Mejores usos medicinales de la menta

 
La menta es una planta con muchas propiedades beneficiosas para el cuerpo humano, puede que la mayoría de nosotros la utilicemos para dos o tres platos en concretos, es decir, para darles toques frescos a ensaladas o añadir las hojas a cócteles de bebidas.

Sin embargo, la menta puede llegar a tener hasta 20 propiedades diferentes. Es una de las plantas más usadas en la gastronomía, nosotros apoyamos la agricultura ecológica y sostenible, por lo que es preferible conseguirla de herbolarios y tiendas especializadas en productos bio.

Las propiedades de la menta son asombrosas, desde aquí apoyamos su uso en la cocina para a parte de darle un toque muy fresco y exótico a nuestros platos de siempre, estaremos beneficiando a nuestro organismo.

Propiedades de la menta

A continuación te contamos cuáles son las mejores propiedades que se convierten en beneficios posteriormente.

  • Es antiséptica: si trituramos las hojas de menta fresca con un poco de agua, podemos utilizar el resultado en erupciones, acné o infecciones de nuestra piel. Las picaduras de insectos también se pueden tratar con esta pasta de menta. Ayuda a la cicatrización y curación de la herida.
  • Trata problemas respiratorios: el mentol que está en el interior de la menta puede ayudar a tratar infecciones respiratorias, evita la congestión, irritación de garganta y libera pulmones y nariz. El asma y la bronquitis podrán encontrar en la menta un aliado eficaz para evitar sus síntomas.
  • Cura problemas del aparato digestivo: calma la indigestión, aumenta el apetito y evita padecer enfermedades de estómago. Su aroma es fuerte y hace que las glándulas salivales se activen, estimula la producción de enzimas en el estómago.
  • Evita el dolor de cabeza y las náuseas: su aroma refrescante de la menta mejora los síntomas de la náusea y los dolores. Masticar hojas de menta reduce esos mareos, además, si se inhala los aceites esenciales se reducen los síntomas de la migraña o la jaqueca.

  • Nos ayuda contra el mal aliento: mucho dentífricos tienen este aroma a menta, no es casualidad, elimina la halitosis y reduce las bacterias bucales.
  • Previene la aparición de cataratas: tiene propiedades antioxidantes, por esta razón, consumir dos veces al día una infusión de menta puede ser muy beneficioso.
  • Ayuda a tranquilizar el organismo: calma las palpitaciones cardíacas, el estado de ansiedad o estrés. Perfecto para las personas que sienten insomnio.
  • Mejora la circulación: actúa como anticoagulante, mejora la circulación de la sangre y trata diferentes trastornos derivados del dolor de cabeza, hinchazón de las piernas, varices, etc.
  • Es un alimento afrodisíaca: se piensa que aumenta la libido y el deseo sexual, estimula y tonifica.
  • Trata el reumatismo: la artritis y los calambres pueden mejorar gracias a la menta. Crear un cataplasma de hojas de menta remojadas en agua caliente en la zona dolorida puede resultar de gran alivio.
  • Alivia las hemorroides: logra aliviar la hinchazón, dolor o picazón de las almorranas, tiene propiedades astringentes y anti-inflamatorias que ayudan con este problema tan común.
  • Una planta aliada en la sexualidad femenina: al tener propiedades antisépticas, se puede aprovechar su uso externo en las mujeres que tienes problemas de infección vaginal. Logra aliviar la picazón y el escozor. Para aliviar las molestias se deben hacer baños o lavados con infusiones de esta planta.

Cómo usar la menta correctamente

La menta en sí no es peligrosa para la salud, no se han encontrado efectos secundarios por su consumo, sin embargo, como en todos los casos en los que se toman alimentos si se abusan de ellos sí que pueden ser perjudiciales.

En el caso del aceite esencial de menta, no está indicado para las mujeres embarazadas y las que están amamantando. Por otro lado, no se recomienda para niños menores de 6 años o pacientes alergias respiratorias.

Si se consume en exceso puede provocar náuseas, taquicardia o falta de apetito. 

En el caso de las infusiones no se aconseja que la consuman niños pequeños, tampoco con personas que sufran de acidez, reflujo o hernia de hiato.

Dosis correcta para una persona

Se recomienda para un adulto sin problemas ni enfermedades conocidas, entre 20 a 30 gramos de hojas frescas de menta por litro de agua hirviendo.  No es nada aconsejable consumir más de 700 mililitros de infusión, lo ideal es tomar tres tazas de infusión de menta, pero no excederse.

 

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos salud, Salud

Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro profesional. Entre radio, televisión y pequeñas productoras dejo un hueco de mi agenda para compartir con vosotros lo más interesante que me encuentre por este camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.