que muchas llegan a nuestra vida para darnos un nuevo impulso ante nuevas responsabilidades y nuevas circunstancias que conseguiremos con esfuerzo.
  • Di adiós a la envidia: ¿Qué te aporta realmente la envidia? Absolutamente nada. Así que, es el momento de dejarla atrás porque ella viene de la mano con los pensamientos más negativos. Agradece lo que tienes porque siempre habrá quien no tenga ni la mitad.
  • No controles todo a tu alrededor: Nos encanta controlar ciertas cosas y ciertos actos, pero otros muchos nos podemos. Debes aceptarlo también e intentar que las cosas fluyan y que no te superen. Porque hay días malos pero no toda la vida será mala.
  • Trabaja en tus errores: Necesitamos ver los fallos que cometemos cada día, porque son el primer paso para poder enmendarlos y seguir hacia delante. Pero no te castigues por ellos, sino que lo bueno de esta vida y de este problema en sí, es que se puede solucionar. Solo tú eres quien decidirá cuándo y cómo, pero se consigue.

Los pensamientos negativos y una baja auto-estima son los causantes de esta auto-humillación que sienten muchas personas. Intenta buscar siempre nuevas alternativas, no querer tener todo bajo y control y no compararte con nadie más, porque solo eres tú y después tú.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.