Pasos básicos para un maquillaje perfecto

Maquillaje básico

Un maquillaje perfecto y básico se consigue con unos cuantos pasos. Seguro que nos hacemos una idea de cuáles son, aunque la gran mayoría de nosotras se conforma con utilizar un poco de base para tapar imperfecciones y centrarse en dar color en labios y ojos. Pero en el maquillaje hay mucho más.

Incluso si queremos un esilo nude tendremos que realizar unos cuantos pasos básicos para que sea un maquillaje perfecto que resalte nuestros rasgos y que sea favorecedor. No hay que olvidar que este es el fin último de nuestro maquillaje, por lo que siempre debemos enfocarlo a mostrar un mejor aspecto.

Comienza con los primer

Primer

Los primer deben ser el inicio de un buen maquillaje, si no te suenan por este nombre les puedes llamar pre-bases. Estos productos han llegado para conseguir un  maquillaje uniforme y para fijar más el maquillaje, de manera que dure intacto más tiempo. Hay primers para el rostro y también para los ojos y labios, lo que nos ayuda a conseguir uno de esos maquillajes que se mantienen perfectos e infalibles. Antes era difícil encontrarlas, pero hoy en día las hay prácticamente en todas las marcas de cosméticos, incluso en las low cost.

Una buena base

Base de maquillaje

Tras aplicar el primer para conseguir una piel más homogénea, ya podemos utilizar la base. Este es uno de los productos más importantes a la hora de maquillarnos, y en el que no debemos fallar o resultará todo un desastre. El tono es muy importante, y no es la misma en verano que en invierno, no hay que olvidarse de que con el bronceado cambiamos el tono de piel. Ahora volvemos a las bases más claras, y a utilizar texturas más cubrientes que en verano. Sea como sea, nunca te olvides de extenderla por el cuello para evitar ese efecto de máscara.

Iluminador y corrector

Iluminador

Viendo muchos tutoriales de maquillaje en las redes sociales nos hemos dado cuenta de que el iluminador se ha convertido en imprescindible, y que a veces se mezcla con el corrector para dar lugar a un producto que nos sirve tanto para tapar ojeras como para dar luz a determinados puntos de nuestro rostro. Debajo de los ojos, en la frente, en la base de la nariz o en la barbilla lo podemos utilizar para dar luz al rostro y que quede más luminoso, sin esa opacidad de los maquillajes de hace años.

Tonos oscuros para definir

Definir el rostro

Otro de los pasos que vemos hoy en día es el de utilizar un poco los tonos oscuros para definir el contorno del rostro. No se trata de hacerlo tan exagerado como con el contouring, pero sí podemos dar unos pequeños toques a los lados de la nariz para que parezca más fina, poner un poco en la mandíbula para afinarla o en la frente para crear un óvalo más bonito en el rostro. Todo depende de cómo sea nuestro rostro y de aquello que necesitemos resaltar.

Labios u ojos

LAbios

Casi siempre hemos tenido la regla de que no se deben resaltar en exceso ambas cosas con tonos llamativos. Hoy en día se llevan mucho los labios en tonos intensos, pero solamente el eyeliner en los ojos. Es importante jugar en este caso con los tonos y colores, y si dudamos, acudir a los tutoriales para inspirarnos en las nuevas tendencias en labiales, ya que los hay mate, con brillo, y en todo tipo de colores.

Pestañas infinitas

Pestañas

Nunca debemos olvidarnos de unas pestañas largas y abundantes. Normalmente utilizamos una máscara, pero en caso de que no tengamos unas pestañas muy gruesas o llamativas de forma natural, siempre podemos recurrir a las pestañas postizas o a las extensiones, que además duran semanas y quedan totalmente naturales.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *