¿Por qué se separan mis uñas y cutículas?

paronychia

¿Recuerdas cuando tus padres solían enojarse contigo y decirte que no te mordieras las uñas y tu no hacías caso? Bueno, resulta que realmente tenían razón en enfadarse. Si hoy en día sufres porque tus cutículas comienzan a separarse de tus uñas, es probable que estés sufriendo de una infección mejor conocida como “paronychia”, una infección muy común que se da en la gente que se come las uñas.

La realidad es que todos nos olvidamos de que las cutículas son importantes y que realmente están allí por un motivo en especial, protegen a las uñas de posibles infecciones creando una barrera que evita el ingreso de bacterias.

Cuando mordemos nuestras uñas, lastimamos la cutícula y “damos paso” a las bacterias a que ingresen a nuestro organismo, causando entre otras cosas la separación de la cutícula y la uña.

Por supuesto que la infección de la “paronychia” no sólo se presenta a partir de lesiones en la cutícula, también suele darse en aquellas personas que abusan de la manicura o de aquellas que trabajan en empleos donde se requiere tener las manos mojadas por mucho tiempo. La “paronychia” es una infección que se da como dijimos antes, por el ingreso de una bacteria u hongo al organismo, produciendo dolor en el área lastimada de la cutícula y provocando la “separación” de ésta con la uña.

Si el dolor persiste deberías atenderte con un médico profesional, para que vea la infección. Aunque en la mayoría de los casos se puede ayudar sumergiendo la uña en agua caliente un par de veces al día.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *