Tapizados y sillones de cuero ¡siempre limpios!

El salón es probablemente uno de los espacios que mas se utiliza en un hogar. Este uso diario provoca que los muebles que se encuentran en esta estancia sean normalmente los mas “castigados”. Los sofás acumulan mucha suciedad, de ahí que sea recomendable limpiarlos asiduamente.

No son pocas las veces que llegamos a casa y nos dejamos caer en el sofá zapatos incluidos o que picoteamos algo rápido sentados en el sillón prestando poca atención a las migas que puedan caerse. Si además tenemos mascotas, la suciedad acumulada será mayor al igual que la necesidad de limpiarlos. Pero, ¿cómo los limpiamos?

Adquirir una rutina de limpieza es la clave para que nuestros sofás estén limpios. Aunque no seamos conscientes de ello, los sofás recogen aquellas partículas de suciedad que traemos de la calle en nuestra ropa y aquellas que generamos en el hogar cuando trabajamos o comemos en el sofá.  Un sillón sucio es además una fuente de ácaros, generadores de alergias y asma.

Tanto la tapicería como el relleno interior de los sofás, está compuesto además por materiales que absorben todo tipo de olores. Con el tiempo, si no se limpian pueden empezar a generar mal olor en casa, una razón mas que suficiente para limpiar los sofás asiduamente, ¿no crees?

¿Necesitas mas razones para adquirir una rutina de limpieza? Te damos una mas, una razón estética. El polvo acumulado en los sofás va desluciendo los colores de la tapicería y las manchas, dan un aspecto descuidado a nuestro salón.

Mantenimiento básico

Reducir la acumulación de suciedad es clave para evitar problemas derivados de esta.  Además el cuidado diario de nuestros muebles evitará que tengamos que realizar limpiezas intensivas de forma recurrente. ¿Quieres saber los pasos para mantener tus sofás limpios?

  1. Pasa la aspiradora al sofá al menos una vez por semana para evitar que el polvo y la suciedad queden aferradas al material por el uso cotidiano.
  2. Limpia las manchas en cuanto aparezcan. Las manchas frescas siempre son más fáciles de quitar que las secas.
  3. Si el sofá es desenfundable lávalo con cierta asiduidad siguiendo las indicaciones de la etiqueta. Si no lo es, sigue los pasos que os mostramos a continuación.

Cómo limpiar sillones de tela o microfibra

Pasar la aspiradora para quitar el polvo y la suciedad superficial debe ser el primer paso para limpiar cualquier sofá sea del material que sea. A continuación, dependiendo del material de este utilizaremos accesorios y productos propios para no estropear el tapizado.

Una vez eliminada la suciedad superficial ataca a las manchas. Puedes utilizar un trapo de microfibra, una esponja o un cepillo de cerdas suaves para eliminar las manchas realizando movimientos circulares desde el exterior hacia el interior de la mancha con las siguientes soluciones.

  • Solución para sofá de tela: 1 L de agua templada + 1/2 vaso de vinagre + 1 cucharilla de bicarbonato.
  • Solución para sofá de microfibra: 1 L de agua templada + 1/2 L de vinagre + 1 gota de jabón de lavanda.

Estas no sólo te ayudarán a limpiar las manchas, sino a desinfectar eficazmente la superficie.  Recuerda, eso si, probarlas primero en un área poco visible del sofá, antes de aplicarlas directamente sobre la mancha para evitar sustos.

Una vez al mes no le vendrá mal al sofá una limpieza general con agua y jabón. Con un paño de microfibra ligeramente humedecido frota suavemente el sofá para que el líquido penetre en el material. Después déjalo secar de forma natural, abriendo las ventanas, si es posible.

Como limpiar sofás de cuero

Eliminar el polvo de tu sofá semanalmente ayudará a que la suciedad no se acumule. Puedes eliminarlo con el aspirador, incidiendo en las costuras y las hendiduras del mueble, ya que ahí es donde se acumula más suciedad. Después pasa un paño suave humedecido en agua destilada  sobre la superficie y seca con otro. Si lo haces semanalmente, conseguirás mantener tu sofá de cuero limpio.

¿Y si se nos derrama un líquido sobre el sofá? Entonces lo ideal será secar rápidamente la mancha con un trapo o papel absorbente, recogiendo el líquido desde el exterior hacia el interior de la mancha y sin frotarlo. Una vez absorbido el líquido, usa un limpiador especial para cuero.

Los sillones de cuero tienen sus prepias peculiaridades. Es importante no utilizar productos que contengan alcohol o disolventes fuertes ya que pueden comerse el color o quitar brillo o los muebles de cuero. Además para un correcto mantenimiento será necesario nutrir el cuero mensualmente con aceites o ceras específicas para este material.

Para nutrir e hidratar la piel de tu sofá de cuero puedes aplicar aceites y ceras comerciales con un paño seco o bien utilizar una crema hidratante o leche corporal; pueden dar también un magnífico resultado. Procura, eso si, extender bien el producto para que penetre en el material y no se creen manchas.

¿Tienes mas claro como limpiar y mantener tus sillones ahora?


Categorías

Hogar

Treintañera y con unos estudios dedicados al mundo de la ingeniería, son muchas las pasiones que ocupan mi tiempo. Tuve oportunidad de realizar estudios de una de ellas, la música; en cuanto a la segunda, la cocina, soy autodidacta. Desde que servia de pinche a mi madre, recuerdo disfrutar de esta afición que ahora puedo compartir con vosotros gracias a Actualidad Blog. Lo hago desde Bilbao; aqui he vivido siempre, aunque procuro visitar todos los lugares que me son posibles mochila al hombro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.