5 recomendaciones para reducir residuos en el hogar

Cubo de basura

Cada español genera 464 kilos de residuos al año según Eurostat, la oficina europea de estadísticas. Entre estos residuos hay algunos que no pueden utilizarse por segunda vez (latas y embalajes de alimentos) y otros que están en perfectas condiciones o podrían reutilizarse tras algunos “arreglos” (ropa, juguetes, aparatos electrónicos).

Alargar la vida útil de los productos y promover la venta y compra de productos de segunda mano son algunas de las medidas para acabar con una parte de los residuos. Aquellos no reutilizables, sin embargo, lo ideal es no generarlos. ¿Y cómo podemos contribuir cada uno de nosotros a reducir los residuos generados en nuestro hogar? Te lo contamos.

Comprar a granel

Cajas de cartón, bandejas y embalajes de plástico… Estos materiales que a menudo envuelven los productos terminarán directamente en la basura. El medio más eficaz para no generar este tipo de residuos es ¡no comprarlos! Hoy en día existen locales 100% cero residuos y tiendas en las que podrás abastecerte utilizando tanto un sistema de contenedores retornables como tus propios recipientes: botes de cristal, mallas, bolsas de tela….

Granel

También contribuirás a reducir residuos apostando por alimentos de cercanía, aquellos que se producen en un radio de distancia relativamente cercano. Estarás ayudando además al desarrollo económico de tu comarca y reduciendo el impacto ambiental derivado de transporte..

Mercado de verduras y frutas

¿Dónde compro este tipo de productos? Puedes apostar por adquirir cestas de productores cercanos o hacer la compra en el mercado de abastos o el mercado semanal de tu pueblo o ciudad. Son cada vez mas frecuentes también las grandes superficies en las que apuestan y destacan los alimentos de proximidad y temporada.

Evitar productos de un solo uso

Botellas de plástico, papel de aluminio, papel de cocina, vasos de plástico, cápsulas de café… Estos son solo algunos de los muchos productos de “usar y tirar” que se utilizan diariamente en muchos hogares y que acaban en nuestro cubo de la basura.

Productos de un solo uso

Son residuos que no siempre se gestionan de manera adecuada y que podemos evitar. ¿Cómo? Utilizando algunas de las muchas alternativas reutilizables y respetuosas con el medio ambiente que hoy pueden encontrarse en el mercado.

  • Botellas de cristal o inoxidable para sustituir las de plástico
  • Servilletas y trapos de tela para evitar las de papel
  • Telas de algodón enceradas en lugar de papel de aluminio para conservar los alimentos y transportarlos.
  • Bolsas de tela para llevar el bocadillo
  • Bolsas de malla para hacer la compra
  • Botes de cristal para almacenar alimentos
  • Pajitas de bambu o inoxidable reutilizables

Adquirir productos de segunda mano

Facilitar las cosas a quien quiere deshacerse de un producto en uso de una forma que permita reutilizarlo y cambiar la mentalidad del comprador respecto de los productos de segunda mano es clave para reducir en número de residuos y el impacto medioambiental de generar nuevos productos.

Hoy en día existen muchos centros a los que donar objetos que ya no utilizamos (Aeress, Cáritas, Koopera) o vender/comprar productos de segunda mano (Wallapop, Ebay, Vibbo…) La Ocu apuntaba recientemente en un estudio que quien recurre a la segunda mano queda muy satisfecho en 2 de cada 3 ocasiones y que las compras transcurren sin problemas en un 90% de los casos.

En la mayoría de ellas encontrarás productos en buen estado que pueden servirte o que incluso los puedes convertir en materia prima de terceros artículos.

Utilizar productos de limpieza caseros

¿Cuántos productos de limpieza tienes  en tu hogar? ¿Cuántos  utilizas semanalmente? Nuestros hogares están hoy llenos de recipientes plastificados que contienen productos químicos de limpieza de lo más variados. Los recipientes acaban como residuos en nuestra basura y los químicos resultan a menudo tóxicos para nuestro organismo y responsables de la contaminación de los acuíferos del planeta.

Productos de limpieza

Para tener nuestra casa limpia, sin embargo, unos pocos productos de limpieza son suficientes. Reemplazar los principales productos de limpieza por otros fabricados con vinagre, limón, bicarbonato de sodio, y esencias naturales es posible. Ahorras dinero y evitas contaminar tu salud y la del medio ambiente.

¿Y los productos utilizados para lavar los platos o la ropa? Sustitúyelos por pastillas de jabón. Puedes comprarlas o hacerlas tu mismo. Son jabones  que podréis rallar para que sea más fácil diluirlos, o incluso a partir de los cuáles podréis hacer jabón líquido.

Compostar

Alrededor del 50% de los residuos que generamos en el hogar es materia orgánica, el residuo que más fácilmente puede ser transformado y reciclado mediante el llamado proceso de compostaje. Un proceso que consiste en convertir los restos de materia orgánica en un abono eficaz y respetuoso con el medio ambiente.

Compost

Puedes instalar tu propio compostador en el balcón o instalar en la comunidad un colector colectivo con la ayuda de todos los vecinos. El abono obtenido servirá luego para el mantenimiento de jardines y huertos. ¿Queréis saber mas sobre el compostaje urbano? Pronto ampliaremos la información, ¡estaos atentos!

¿Y vosotros? ¿Habéis tomado ya alguna de estas medidas para reducir vuestros residuos?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.