Mascarilla de zanahoria para tu rostro

mascarilla de zanahoria

La zanahoria es un alimento que está muy bueno tanto cruda como cocinada y además aporta grandes beneficios para la piel y para el organismo. Pero si piensas que las zanahorias sólo son adecuadas para tus ensaladas y para los platos de comida, ¡estás muy equivocada! Las zanahorias también son ideales para tu piel (desde fuera) y para que lo compruebes hoy quiero enseñarte a hacer una mascarilla de zanahoria, así podrás recuperar el brillo de tu rostro.

Esta mascarilla es barata y fácil de hacer, y lo mejor es que puedes usarla durante todo el año. Las zanahorias son ricas en antioxidantes y antisépticos que te protegerán la piel de bacterias y de los radicales libres, dejando un aspecto más joven y una piel mucho más suave.  ¿Quieres probar este estupendo DIY para crear tu mascarilla de zanahoria y tener una piel increíble?

¿Qué necesitas para hacer tu mascarilla de zanahoria?

  • 2 o 3 zanahorias que deberán estar peladas, lavadas y cortadas a trocitos.
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de aceite de oliva (o aceite de coco)
  • La mitad de un limón.

mascarilla de zanahoria

Pasos a seguir para hacer la mascarilla

Lo primero que tendrás que hacer es hervir las zanahorias hasta que estén blandas y bien tiernas. Después, deberás triturar las zanahorias hasta conseguir una pasta suave y cremosa (¡olerá tan bien que querrás comerlo!). A continuación tendrás que agregar la cucharada de miel y de aceite de oliva y remover. Por último, sólo tendrás que echar el medio limón exprimido (es decir, sólo el zumo del limón natural) y removerlo todo hasta que quede bien mezclado. Si tienes la piel grasa necesitarás una cucharada de la mascarilla, pero si tienes la piel seca o sensible echa en tu rostro sólo unas gotas para obtener buenos resultados.

Cómo debes usar la mascarilla de zanahoria

Antes de usar la mascarilla deberás dejar que se enfríe hasta que esté tibia. Después tendrás que usar una cucharilla para dejar una pequeña cantidad en tus manos y así poder masajear tu piel. Realiza un suave masaje en tu piel durante unos minutos, algo que tendrás que repetir durante tres veces seguidas.

A continuación deberás dejar la máscara durante cinco minutos en tu piel y cuando haya pasado este tipo, sólo deberás enjuagar con agua tibia.

mascarilla de zanahoria

¿Qué hacer con la mascarilla que te sobra?

Lo más seguro es que después de usar la mascarilla te haya sobrado un poco, ¡no la tires!  Puedes guardarla en la nevera durante un par de días para que así la puedas utilizar de nuevo en otra ocasión. 

¿A cada cuánto puedes usar esta mascarilla?

Esta masacarilla es suave y adecuada para todos los tipos de piel, por lo que podrás usarla siempre que quieras. Pero lo ideal es que la utilices cada dos días o un par de veces por semana. Así, si no dejas de usar la mascarilla empezarás a ver en pocas semanas los resultados en tu piel.

Así que ya sabes, si quieres tener un rostro suave y lleno de luz, ¡ves a la cocina a buscar las zanahorias para ponerte manos a la obra!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *