Cómo mantener una relación sana con nuestra pareja

Cuando llevamos tiempo saliendo y conociendo a una persona, manteniendo una relación amorosa con él o ella y es algo serio y más que formal, intentamos dar un pasito más para consolidar la relación. Este pasito normalmente suele acabar en boda, en pareja de hecho, en irse a vivir juntos, en convivir…

Cuando se lleva tiempo conviviendo con esa persona que queremos mucho, por supuesto, es normal y muy lógico que surjan algunos malentendidos y/o conflictos. Sólo hay que pensar, que es en ocasiones con nuestra propia familia, junto con la que hemos crecido y que nos conoce a la perfección, y hay desavenencias o problemas de vez en cuando. ¿Cómo no podría haberlos con una persona que nos conoce desde hace relativamente poco, que viene de una casa distinta, con unas costumbres y normas posiblemente diferentes a las nuestras? Estos pequeños “desencuentros” son super normales y de hecho viene bien tenerlos de vez en cuando para sentar las bases de lo que queremos en la pareja, de lo que buscamos, de logar una mayor y mejor comunicación y de expresarle al otro lo que nos gusta o disgusta de su comportamiento en esa convivencia.

La comunicación, la clave

Para arreglar los problemas, para el día a día, para abrirnos al otro y que nos conozca bien y sepa todo aquello que nos gusta o nos molesta, no hay nada mejor ni más coherente, que tener una buena comunicación.

La comunicación es la clave y el punto numero 1 a cumplir por cualquier pareja. Dicen que “hablando se entiende la gente“, pero comunicarse no es parlotear como un loro sin dejar hablar. A continuación, os damos unas pautas a seguir para mantener una buena comunicación de pareja:

  1. Expón tus ideas con claridad, con frases no excesivamente largas e intentando no mezclar varios temas a la vez, sino de uno en uno, como intentando “desenredar una madeja de lana”.
  2. Ten empatía con la otra persona: Ponte en su lugar y recuerda que tus ideas no tienen porqué ser las tuyas. Sois dos personas diferentes y que esteis en pareja no significa pensar en todo momento como el otro.
  3. Respeta los turnos de palabra. Comunicarse no consiste en ser o parecer “colaboradores de programas políticos o del corazón” que se pisan unos a otros y ni siquiera se respetan. Habla y deja hablar.

Sí, parece sencillo, pero es que realmente lo es. De sobra cabe decir que para comunicarse hay que dejar atrás la ira o el enfado, que tampoco se puede ir de víctima, etc. Hay que tener una comunicación relajada y adulta.

Mantén una relación sana

No es como nos lo pintan en el cine ni en las películas de dibujos Disney donde la princesa únicamente deseaba que apareciera un apuesto príncipe que la “salvara” o “rescatase”. Ni ellos son príncipes, ni nosotros princesas.

Nuestra relación tampoco debe ser como se cuenta en muchas canciones ‘pop’ de siempre donde la otra persona debe ser el centro de nuestra vida y sentirnos derrotadas cuando este o esta nos deje. ¡No! Basta de dramatismos, dejemos estos para el cine, la música o el teatro. La vida y la realidad es otra cosa y si quieres mantener una relación sana, estable y duradera en el tiempo debes enfocarla de otra manera.

Claves para una relación sana

  1. La primera ya os la hemos dicho anteriormente: la comunicación es la “madre” de las claves.
  2. Tened actividades en común pero también otras que practiquéis por libre y por separado. Es conveniente que nuestra pareja se asemeje a nosotros en cierto grado ya que así disfrutaremos de ciertos placeres de la vida junto a él o ella (cine, conciertos, deporte, etc.). Pero igual de favorable es para mantener una relación sana, que cada uno dedique cierto tiempo de su día a día para menesteres particulares. El pasar cierto tiempo separados, cada uno a sus cosas, favorece mucho la comunicación posterior y echamos un poquito de menos a nuestra pareja, lo cuál ayuda también a darnos cuenta de la importancia de la misma en nuestra vida.
  3. Respeta y hazte respetar, solicita lo mismo que das. Este punto no habría ni que apuntarlo, porque es tan básico…
  4. No olvidemos en ningún momento, que aunque seamos una pareja, cada uno es un individuo autónomo y con unas necesidades diferentes, posiblemente.
  5. Paciencia: Dicen que es la madre de toda ciencia y no creemos que esté muy equivocado el dicho popular. Cuando se le pregunta  a una pareja de ancianos que llevan más de 50 años juntos, cuál es el secreto para mantener ese amor fresco y a esa pareja durante toda una vida, su respuesta es clara y casi universal: paciencia. Habrá días en los que tengamos que ceder y en otros momentos será la otra persona la que ceda.

Si estás enamorado o enamorada de tu pareja y quieres tener esta relación para toda la vida y crear una familia fuerte, sana y con valores estables, depende primero de vuestra relación. Depende de vosotros.

Cuida tu cuerpo
¿Quieres estar en forma y disfrutar de una vida saludable? No te pierdas estos consejos para conseguirlo:
¡Adiós a la celulitis!Gimnasia facial sin cirugía

Deja un comentario