Toma el sol de forma saludable

Tomar el sol de forma saludable

A todas nos gusta broncearnos en verano, adquirir poco a poco y tono a tono ese morenito playero que a final de verano es la prueba irrefutable de que has descansado, de que has tenido vacaciones, de que lo has pasado bien y de que estás deseando que llegue el próximo verano para disfrutar de días de sol nuevamente. Todo esto está muy bien pero hemos de recordarte algo: ¡Toma el sol de forma saludable!

Nada de hacer locuras del tipo: no usar protección solar, exponerte al sol directamente en horas de mayor radiación, no beber líquidos, etc. Pero para que te quede más claro aún si cabe vamos a darte una serie de consejos que te ayudarán con varias cosas: tomarás el sol adecuadamente, el bronceado te durará más y cogerás un tono o dos más que en años anteriores. ¿Quieres saber cómo? Pues quédate con nosotras, y entérate aquí.

Antes de tomar el sol…

Si tomas el sol sin haber exfoliado e hidratado tu piel correctamente días antes de la exposición, tu piel quedará como un auténtico mapa de lunares. Si quieres evitar esto, debes hacer lo siguiente y en este orden:

  1. Exfoliación de la piel: Para que el bronceado sea seguro, uniforme, saludable y duradero, debemos limpiar nuestra piel en profundidad con la ayuda de un ‘peeling’. Lo realizaremos con un gel exfoliante, el cuál no te resultará muy difícil conseguir ya que cualquier marca de cosmética tiene el suyo propio. Este gel lo que hace es eliminar células muertas, realizando así una limpieza profunda. Que no te de miedo frotar y arrastrar, ya que esto hará que el bronceado no se vea a “trozos” sino que será totalmente uniforme. Recuerda realizarlo tanto en la cara como en el cuerpo. También puedes recurrir al ‘peeling’ químico, pero tampoco te lo aconsejamos ya que te costará el dinero y además irrita mucho más que uno casero hecho por ti misma.
  2. Hidratación profunda: Después de un ‘peeling’ es obligatorio aplicar una hidratación profunda. No vale con cualquier loción corporal que usemos a diario sino que tendremos que hacernos con una manteca corporal algo más espesa y por tanto más hidratante. Aquellas que contienen aloe vera además de hidratar ayuda a regenerar la piel y son bastante calmantes.

tomar-el-sol

Alimentos que te ayudarán a ganar bronceado

Sí, cómo lo has oído, hay alimentos que te ayudarán a ganar bronceado. Prueba con los siguientes:

  • Alimentos ricos en betacarotenos: Los betacarotenos favorecen la producción de melanina. Estos alimentos se caracterizan por su color rojo, amarillo o naranja (¿quién no pensó en la reina del bronceado, la zanahoria?). Pero además de la zanahoria también están aquí incluidos el melocotón, los albaricoques, la calabaza, el tomate, la sandía, los pimientos y las cerezas.
  • Frutas y verduras: las frutas y verduras son ricas en vitaminas y antioxidantes. Incluye en verano platos basados en estos alimentos; además de ser recetas frescas, ligeras, poco calóricas y muy sanas, protegerán tu piel.
  • Alimentos ricos en vitaminas del grupo B: Carne, pescado, huevos, lácteos y legumbres.
  • Alimentos ricos en vitamina E: Posee acción antioxidante y cicatrizante. Aceite de oliva, aguacate, yema de huevo, avellanas y pipas de girasol.
  • Alimentos ricos en omega 3: Este ácido graso esencial es necesario también para el mantenimiento del buen estado de la piel y broncearse con salud, ya que combate su sequedad y deshidratación. No olvides tomar este verano pescado azul, marisco, nueces, semillas de lino, coliflor, coles de Bruselas, espinacas y fresas.

Hemos hablado de alimentos, pero no debemos olvidar algo muy importante, mucho más que la alimentación. Es el beber dos litros de agua diarios como mínimo. Las razones son bien sencillas:

  • Evitarás la deshidratación.
  • Evitarás el envejecimiento cutáneo prematuro: las arrugas no aparecerán con tanta facilidad.
  • Al tener la piel hidratada no nos saldrán tantos pellejitos por el bronceado. No nos “descamaremos” y el bronceado nos durará mucho más.

Si el agua te aburre, o no eres de beber mucho, prueba con zumos, batidos de frutas naturales y tés.

Crema protectora, obligatoria en tu neceser de verano

cremas protectoras

Si hay un imprescindible, sobre todo en los meses de verano (el resto del año también), es una buena crema facial y corporal que nos proteja del sol.

Depende mucho del tono de tu piel, deberás usar una crema u otra. A continuación, te indicamos cómo elegir correctamente, según los siguientes factores a tener en cuenta:

  • El fototipo de la piel, pues las pieles más oscuras no necesitan tanta protección como las muy claras y sensibles al sol.
  • Edad de la persona que lo va a usar.
  • Zonas de la piel donde se va a aplicar (normalmente tendremos una para la cara y otra para el resto del cuerpo).
  • Tiempo de exposición al sol.
  • Tipo de piel (seca, grasa, mixta, con problemas específicos).
  • Tipo de aplicación que se va dar: spray, leche, crema, gel…
  • Resistencia al agua y la humedad en general (apropiada sobre todo para niños).
  • Resistencia a la fricción.

No olvides aplicar la crema protectora, tanto en la cara como en el cuerpo, de 20 a 30 minutos antes de tomar el sol. Este paso es muy importante, ya que es el tiempo aproximado que tarda la crema en hacer efecto. Otro apunte importante, que a veces dejamos pasar, es que aunque esté nublado, debes seguir usando crema protectora. ¡El sol sigue estando ahí!

No descuides tu piel nunca, y mucho menos en esta época del año que la tenemos más expuesta. Recuerda que la piel es un órgano más, así que cuídala como merece.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *