Qué tiene que decir tu hijo a los demás sobre su discapacidad

Si tu hijo tiene discapacidad es probable que no haya sido nada duro para ti, pero depende de cómo tú afrontes la discapacidad de tu pequeño lo afrontará él también. Necesita de tu aliento y de tu buena actitud para darse cuenta que no tiene que haber obstáculos para que lleve una buena vida acorde a sus posibilidades o capacidades.

La escuela puede ser difícil

Cuando un niño está en la escuela puede ser significativamente difícil. Los niños de la escuela o incluso los adultos de la comunidad educativa pueden hacerle preguntas sobre su discapacidad. Si bien tu hijo no tiene por qué darle explicaciones a nadie, es necesario que le ayudes a desarrollar respuestas para responder a las preguntas que le ayuden a sentirse más cómodos en este tipo de conversaciones.

Pregunta a tu hijo sobre qué le gustaría que supieran otras personas y dile qué es mejor que otros no sepan y que se mantenga en la intimidad de uno mismo. Un niño puede decir algo como: ‘Tengo el Síndrome de Tourette. Es por esto que a veces me muevo sin querer’. Esto puede ayudar a que se acabe el acoso escolar y que sea capaz de poner fin a rumores cuando otras personas hablan y se mofan sin saber qué ocurre exactamente.

Un guión simple bien ensayado

Se deben tener en cuenta las diferentes formas en que un niño puede responder a varias preguntas o comentarios. Así se sentirá preparado para responder sin necesidad de que se ponga nervioso/a por no encontrar las palabras correctas. Podéis preparar un guión simple para que lleve consigo y que utilice siempre que sea necesario. Podéis practicar este guion en casa para que se sienta más seguro en el caso que deba utilizar estas estrategias comunicativas.

De esta manera aunque no tenga que utilizar nunca el guión, le ayudará a sentirse seguro y a no tener miedo a ciertas interacciones con otras personas.

Céntrate en las fortalezas de tu hijo

No permita que todas vuestras conversaciones sean sobre la discapacidad de tu hijo. Invierte mucho tiempo para hablar de fortalezas, así él cuando hable con los demás también podrá explicar sus fortalezas y no solo sus limitaciones. Tu hijo debe saber y sentir que una discapacidad física no tiene que evitar que tenga éxito en la escuela y una discapacidad de aprendizaje no significa que no pueda sobresalir académicamente, por ejemplo. Él podría necesitar ayuda adicional para alcanzar los objetivos, pero eso no le hace menos valioso que otras personas.

Habla de todas las cosas en las que es bueno y recuérdale todas las cosas que amas de él. Un niño que puede reconocer habilidades y talentos es mucho más probable que se sienta competente y seguro en cualquier ámbito de su vida, aunque en ocasiones tenga dificultades para conseguir las cosas… pero como en todo, la persistencia y la motivación siempre son claves para el éxito.

¡Tu hijo puede tener éxito! No pienses tanto en su discapacidad y comienza a pensar más en sus fortalezas.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos mamás, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.