8 consejos para tener una navidad de lo más fit

mesa de navidad  No hay nada mejor que las navidades en familia, rodeados de las personas que nos quieren y conseguir no engordar ningún kilo durante las fiestas. Parece tarea complicada, sin embargo, todo es posible si llevamos a cabo unas rutinas de ejercicios y llevamos una vida saludable.

Disfrutar de una Navidad fit es posible, y con los consejos que te contaremos a continuación podrás disfrutarla el doble, sin remordimientos y sin ninguna pena.

Puede que estar en Navidad y pensar en adelgazar o hacer deporte, o tener una vida un poco más saludable puede ser contradictorio, sin embargo, no tiene por qué sonar a cohibición. Para las personas es fácil dejarse llevar por la alegría del momento y todo lo que supone una celebración, y más en esta Navidad, que muchos pensarán en disfrutar una buena comida ya que las reuniones familiares se han reducido tanto.

ideas para mesa navidad

De forma habitual, muchas personas tienen una época de descanso y de vacaciones, y abandonan sus actividades para retomarlas en enero. Lo cierto es que esto resulta un autoengaño, porque no hay nada que impida seguir entrenando durante el último mes del año y el primero.

Cuando se trata de ejercicio, muchas personas que empiezan a cuidarse es normal que la fuerza de voluntad flaquee durante la Navidad.

Es por ello que queremos contarte cuáles son los mejores consejos que puedes realizar para tener unas navidades saludables y de lo más fit, consejos que te ayudarán a eliminar la pereza y tener más fuerza de voluntad.

8 consejos que debes seguir para tener unas navidades fit

No debes saltarte ninguna comida

Siempre pensamos que cuanto menos comamos más adelgazaremos, sin embargo, no es saludable saltarse ninguna comida ya que es importante tener alimento y nutrientes para que nuestro cuerpo tenga energía. 

Existen estudios que aseguran que saltarse las comidas es una de las principales causas del desarrollo de deficiencias nutricionales o enfermedades crónicas, como la diabetes o la obesidad.

Lo ideal es comer varias veces al día en raciones pequeñas o no saltarse las principales comidas del día, es decir, el desayuno, la comida y la cena.

decoración navidad mesas

Si tienes una invitación, come un poco antes de salir de casa

No hay nada mejor que comer un poco antes de una reunión familiar o con amigos, compañeros de trabajo, etc. Lo ideal es optar por alimentos ricos en agua, bajos en grasas y azúcares y que te mantengan saciado por más tiempo.

De esta forma, podrás reducir la cantidad de comida que vayas a ingerir durante el compromiso sin descuidar tanto tu dieta. Aunque como todo, hay que tener mucha fuerza de voluntad y no caer en la tentación de comer de más o probar todas las cosas deliciosas y terminar comiendo en exceso, ya que hay que tener en cuenta que desde casa llevas algo en el estómago.

Busca el equilibrio entre la alimentación y el ejercicio

Es importante encontrar el perfecto equilibrio entre la cantidad de alimentos que ingerimos y el ejercicio que realizamos en casa o en nuestros ratos libres. Durante estas fechas, de forma habitual prestamos más atención al comer y no tanto al ejercicio, y es cuando se genera un desequilibrio.

Así que la idea no es que te conviertas en un esclavo de las calorías, ni te pares a contar todo lo que comes durante estos días, sino que debes limitar la ingesta calórica de forma paulatina sin que sea un gran sacrificio hasta que puedas retomar la rutina de ejercicios.

No dejes de hidratarte

Si viajas, vas a casa de amigos o de familiares, es normal despistarse un poco y beber menos. Por otro lado, estas fechas son un poco más caos y nos hacen descuidarnos en cuestiones de hidratación.

No debemos olvidar ni dejar de beber agua para mantenernos bien hidratados. Además, si vas a seguir entrenando, debes hidratarte tanto antes como después de cada entrenamiento.

Y como sabrás, mantenerse hidratado ayuda a controlar la sensación de saciedad, mejora la digestión y contribuye al buen tránsito intestinal.

Debes aprender a decir ‘no’

Aunque cueste, y en ciertas ocasiones, cueste mucho, debemos aprender a decir que ‘no’ a ciertos alimentos y bebidas que nos puedan ofrecer. Por ejemplo, reducir la ingesta de dulces, postres, no coger grandes porciones.

Los postres se ven deliciosos al mismo tiempo que están repletos de azúcares y grasas, por eso, debemos de ser fuertes y aprender a decir que no queremos, u optar por otras opciones más saludables como pudiera ser un postre libre de azúcar o directamente una fruta.

Evita los excesos

Si quieres conseguir vivir una Navidad Fit, debes ser consciente de que los excesos no son nada saludables, ni ahora en Navidad ni en ningún otro momento del año. Por otro lado, no decimos que tengas que dejar de probar cosas ricas o que tengas que realizar ejercicio todo el tiempo, solo debes ser consciente que las comidas navideñas son mucho más pesadas y pueden hacerte engordar más.

Con fuerza de voluntad y manteniendo una pequeña rutina de ejercicios podrás mantenerte bien durante las fiestas, tan sólo hay que querer.

mesa navidad deco

Bebe con moderación

No beber alcohol en Navidad puede ser una de las tareas más complicadas que puedan realizar los adultos, gran cantidad de licores abundan las mesas, los cavas, vinos espumosos, vinos, alcoholes fuertes, etc. 

La idea que proponemos no es abandonar el alcohol durante todas las fiestas, sino que se disminuya la cantidad y no estemos todo el día de copas.

Beber alcohol en exceso tiene varios agravantes, por un lado si bebemos mucho también nos provocará que nuestro apetito aumente. Además, si nos pasamos con el alcohol nuestro cuerpo engordará, ya que son azúcares y se convierten en grasas.

Intenta hacer ejercicio antes y después de una gran comilona

Los días previos, intenta aumentar el ejercicio físico para poder quemar calorías extra y no perder la figura por las comidas. Aunque tengas establecidos los tiempos de entrenamiento es importante que al menos salgas una vez al día a entrenar, por la mañana, tarde o por la noche, y más si después vas a asistir a una comida familiar.

Si quieres cuidar tu línea, lo ideal es que antes de hacer ejercicio dejes pasar un par de horas para que la digestión sea efectiva y no tengas un mal entrenamiento. Después de una comida copiosa te aconsejamos que vayas a dar un paseo y salgas a caminar un poco para que la digestión sea más rápida.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.