Qué no decir a tus hijos si has perdido el trabajo

Perder el trabajo es un golpe duro para cualquier persona, se necesita resiliencia para poder avanzar y darse cuenta de que aunque haya adversidad en un momento determinado, se puede continuar luchando para mejorar la vida. Si tienes familia, el hecho de que pierdas tu trabajo repercute a todos directamente. Es una falta económica que se debe hacer frente y que todos, deben de poner de su parte. Será una época de ‘vacas flacas’ que se deberá luchar para remontar.

Tendrás que hacer una reunión familiar para poder comentar a tus hijos y a tu familia lo que ocurre. Es necesario que adaptes la conversación a la edad y entendimiento de tus hijos y que antes de conversar, tendrás que haber hablado con tu pareja para trazar un plan. Un plan de actuación para que los niños se sientan tranquilos. Pero también, es necesario tener en cuenta cosas que NO debes decir a tus hijos si has perdido el trabajo.

Proporciona tranquilidad

Cuando hayas terminado de hablar con tus hijos sobre la pérdida de empleo, tendrás que asegurar a tus hijos que harás todo lo posible por cumplir con tu rutina diaria y seguir adelante. Es difícil para los niños saber que su faro de estabilidad, sus padres, atraviesan un momento incierto. Eso significa mantener al mínimo los eventos especiales “fuera de trabajo”, como los viajes a mitad de semana al parque.

A pesar de que las actividades adicionales son ciertamente una ventaja de estar más en casa con los niños, cíñete a los horarios regulares para despertarte, las comidas y las siestas, siempre que sea posible. Mantener un horario constante ayudará a tu hijo a sentirse seguro, incluso en medio de la incertidumbre.

Lo que NO DEBES decir

Si bien es importante hablar con los niños sobre la pérdida del trabajo, hay algunas cosas que debes mantener fuera de la conversación. Esto es lo que debe evitar decirle a su hijo:

  • Evita echar la culpa. Incluso si la pérdida del trabajo se debe a otra persona o a decisiones ajenas, no permitas que tu hijo piense que eres una víctima de circunstancias horribles o de un trato injusto. Morar demasiado en las causas del problema solo aumentará su ansiedad sobre el futuro.
  • Salta las predicciones catastróficas. Si bien puedes estar pensando que nunca encontrarás otro trabajo bien remunerado, no le des a tu hijo las predicciones negativas. En su lugar, céntrate  en lo que estás haciendo para acabar con tu desempleo.
  • No incluyas a tu hijo en todas las conversaciones. Educar a tu hijo sobre los aspectos básicos de tu situación no significa que debas mantenerlo al tanto de todas tus conversaciones de adultos. No necesita saber todo el estrés que estás experimentando o cuán preocupado estás por la hipoteca. Mantén conversaciones adultas lejos de tu hijo.

Admite que no tienes todas las respuestas

Si tu hijo quiere saber cuánto tardarás en tener trabajo de nuevo, reconoce la incertidumbre cuando no tengas las respuestas. Di algo como: “No sé la respuesta a eso en este momento, pero me alegro de que lo hayas preguntado. Es una buena pregunta”.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos mamás, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.