Los padres debéis ser un frente unido

Si quieres tener una crianza fuerte con tus hijos, entonces deberás tener un frente unido junto con tu pareja. Deberás compartir las reglas con los niños y acordar cuáles serán las consecuencias positivas o negativas de cumplir o incumplirlas. Tu pareja y tú deberéis estar de acuerdo en todas las reglas y tener las mismas formas de actuación con los niños.

Si sois un frente unido podréis dar confianza y seguridad a los niños y será más probable que las estrategias de disciplina sean un éxito. Es importante modelar en los niños un comportamiento apropiado teniendo en cuenta que como padre o madre eres el mayor ejemplo para ellos.

Si tus hijos te ven pelear o discutir con tu pareja constantemente, será más probable que resuelvan los conflictos de forma similar. Tendrás que guardar los desacuerdos para ti y tu pareja, y hablarlo en privado. Por muy enfadados que estéis.

Cuando los niños piden a uno de los padres que haga algo y la pareja debe tener también opinión en el asunto, no respondas a tus hijos hasta que hables con tu pareja y os pongáis de acuerdo. Por ejemplo, si tu hijo pide ir a la casa de un amigo mañana por la noche, le tendrás que decir primero que tienes que hablar con su padre o madre. Esto le enviará el mensaje de que los dos sois un equipo y un frente unido, que os comunicáis bien y tomáis decisiones unidos.

Busca ayuda si es necesario

Incluso si tienes las mejores intenciones, hacer las cosas juntos para disciplinar a los niños puede ser todo un desafío. Si te encuentras en el caso de que no sabes cómo coordinarte con tu pareja para disciplinar a tus hijos, entonces deberéis tener presente las opciones que tenéis a mano.

Los grupos de crianza a veces son muy útiles. No es raro que tu pareja entienda algo que tú le dices constantemente cuando lo escucha decir a otra persona… ¡aunque se lo hayas estado repitiendo anteriormente hasta la saciedad!

Revisa vuestra forma de educar

Reservad tiempo cada semana para hablar con tu pareja sobre las estrategias de crianza. No tengas miedo de probar cosas nuevas y hacer cambios al plan según sea necesario. Solo asegúrate de presentar los cambios a tus hijos con anticipación y sobre todo, hablarlo todo con tu pareja. No quieras actuar de forma unilateral.

A medida que tus hijos crecen, sus necesidades también cambiarán y las estrategias disciplinarias deberán cambiar también. Si una estrategia de disciplina no funciona, deberás hablar con tu pareja para desarrollar un plan diferente. Son muchas las formas que existen para lidiar con un mismo mal comportamiento y es necesario ser flexible. Si no sabéis cómo enfocar un mal comportamiento y qué hacer para encauzar el comportamiento de los niños, entonces será importante buscar ayuda de un profesional de asesoramiento familiar, como un psicopedagogo.

La crianza de los niños no es fácil y eso no significa que estéis haciendo las cosas mal. Buscar soluciones ya es una. Señal de que queréis hacer las cosas mejor, y vuestros hijos se verán beneficiados con eso.


Categorías

Consejos mamás, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.