¿Qué es la celulitis infeccionsa? Te lo contamos a continuación

Mala circulación

La celulitis no sólo es la piel de naranja que nos sale en los muslos, encontramos otro tipo de celulitis mucho más peligrosa y en la que tenemos que prestar más atención. La celulitis infecciosa es una infección cutánea bacteriana bastante común y que si no se trata puede propiciarnos problemas.

La celulitis afecta a la parte inferior de las piernas, aunque también se ha encontrado en brazos o rostro. Te contamos a continuación todo lo que debes saber de esta infección.

Esta enfermedad se presenta cuando las bacterias penetran en la piel a través de una fisura o una rotura. No es contagioso, sin embargo, si no se trata puede llegar al torrente sanguíneo y poner en peligro nuestra salud. Te contamos cuáles son los síntomas de la celulitis infecciosa, las causas y la correcta prevención de la misma. 

Cuidados para una piernas perfectas

Síntomas de la celulitis infecciosa

Los síntomas más comunes al sufrir la celulitis infecciosa, son los siguientes, toma nota y presta atención.

  • Hinchazón.
  • Sensibilidad.
  • Dolor.
  • Área roja en la piel afectada.
  • Fiebre.
  • Ampollas.
  • Manchas rojas.
  • Piel de naranja.

No debemos alarmarnos por “nada”, sin embargo, debemos acudir al médico siempre y cuando sintamos dolor para evitar que la celulitis infecciosa se propague. Por lo que si sientes un sarpullido rojo, hinchado y sensible al tacto puede que tengas celulitis infecciosa. Por otro lado, si tienes fiebre o te encuentras mal, acude a tu médico para que pueda determinar exactamente qué tienes.

Por qué aparece la celulitis infecciosa

Se produce cuando las bacterias, estafilococos y estreptococos, se introducen en la piel a través de una grieta o fisura y afecta a esa zona de la piel. Aunque la zona más común de padecerlo es la zona baja de la pierna, podemos padecerlo en cualquier parte del cuerpo, ya que las bacterias pueden anidar en cualquier lugar.

Lo más común es que aparezca además, en zonas donde ya hemos tenido una cirugía reciente, cortes, heridas punzantes, pie de atleta o úlceras.

Causas que aumentan el riesgo

Encontramos varios aspectos que pueden provocar celulitis infecciosa, toma nota:

  • Tener cualquier tipo de lesión: fractura, quemadura o raspadura.
  • Sistema inmunitario débil. Las enfermedades que nos debilitan el sistema inmune nos hace más propensos a padecer celulitis infecciosa.
  • Enfermedades de la piel. Eccemas, pie de atleta o herpes.
  • Padecer linfedema.
  • Herencia genética.
  • Padecer obesidad.

Cómo prevenirla

Sigue nuestras instrucciones para mantener la infección a raya y no tener problemas futuros. Además, así prevendrás la celulitis y otras infecciones.

  • Lava la herida a diario con agua tibia y jabón. Hazlo con cuidado, suavemente y ayúdate de un paño normal.
  • Aplica una crema protectora para que no empeore su estado. La mayoría de las heridas superficiales necesitan de un ungüento, como por ejemplo la vaselina.
  • Cubre la herida con un vendaje y cámbialos diariamente.
  • Presta atención a los cambios para identificar si hay infección de un día para otro.

Por otro lado, todas aquellas personas que padecen diabetes y tienen una mala circulación deberán prestar más atención, porque serán más propensos a padecerlo. En ese caso:

  • Examina tus pies a diario. 
  • Mantén la piel hidratada. 
  • Corta las uñas de las manos y pies. 
  • Protege manos y pies con calzado y guantes.
  • Trata las infecciones de inmediato e intenta que no pase el tiempo.

pastillas medicinales

Tratamiento para la celulitis infecciosa

El tratamiento lo debe indicar un médico especialista. No debemos medicarnos sin saber lo que debemos tomar porque podríamos equivocarnos y provocar más daños. Por ello, nuestro primer consejo es acudir al médico para que determine la medicación correcta.

El tratamiento generalmente consta de un antibiótico oral recetado. A los tres días de empezar con la primera toma, se debe informar al médico con los progresos, ya que es importante saber si se está respondiendo bien al antibiótico. De normal, se tarde entre 5 y 10 días, aunque en casos más severos es aconsejable medicarse durante 14 días.

No pongas en peligro tu salud, siempre que lo consideres necesario, visita a tu médico. 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.