Si eres padre, ¡recupera tu dormitorio!

dormitorio de padres con niños

Algunas familias eligen que sus hijos duerman con ellos. Si eso te funciona, por supuesto, disfruta de los mimos. No hay nada tan refrescante como una buena noche de sueño que nos ayude a recuperarnos de nuestro día y nos restaure con la energía para despertar con una energía totalmente renovada. Cuando los niños tienen problemas para dormir, tiene un impacto no solo en tu sueño (y estado de ánimo), sino también en tu energía, y te vuelve un padre irritado y cansado.

Decisión

Muchos padres confunden a sus hijos con mensajes contradictorios sobre la hora de acostarse porque ellos mismos se confunden, Si una noche le estás diciendo a tus hijos por qué deben dormir en su dormitorio y al día siguiente le invitas a dormir en tu cama… ¡le estarás confundiendo! Los seres humanos han estado durmiendo juntos durante miles de años; es normal que los niños quieran dormir con sus padres y / o hermanos. Si le permites a tus hijos dormir en tu cama cuando ya le habías dicho que no lo hiciera, es normal que después intente conseguirlo con insistencia.

¿Qué quieres realmente?

Debes ser honesto/a contigo mismo/a y preguntarte si realmente quieres que tu hijo duerma en su dormitorio para siempre o si prefieres que esté un tiempo más contigo en tu cama. Deberás reflexionar sobre tus pensamientos y sentimientos para obtener la respuesta real a esto. No te dejes llevar por lo que puedan pensar los demás, piensa qué es mejor para ti y para tu hijo y no solo para ti o solo para tu hijo.

niños durmiendo dormitorio de padres

Si finalmente decides que quieres recuperar tu dormitorio, entonces será necesario que expliques a tus hijos en un momento de tranquilidad cómo serán las nuevas rutinas a partir de ahora: “nos pondremos el pijama, cenaremos, nos lavaremos los dientes, leeremos un cuento, nos daremos mucho amor y será la hora de dormir cada uno en su habitación”.

Permite que se ponga triste

Cuando esto suceda es posible que tu hijo se sienta triste o enfadado porque has decidido que no duerma más contigo. Pero en lugar de tratar de convencerlo de lo maravilloso que será dormir solo, déjale la libertad de expresar sus sentimientos.

Puedes colocar una lámpara de lava en su habitación para darle algo que mirar mientras ella se adormece. O intenta encender un dispositivo que proyecte estrellas o animales en movimiento en el techo. Al permitir que su mente tenga algo que hacer en lugar de echarte de menos, será más fácil que se duerma.

¡Ahuyenta a los monstruos!

A muchos niños les da miedo dormir solos porque quizá salgan monstruos de debajo de la cama… Así que utiliza tu imaginación para espantarlos. Dale una botella de agua que sea “espanta monstruos” y que sepa que si echa esa poción en el aire no habrá ningún ser malvado que quiera hacerle daño.

A partir de ahora dormir cada uno en su dormitorio será más fácil que nunca, y lo mejor de todo… es que podréis descansar y recuperar la energía que tanto necesitáis.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.