Alimentos prohibidos en una dieta alcalina

Multitud de dietas invaden las redes de Internet, todos hemos buscado en algún momento de nuestra vida perder algo de peso, ya sea a base de ejercicio o cambiando nuestra alimentación.

En este caso, queremos hablaros de la dieta alcalina, una dieta que tiene un fin más de hacernos sentir saludables que no tanto para perder peso o adelgazar.

Queremos contarte en qué consiste la dieta alcalina, cómo se realiza y qué alimentos tenemos que evitar para llevarla a cabo correctamente.

Esta dieta también se conoce cómo la dieta alcalina ácida y su base se centra en manipular y cambiar la química de nuestro organismo para lograr limpiarlo y hacerlo adelgazar de forma sencilla y eficaz.

¿En qué consiste la dieta alcalina?

Esta dieta se centra en el consumo de alimentos depurativos, con grandes propiedades nutricionales, ricas en sales, alimentos llenos de clorofila, legumbres o aceites omega 3 entre otros.

Esta dieta se divide en un consumo de 80% de alimentos alcalinizantes y un 20% de alimentos que no lo son, esto no quiere decir que no sean saludables, tan sólo que no son alcalinos.

Qué es un alimento alcalino

Para saber diferenciarlos tenemos que explicar que el alimento alcalino es aquel que tiene un efecto bioquímico en el organismo. Se tiene que observar si tras el consumo de ese alimento el pH de nuestro organismo aumenta.

El valor del pH no es más ni menos que la cantidad o la medida de acidez de algo. En ese caso, de 0 a 7 diríamos que es un alimento ácido y de 7 a 14 se trata de un alimento alcalino.

Cuando ingerimos un alimento, éste se transforma para producir energía y los restos que quedan de él pueden ser restos de composición ácida o alcalina. En este caso, los restos ácidos son los que pueden hacernos más vulnerables y propensos a padecer enfermedades e infecciones.

Por ello, si evitamos este tipo de alimentos conseguiremos un cuerpo más sano y saludable. Conoce a continuación cuáles son los alimentos prohibidos.

Antes de empezar

Antes de empezar cualquier tipo de dieta lo que necesitamos es mentalizarnos bien porque generalmente el cambio de alimentación que llevaremos a cabo será costoso al principio. En este caso, la dieta alcalina supone más un esfuerzo de aprendizaje y memoria de cuáles son aquellos alimentos en los que nos tenemos que fijar y cuáles tenemos que dejar de lado.

Para tener éxito en cualquier dieta tenemos que lograr un equilibrio en nuestro día a día, tener en cuenta los factores que nos alteran y nos incitan a malos hábitos de vida.

El estrés en el trabajo, los estudios, tener muchas cosas en la cabeza, también repercutirá en nuestra alimentación y hará que nuestro balance del pH corporal sea malo.

Alimentos prohibidos en una dieta alcalina

A continuación te contamos cuáles son los alimentos que tenemos que evitar para poder mejorar nuestro pH.

  • Carnes rojas y embutidos cárnicos.
  • Lácteos de todo tipo.
  • Harinas blancas de trigo.
  • Alimentos prefabricados e industriales.
  • Bollería, postres industriales, productos de pastelería.
  • Mantequilla y margarina.
  • Huevos.
  • Garbanzos y judías negras.
  • Cereales industriales.
  • Setas o champiñones.
  • Pimiento rojo.
  • Patatas.
  • Chocolate con leche y con azúcares añadidos.
  • Grasas trans de todo tipo.
  • Azúcar blanco y refinado.
  • Sal yodada.
  • Bebidas alcohólicas.
  • Refrescos.
  • Todo tipo de salsas industriales.
  • Café.
  • Mate.

Riesgos de consumir alimentos ácidos

Tenemos que tener en cuenta que un aumento desmesurado de los alimentos ácidos puede ocasionar ciertas patologías en nuestro organismo.

  • Mayor posibilidad de padecer tumores cancerígenos.
  • Desarrollo de alergias.
  • Elevación del ácido úrico en el organismo.
  • Aparición de litiasis.
  • Ser más propenso a padecer arterioesclerosis.
  • Se disminuye la capacidad del cuerpo de absorber nutrientes.
  • Puede sobrecargarse el torrente sanguíneo en sustancias tóxicas.
  • Se desmineralizan los huesos y puede dar lugar a osteoporosis.
  • Dificultad para que el oxígeno llegue a las células.

El consumo muy prolongado de alimentos acidificantes puede provocar algunas de las patologías vistas anteriormente, sin embargo, no nos tenemos que preocupar porque desde pequeños nos alimentamos con productos alcalino, ácidos o neutros y nuestra salud no se ve mermada.

A partir de ahora, y una vez aprendida la diferencia entre los distintos tipos de alimentos seremos nosotros mismos los dueños de nuestras decisiones y elegiremos los alimentos que consumir.

Si estás decidido a empezar una dieta alcalina, infórmate bien de cuáles son los alimentos que debes incluir para no tener futuras carencias nutricionales. Consulta con tu nutricionista de confianza o acude al médico para consultarle tus inquietudes de cambio de dieta.

Habrás escuchado que muchas personas han adquirido el hábito de empezar su día a día con un vaso de agua tibia con un limón recién exprimido en ayunas, media hora antes de desayunar. Este gesto es muy sencillo de realizar y ayuda a que el pH del organismo esté en equilibrio asegurando una buena salud.

Encuentra tus momentos y organízate con las comidas para poder llevar este tipo de dieta alcalina correctamente.


Categorías

Nutrición, Salud

Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro profesional. Entre radio, televisión y pequeñas productoras dejo un hueco de mi agenda para compartir con vosotros lo más interesante que me encuentre por este camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.