Soluciones clave para evitar escaras en personas con movilidad reducida

evitar escaras

Las escaras es un tipo de lesión que se manifiesta en la piel y es el resultado de estar mucho tiempo en la misma posición. Es habitual en personas que tienen algún tipo de movilidad reducida, que tienen que estar mucho tiempo en una cama o en la silla de ruedas.

Lo que ocurre en la piel es que enrojecerá y así es como aparecerá la escara. Por desgracia, esta es muy complicada de curar. También reciben otros nombres que pueden ayudarnos a identificarlas mucho mejor, como llagas, úlceras por presión o úlceras de decúbito.

Son habituales en aquellas zonas en donde el hueso se localiza más cerca de la piel, como es el caso de la cadera, codos, coxis, talones, entre otros lugares. Teniendo en cuenta lo importante que es prevenirlas, vamos a estudiar algunas de las soluciones a tener presentes.

¿Cómo evitar escaras en personas que tienen movilidad reducida?

Usar un colchón antiescaras para camas articuladas

Adquirir un buen colchón es fundamental para lograr descansar correctamente. Es crucial elegir uno que se adapte a nuestras necesidades físicas y de salud. Esta necesidad es todavía más importante en el caso de que estemos hablando de personas que van a pasar mucho tiempo en la cama.

colchon anti escaras

En estos casos no solo será importante comprar un buen colchón, sino que tendrá que ser un colchón antiescaras. Es posible encontrarlos para una cama individual, o para una cama articulada de matrimonio.

Un colchón antiescaras ha sido confeccionado con el objetivo de minimizar la presión que se produce en las zonas del cuerpo sobre las que estamos apoyados. Ayuda a evitar esas temidas úlceras por presión a las personas que no se pueden mover.

No solo producen mucho dolor, sino que también elevan la posibilidad de padecer de obesidad mórbida, así como algunas enfermedades de diferente índole, trastornos circulatorios y hasta edemas.

En el mercado existen muchos tipos de colchones antiescaras: de espuma, de aire o de agua. Lo más interesantes suelen ser los de aire, ya que cuentan con un mecanismo eléctrico que permiten controlar la presión en las áreas más importantes, tanto de manera manual, como automática.

Revisión diaria de la piel

Además de tener un colchón antiescaras, también es importante hacer una revisión diaria de la piel del paciente, prestando especial atención a las prominencias óseas (a la zona de los codos, talones, zona sacra o tobillos).

revision piel escaras

También conviene revisar aquellas zonas que son susceptibles de ser afectadas por la incontinencia (a las que puede afectar el sudor, heces, orina, estomas, entre otros fluidos).

Mantenimiento adecuado de la piel

Es de vital importancia emplear productos respetuosos con la dermis. Solo así podrán evitarse irritaciones que complicarían todavía más la situación.

  • No es recomendable emplear colonias o alcoholes, ya que tan solo resecan la piel y elevarán las posibilidades de que se manifiesten las escaras.
  • En cuanto al lavado, este se debe llevar a cabo utilizando agua tibia.
  • El secado también es importante. Tendrá que utilizarse una toalla suave y en ningún momento friccionar de forma exagerada.
  • Las cremas hidratantes funcionan muy bien para prevenir las escaras. Ayudan a que la circulación sea fluida y a que la piel esté elástica.
  • Si se ha producido algún tipo de problema relacionado con incontinencia, lo más recomendable es decantarse por productos barrera (que son aquellos que tienen óxido de zinc). Estos funcionan haciendo que la piel quede debidamente aislada de la humedad.

Cambios de postura

Los cuidadores de las personas que no se pueden mover deben hacer el cambio de postura cada 2 o 3 horas.

escaras cambios de postura

Estas son las 3 posturas recomendadas para descansar:

  • Boca arriba.
  • Colocado de lado (con independencia de que el paciente esté orientado hacia a la izquierda o a la derecha).
  • Sentado (si el estado de salud de la persona lo permite).

En cualquier caso, habrá que identificar claramente donde están presentes las lesiones para evitar que el paciente pueda apoyarse sobre las mismas. Así no se agravarán.

Siempre y cuando sea posible, no es recomendable elevar la cabeza o los pies de la cama. En el caso de hacerlo, la inclinación máxima debería ser de 30º.

Apósitos para protección local

Los apósitos son más que recomendables, ya que se pueden adaptar al cuerpo de diferentes maneras.

Como es común que en los talones sea una de las zonas en donde más presión exista, es interesante utilizar los apósitos de taloneras. Estos elementos darán protección a los talones.

Recurre a un profesional

Además de todo lo anterior, es más que recomendable contratar a un profesional que se encargue de confeccionar un plan de cuidados. Esto resultará vital para mejorar la movilidad del paciente y evitar que sus lesiones se puedan llegar a agravar.

Estas son las soluciones más importantes para evitar escaras en personas que van a estar mucho tiempo sin moverse.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.