Nociones básicas de maquillaje que debes saber

El maquillaje sirve para modificar el rostro y darle forma y mejor aspecto, resaltando de esta manera sus rasgos más bonitos y disimulando los posibles defectos. Para hacer buen uso de él hay que saber a fondo las funciones de cada instrumento de trabajo, distintos tipos de maquillajes y accesorios, la forma correcta de aplicar cada uno de los productos y el empleo de sus texturas y colores.

Es por esta razón, por la que hoy en Bezzia os damos unas nociones básicas de maquillaje que debes saber. Aunque lleves años maquillándote y creas que conoces todas las técnicas y trucos y sobre todo para las que estáis empezando en esto del auto-maquillaje, este artículo os irá genial para ampliar conocimientos.

¡Vamos allá!

Maquíllate, maquíllate…

Antes de comenzar el maquillaje, hay que tener en cuenta los rasgos que conviene destacar y las imperfecciones que se deben disimular, así como las características de la piel que se va a maquillar. También se recomienda, antes de empezar, tener claro los productos de maquillaje más adecuados que vamos a utilizar entre la gran variedad de cosméticos que ofrece el mercado. Una vez tenemos claro esto podemos empezar:

  1. La mejor manera de extender la base de maquillaje es por medio de una esponja natural humedecida en agua de avena o en tónico que no lleve nada de alcohol. Esto hará que el maquillaje tenga una cobertura más natural y no tan recargada.
  2. Cuanto más se extienda la base de maquillaje, más tiempo durará inalterable.
  3. El tono ideal de nuestra base debe ser lo más parecido posible al color real de nuestro rostro, evitando así máscaras de maquillaje y rostros superficiales.
  4. Para conseguir un maquillaje perfecto, la piel debe estar totalmente limpia, tonificada e hidratada.
  5. Si debemos retocar el maquillaje de la base porque se vea alguna mancha del rostro o porque alguna zona necesite de más cobertura, es mejor hacerlo a pequeños toques con los propios dedos.
  6. Si vamos a aplicar polvos sueltos, es mejor hacerlo con una borla. Esta hace que los polvos queden más fijos que cuando lo aplicamos con brocha. Lo correcto sería aplicar polvos únicamente por la zona problemática de brillo, es decir, la zona T del rostro (frente, nariz y barbilla). De esta forma, evitaremos que el rostro nos quede acartonado. El polvo suelto disimula las arrugas y fija el maquillaje.
  7. A la hora de hacer correcciones en el rostro, debes tener presente que los tonos oscuros hunden el rostro y disimulan, y los tonos claros resaltan las zonas donde son aplicados. Es por esta razón por la que aplicamos contorno (tono oscuro como los polvos bronceadores) por debajo de las mejillas para hacer el rostro más fino y delgado e iluminador (tono claro y perlado) en aquellas zonas que queremos resaltar, como el arco de la ceja para ampliar nuestra mirada.
  8. Si vas a maquillar tus ojos no te deshagas del típico pincel de esponja que viene en todo set de maquillaje. Este pincel es bueno sobre todo para aplicar las sombras claras y con brillo. Para aplicar las sombras oscuras son mejores los pinceles de pelo suelto ya que difuminan mejor los cortes.
  9. Debes saber que las sombras brillantes y/o nacaradas suman años al rostro.
  10. El colorete en polvo se aplica por medio de una brocha. Las brochas de pelos más sueltos y largos difuminan mejor el color, mientras que las brochas más tupidas y de pelo corto lo fijan mejor al rostro.
  11. Los coloretes de tonos rosas o anaranjados rejuvenecen.
  12. El maquillaje negro aplicado en los ojos (eyeliner, ahumado negro, etc.), endurece la mirada.
  13. Los ojos verdes o azules resaltan más con sombras de tonos fríos. Al contrario ocurre con los ojos de color oscuro, que ganan intensidad con sombras cálidas y luminosas.
  14. Combinar tonos claros y oscuros en un maquillaje de ojos hace la mirada más luminosa y sensual.
  15. Las brochas redondas sirven para hacer correcciones y las planas para seguir los rasgos del rostro.
  16. Los pinceles utilizados para los labios deben ser finos, tener la base ancha y terminar en punta.

Algunos trucos más

Sigue tomando nota que aquí vienen algunos trucos más:

  • Las pestañas parecerán más espesas y voluminosas si previamente a la máscara de pestañas la empolvamos un poco con polvo suelto.
  • Aplicar una ampolla tensora antes del maquillaje hace que este sea más duradero y se fije mejor.
  • Si aplicamos perfilador de labios por toda la superficie de estos antes de usar la barra de labios o el brillo, conseguiremos que nuestro maquillaje de labios dure más y sea más intenso.
  • Si aplicamos un poco de brillo en el centro del labio inferior una vez maquillado, dará a nuestra boca un aspecto más joven y hará que nuestros labios se vean más carnosos y apetecibles.

Conociendo estos trucos tendrás la posibilidad de hacer maquillajes más elaborados y profesionales, pero no olvides lo esencial: si nuestra cara no tiene la piel cuidada (hidratada, limpia, tonificada…) previamente al maquillaje, este no se verá todo lo bonito que merece. Una piel se debe empezar a cuidar desde dentro hacia fuera. Es por esta razón, por la que primero nos hidrataremos bien con agua, zumos de vitaminas, etc., luego pasaremos a la limpieza e hidratación con cosméticos y posterior y finalmente pasaremos al maquillaje correctivo y perfeccionador. Para que nuestra piel se vea sana y tenga un buen aspecto deben darse los tres pasos. ¡El maquillaje no hace milagros!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *