Qué es la disforia postcoital

sexo y orgasmo

El sexo entre dos personas es algo que suele generar placer y satisfacción. Sin embargo, hay casos en los que las personas pueden experimentar ciertos sentimientos como tristeza o depresión al terminar de realizar una actividad sexual. Este problema es conocido con el nombre de disforia postcoital.

Aunque parezca mentira es algo que ocurre con bastante asiduidad entre las personas y es que hay momentos en los que los problemas personales, pueden llegar a afectar de una manera negativa a la esfera sexual de la persona.

En qué consiste la disforia postcoital

Este tipo de problema sexual consiste en la presencia de ciertas emociones negativas a la hora de terminar el acto sexual. Este tipo de emociones pueden durar minutos y horas y pueden darse después de hacer el amor con la pareja o a la hora de masturbarse.

El sexo es una actividad placentera para la mayoría de las personas y al terminar se llega a un estado de relajación importante. Sin embargo, las personas que sufren tal disforia, sufren diversas emociones como puede ser la ansiedad o la tristeza. En principio es algo a la que no hay que darle demasiada importancia, ya que suele ser algo esporádico. Si por el contrario, suele ocurrir con demasiada frecuencia, se debe acudir a un profesional.

Causas de la disforia postcoital

Al parecer hay cierta relación entre el sexo y los diferentes procesos químicos del organismo, a la hora de encontrar las causas de dicho problema sexual. Aparte de ello, puede haber otras causas que provoquen la citada disforia postcoital:

  • Hay personas que han recibido una educación demasiado estricta, llegando a causar ciertos sentimientos de culpa al acabar el acto sexual.
  • Personas que han sufrido abusos sexuales de pequeño o han padecido una violación.
  • Los problemas de pareja pueden ser otras de las causas más frecuentes de la disforia postcoital.

sorpresa sexy

Cómo se puede tratar la disforia postcoital

Lo primero a la hora de tratar tal problema es el encontrar la causa que origina dichas emociones. En el caso de que la causa se deba a ciertas creencias religiosas, la persona deberá estudiar tales creencias o pensamientos. Si por el contrario, el problema se debe a episodios de abusos, es importante el acudir a un profesional que sepa resolver el problema. Puede ocurrir que los problemas de pareja sean los causantes de la disforia. Ante ello es bueno el acudir a terapia de pareja para intentar poner fin a tales problemas.

En definitiva, la disforia postcoital o como se conoce de manera popular: depresión después del sexo, es algo más normal de lo que pueda parecer en un principio. Puede ocurrir que los problemas personales pueden llegar a afectar al momento del sexo, llegando a sentir ciertas emociones negativas como la angustia o la tristeza. En principio es algo temporal por lo que no hay que darle demasiada importancia. Si observas que es algo que te sucede a menudo, debes acudir a un profesional que te ayude a encontrar la causa de este problema al terminar el acto sexual. Estos sentimientos negativos pueden deberse a los abusos sexuales sufridos de pequeño o ciertos problemas de pareja.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.