A mesa puesta: Decorarla en Navidad

Mesa en Navidad

Nuestro última incursión en las fiestas navideñas se centra en la mesa, ese punto de encuentro imprescindible tanto en eventos familiares como entre amigos o cenas de empresa. Cuando pensamos en servir una cena de cara a estas fiestas solemos decantarnos por nuestra mejor vajilla, mantel o cristalería, en colocar el centro de mesa más elegante o en los servilleteros a juego. En realidad podemos disfrutar de todo ello combinándolo con unas cuantas pinceladas de trabajo manual y otros detalles sencillos que sorprenderán por su aspecto y funcionalidad.

Una de las tendencias más llamativas de esta Navidad es la que “se carga” uno de los símbolos principales de la mesa: El mantel, que desaparece de nuestra vista asumiendo que debe ser el propio mueble el que derroche brillo y potencie los elementos que alberga. Los modelos en madera natural sin tratar o de patas torneadas aportarán un aire rústico y monacal a las mesas; lo que no debemos olvidar es colocar manteles individuales para que los comensales no teman rayar el sobre y cuenten con mayor libertad de acción.

Mesas de Navidad sin mantel

Salvamantel reciclado para Navidad

En relación a este tipo de manteles existe la posibilidad de comprarlos o bordarlos, pero si queremos darle un toque improvisado al convite puede ser interesante reciclar hojas de periódico, elaborar un collage con recortes de revista o pedir a los niños que pinten dibujos personalizados. La alternativa de la imagen da una nueva vida a un viejo libro de música y sus pentagramas otorgan al conjunto una visión poética y grácil de la Navidad, bien avenida con el resto de los complementos más tradicionales de las mesas navideñas.

Mesas de Navidad con ramas colgantes

Si cada año repetimos que con tanto centro decorativo no hay forma de que quepan bien los platos ni las bandejas de servir, es hora de plantearnos decorar las mesas con elementos externos que no molesten innecesariamente, como ramas o troncos suspendidos del techo de los que colgar motivos navideños u objetos de cristal que permitan jugar con las incidencias de la luz.

Podemos optar por una versión más industrial para esta decoración colgante reciclando accesorios de exterior, como faroles de porche, regaderas de huerta o cubos de granja. Aparte de la deliciosa pátina que ofrecen, estas piezas se contraponen a los típicos complementos navideños al ser símbolos relacionados con el buen tiempo. Se trata de romper moldes y no ceñirse a las pautas establecidas, pues todo es válido.

Decoracion mesa navideña rustica

Mesa de Navidad decorada con hojas o plantas

Al igual que recogemos frutos de otoño y hojas caducas tras el estío, podemos darnos una vuelta por el campo para obtener un poco del tan preciado acebo, ramas de pino o de olivo para recrear la naturaleza invernal en nuestra mesa: Unas copas del revés a modo de candelabros, tarjetas identificativas para cada servicio, servilleteros o cubre-cubiertos… todo tipo de accesorios que ganan en sensibilidad con palos y leños.
Cubiertos enfundados para Navidad

Canela en rama para decorar la mesa de Navidad

Las ramas de canela se aprecian cada vez más en las decoraciones navideñas, incluso colocadas en el árbol. Sin duda nuestra mesa obtendrá un olor agradable y relajante, y hay tutoriales diversos en la red para aprender a cubrir un cirio, marcar con ellas cada servilletero o tarjeta, etc. Y seguro que podemos reutilizarlas en alguna receta de cocina pasadas las fiestas; el único handicap de estas ramas naturales es que no durarán en perfecto estado de un año para otro… conviene  tenerlo en cuenta.

En cuanto a alternativas más simples, factibles de llevar a cabo con los críos, aquí van dos ejemplos: Piezas sueltas de un antiguo puzzle para componer copos de nieve adheridos a un porta-servilletas de toda la vida, y tarjeteros a partir de bolas navideñas sobrantes. La cuestión es echar un vistazo a esos cajones que llevan tiempo sin revisar y tratar de sacarle partido a lo que nos encontremos, sin miramientos.

Servilleteros y tarjeteros navideños

Postre emplatado como decoracion navideña

Y como en Navidad nunca sobran los dulces, ¿por qué no convertirlos en el motivo decorativo que protagonice nuestra mesa? Quizá la propuesta de la imagen con arboles de galleta es demasiado elaborada para quienes no tengan paciencia en la cocina o reciban muchos invitados, pero seguro que encontraremos un sustituto que asombre a los comensales; desde pastas de té formando figuras a muñecos de nieve realizados con donas de chocolate blanco y gominolas. Es una buena excusa para que los comensales vayan abriendo su apetito a las viandas que les esperan.

Imágenes – Love it so much, Mah collection, Pinterest/The design file, Melike design


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *