Mamá: ya eres una “superwoman”

eres una superwoman y también una supermama

Sí, si eres una mamá que hace malabarismos con una familia, un trabajo y pasar un poco de tiempo libre… requerirás mucha energía. Sin embargo, debes aprender que hay formas de hacer frente. Alas demandas del trabajo y la presión social cuando eres madre con amor,  compasión y orientación. Sin preocuparte demasiado por las cosas pequeñas. Desde que te convertiste en madre te convertiste en una superwoman. Para continuar así y no perder la cordura, entonces… sigue estos consejos.

  • Estáte presente. El teléfono es tu enemigo y te roba el tiempo de calidad con tus hijos. Incluso cuando ves la tele con ellos, ellos quieren tu atención y amor.
  • Haz la hora de mamá. Cambia tu horario de trabajo para poder estar con tus hijos. Marca una hora al día para estar con tus hijos y que no exista nada más importante que eso en esos momentos.
  • Habla con tus hijos. Convierte un ritual para escuchar a tus hijos y que ellos te escuchen a ti. Tendrás que ser creativo en la conversación y adaptar el lenguaje a la edad de tus hijos para que te entiendan mejor.

superwoman y supermama

  • Haz las cosas cuando estén dormidos. Si tienes que trabajar en casa, trata de hacerlo después de que se vayan a dormir y antes de que se despierten por las mañana… es la única forma de no sentirse culpable por ambos roles.
  • Si estás fuera mantén el contacto. Si tienes que viajar por trabajo aprovecha las nuevas tecnologías para estar más cerca de tus hijos. Disfruta de las videollamadas y Facetime de Whatsapp. También puedes enviar fotos, mensajes de buenas noches y notas de voz para que sientan tu amor y presencia.
  • Rituales a la hora de dormir. Lee cuentos todas las noches o cántales una canción.
  • Ayuda a que sean personas equilibradas. Es importante ayudarlos a desarrollar un núcleo interno de estabilidad que les ayudará a adaptarse a cualquier situación que no puedan controlar. Los niños son mucho más intuitivos de lo que pensamos. No siempre podemos pintar un cuadro bonito para ellos porque la vida tiene dificultades y obstáculos que nos sorprenden.
  • Enséñales la gratitud. Este es el mejor regalo que puede dar a tus hijos. Es importante para ellos contextualizar la suerte que tienen en comparación con tantos otros.
  • Enseña el valor de la integridad dando un ejemplo. Trata de no romper promesas y sé realista con respecto a lo que puedes comprometerse. Nunca prometas algo con lo que no puedas comprometerte y si prometes estar allí en un momento determinado, sin importar lo que esté sucediendo en tu vida laboral, deberás estar allí.
  • Enséñales a hacer las cosas lo mejor que puedan y que nunca se rindan. La victoria vale la pena y se aprende una valiosa lección. Trabajo en equipo siempre será una buena manera de poder hacer las cosas mejor.
  • Permíteles tomar decisiones y soportar las consecuencias. Si controlas cada uno de sus movimientos, estás impidiéndoles descubrir cómo aprender de los errores.

Sí, eres una “superwoman” pero también debes serlo sin perder la cordura y teniendo tiempo para cuidarte a ti misma. recuerda: Tus hijos necesitan una mamá feliz que les cuida y les quiere por encima de todas las cosas… lo que NO necesitan es una mamá perfecta.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.