¿Cómo debe ser una alimentación adecuada?

Actualmente, existen un montón de teorías sobre cómo debemos comer, en qué proporciones debemos añadir proteínas o hidratos de carbono, cuántas piezas de frutas son necesarias ingerir al día y un largo etcétera al que debemos sumarle “dietas milagro”, marcas de batidos y cremas nutricionales, etc.

Pero, realmente, ¿cómo debe ser una alimentación adecuada? Esto tratamos de desvelar hoy en nuestro artículo, ofreciendo la información con toda la objetividad posible que se debe tratar un tema super importante para nosotros, como es la alimentación. 

Productos alimenticios

La alimentación es fundamental para el desarrollo de la vida de las personas. Esta se puede abordar bajo dos perspectivas distinta: la estrictamente fisiológica de la nutrición para satisfacer una necesidad fundamental de supervivencia, y la más imaginativa en la que entra la creación de sabores y olores que convierten a la alimentación en un verdadero placer, y la preparación de platos en un verdadero arte, la gastronomía.

Siempre se ha dicho que una alimentación buena tiene que ser variada y por ello, hay que fijarse sobre todo en su gama de colores: cuanto más colorido sea nuestro plato y nuestra alimentación diaria mucho mejor. Esto también ayuda a que cuanto más variados sean los productos alimenticios de los que disponemos, más tipos de platos diferentes y ricos podremos crear.

¿Qué queremos decir con esto? La alimentación equilibrada es la base de una vida sana. Por ello, los alimentos se deben combinar de manera que se obtengan todas las sustancias necesarias para un desarrollo correcto del organismo.

Los alimentos contienen proteínas, vitaminas, hidratos de carbono, grasas y minerales en proporciones diversas. Es por esta razón también, por lo que debemos conseguir es que nuestra nutrición sea lo más variada posible.

Las proteínas

El valor nutritivo de las proteínas depende de los aminoácidos que contienen. Si faltan algunos en una proteína, habrá que consumir también otra que sí los contenga, de manera que dichas proteínas se complementarán para proporcionar todos los aminoácidos esenciales para la vida.

Las proteínas animales tienen más valor nutritivo que las vegetales, y son mejor asimiladas por el organismo.

Los alimentos más ricos en proteínas son los productos lácteos, los huevos, las carnes y los pescados. Entre los vegetales, la soja es el que contiene más proteínas.

Los hidratos de carbono

Los hidratos de carbono, que proporcionan la energía necesaria para todo tipo de actividades, abundan en la fruta, la leche, los cereales, las legumbres, los azúcares, las carnes y los pescados. Los productos a base de harina blanca y azúcar aportan muchas calorías pero, sin embargo, pocos elementos nutritivos.

Las grasas

Las grasas son indispensables para la salud, ya que suministran calor y energía al organismo. Sólo son necesarias en pequeñas cantidades, ya que el exceso de grasas saturadas favorece el aumento de colesterol. Se encuentran especialmente en el huevo, los quesos, las mantequillas y los aceites.

Las vitaminas

Estas son necesarias para el crecimiento, la recuperación de tejidos dañados y la regulación del metabolismo. Las más importantes son las que se describen a continuación:

  • Vitamina A: Favorece la salud de la piel y la vista. Se encuentra en numerosas hortalizas y frutas.
  • Vitaminas del grupo B: Ayudan a la conversión de la energía en calorías y a la formación de glóbulos rojos. Se encuentra en productos lácteos, carnes, frutas y verduras.
  • Vitamina C: Es necesaria para mantener en buen estado el tejido conjuntivo que protege las células del cuerpo y para asimilar el hierro. También es destacable su acción para la prevención y curación de enfermedades. Se encuentra en numerosas verduras y frutas.
  • Vitamina D: Los productos lácteos la contienen en grandes cantidades. Se necesita para asimilar el calcio y fósforo.
  • Vitamina E: Ayuda al mantenimiento de las células y la cicatrización de heridas. Se encuentra en aceites vegetales, cereales y huevo.
  • Vitamina K también conocida como vitamina antihemorrágica: Entre otras propiedades, favorece la coagulación de la sangre. Se encuentra en algas marinas, cereales y verduras.

Otras sustancias para el buen funcionamiento del organismo y muy a tener en cuenta son: calcio, sodio, hierro, yodo, potasio y fósforo.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Nutrición, Salud

Estudiante de Psicología, monitora educacional y con múltiples aficiones. Una de mis pasiones es la escritura y otra es ver vídeos y leer de todo lo relacionado con la belleza, el maquillaje, tendencias, cosmética, etc... Así que este lugar es perfecto ya que puedo dar rienda suelta a lo que me gusta y mezclar ambas aficiones. Espero poder compartir con vosotros lo que conozco del tema y que seáis vosotros también los que me ayudéis a mí a seguir conociendo cosas sobre esta temática con vuestros comentarios. Gracias por leer Bezzia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.