5 mitos y curiosidades sobre el embarazo

Mitos sobre el embarazo

Existen infinidad de mitos y curiosidades entorno al embarazo, cosa que no es de extrañar por la mística que lo rodea. Crear una vida a partir de células es algo mágico y todo lo que sucede durante las semanas de gestación lo es más aún. Aunque en realidad no es magia, es una consecuencia de la perfecta maquinaria que es el cuerpo humano, concretamente y en este caso, el cuerpo de la mujer.

Durante el embarazo se producen diversos cambios que pueden considerarse normales, por ser más conocidos. Pero otros son curiosidades que no dejan de sorprender. Algunos incluso, son mitos que no se sabe bien de dónde proceden, pero que están ahí, acompañando al embarazo. Leyendas que se comparten entre generaciones y comunidades, llegando a traspasar fronteras y avances médicos.

Mitos sobre el embarazo

Los mitos sobre el embarazo van pasando entre generaciones, se van transformando y se terminan por convertir en algo real, tan solo porque alguien alguna vez dijo que era así. En algunos casos se trata de cuestiones reales, con explicación médica. Pero en otros muchos casos no son más que historias que con el tiempo se han ido convirtiendo en algo que no se sabe bien de donde procede. Estos son alguno de esos mitos y curiosidades sobre el embarazo.

A las embarazadas les crecen los pies

Los pies de la embarazada

Aunque a la mayoría de mujeres le gustaría que fuese un mito, la realidad es que en este caso se trata de algo verídico. Durante el embarazo, los ligamentos se vuelven más flexibles y por ello el pie puede crecer, llegando a aumentar hasta en una talla. En muchos casos el pie vuelve a su tamaño después del embarazo, pero lo normal es que mantenga la nueva talla una vez que esto ocurre.

Según la forma de la tripa se puede saber el sexo del bebé

Este es uno de esos falsos mitos que carece de evidencia científica. La forma de la tripa tiene que ver con la forma física de la propia embarazada, del tono muscular, del útero y de la forma de su esqueleto. Esto, no tiene nada que ver con si el bebé es niño o niña, por lo que no es posible adivinar el sexo solo con observar si la barriga es redondeada o puntiaguda.

El embarazo puede provocar un aumento de la miopía

De nuevo una curiosidad muy real y que afecta a muchas mujeres embarazadas. Por culpa de los cambios hormonales se puede sufrir una pequeña pérdida visual, que en la mayoría de los casos es temporal. Sin embargo, durante esta dificultad visual pueden aumentar las dioptrías de la miopía, algo irreversible. Por ello, si estás interesada en hacerte una cirugía refractiva, es aconsejable tener en cuenta posibles embarazos futuros.

Hay que comer por dos

Alimentación en el embarazo

Y esto es algo que además de falso puede resultar muy perjudicial para la salud de la embarazada. Las mujeres más mayores son las que animan a las jóvenes embarazadas a comer más, por dos concretamente. Pero no te dejes engañar, tu cuerpo solo necesita un ligero aumento de las calorías a medida que avanza el embarazo. En ningún caso debes comer doble, por el contrario, debes cuidar al máximo tu alimentación durante el embarazo.

¿Tienes muchos ardores? Es porque el bebé nacerá con mucho pelo

Otro falso mito que tiene más que ver con los cambios físicos de la embarazada, que con la fisionomía del bebé. Porque el pelo no tiene nada que ver con la acidez, si no el propio embarazo, el desplazamiento de los órganos como consecuencia del crecimiento del feto, los cambios hormonales que afectan al pH de la mujer y la dificultad para hacer la digestión.

Seguro que en alguna ocasión has oído hablar de alguno de estos mitos e incluso pensabas que eran certeros, quizá te sorprenda averiguar que nada tienen de real. Sin embargo, aunque está bien y es importante saber qué es verdad y qué no, en el embarazo, nunca está de más creer que todo es un poquito mágico. Porque el cuerpo de la mujer es capaz de crear vida, dar vida y alimentar con su propio cuerpo. Si eso no es mágico, ¿Qué lo es?.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.