Qué hacer si tu hijo se muerde las uñas

morder

Son muchos los niños los que tienen el mal hábito de morderse las uñas de manera constante. Se trata de un trastorno que recibe el nombre de onicofagia y si no se trata a tiempo puede llegar a provocar problemas de salud en el niño.

Es labor de los padres indagar la causa por la que el pequeño se muerde las uñas y solucionar tal problema lo más pronto posible.

Morderse las uñas en la infancia

El morderse las uñas desde pequeño es un trastorno obsesivo compulsivo que se suele dar a partir de los cuatro o cinco años. Lo normal es que se trate de algo pasajero aunque hay casos en los que dicho trastorno se prolonga en el tiempo llegando a afectar seriamente a la salud del menor. Si ello ocurre, tal hábito desemboca en un trastorno obsesivo compulsivo que se debe tratar con la mayor celeridad posible.

Cuáles son las causas de morderse las uñas

Las causas principales que pueden llevar a un niño a morderse las uñas son de carácter mental como es el caso de un nivel de estrés y de ansiedad demasiado alto. Otras de las causas puede deberse a momentos de cansancio o de aburrimiento.

uñas

Consecuencias de morderse las uñas

Son varias las consecuencias de que un niño se muerda las uñas de manera compulsiva y habitual:

  • Aparecen heridas en la piel en forma de padrastros. Dichas heridas son bastante molestas y dolorosas. En muchas ocasiones las heridas se terminan por infectar y hay que curarlas para que la cosa no vaya a más.
  • El morderse las uñas de manera frecuente hace que sea más probable que aparezcan verrugas en los dedos.
  • Otras de las consecuencias es la formación de uñas encarnadas. Si ello ocurre es importante el acudir a un podólogo para tratarlas.
  • En los casos más extremos los dedos pueden llegar a deformarse.
  • Al llevarse tantas veces los dedos a la boca, hay un mayor riesgo de que los niños sufran infecciones a nivel estomacal.

Cómo conseguir que el niño deje de morderse las uñas

  • El niño debe ser consciente en todo momento que morderse las uñas no está nada bien y que se trata de un hábito que debe dejar lo antes posible. Los padres deben sentarse con el niño y hablar abiertamente sobre el tema.
  • Hay que tratar el tema de una manera calmada y sin ponerse nervioso. Si el niño recibe reprimendas de manera constante, es posible que el problema se agrave aún más.
  • Es bueno que el niño tenga algo en las manos y tenga las mismas ocupadas. De esta manera no tendrá la tentación de llevarse las manos a la boca.
  • La apariencia de las manos es otro aspecto importante a mejorar. Es bueno mejorar el aspecto de las mismas y evitar el comentario de otros niños.
  • Si no hay resultados, los padres pueden aplicar en las uñas del niño algún tipo de producto que provoque que el niño deje de morderse las uñas.
  • Si a pesar de todo, el niño sigue con este mal hábito, es aconsejable acudir a un profesional que se capaz de poner fin a tal problema.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.